Italia acaba con la esperanza española

El equipo de Anabel Medina cae en Chieti (3-1) tras la derrota de Lara Arruabarrena en el cuarto punto. En abril se luchará por la permanencia en Segunda.

Deborah Chiesa, la heróina de la eliminatoria. Fuente: Getty
Deborah Chiesa, la heróina de la eliminatoria. Fuente: Getty

Domingo negro para España en Chieti con las derrotas de Carla Suárez y Lara Arruabarrena en los dos partidos individuales disputados. La tolosarra tuvo en su mano un encuentro muy apretado ante Deborah Chiesa pero no terminó de afinar en los momentos cruciales (6-4, 2-6, 7-6[7]) y el conjunto de Anabel Medina cae por 3-1 ante Italia y se verán obligadas a jugar por la permanencia en la Segunda División de la Copa Federación los próximos días 21 y 22 de abril. Momentos duros para las nuestras.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

No era el mejor plan para un domingo por la tarde, pensaría en algún momento Lara Arruabarena al entrar en el polvo de ladrillo de Chieti a disputar n punto por el que pasaban todas las opciones de España en FedCup. La de Tolosa acaba de ver cómo la mujer que ayer le daba un correctivo, hoy ofrecía otra lección de raza ante Carla Suárez para darle la vuelta a la eliminatoria en Chieti. Ahora era ella la encargada de empezar a construir la remontada, ella que apenas había podido firmar dos juegos frente a Errani, que llegaba con un golpe de moral importante y que tanto le cuesta sacar su máximo potencial en partidos determinantes. Por si faltaba algo, Italia cambiaba a última hora a su jugadora. Jasmine Paolini se quedaba en el banco y Deborah Chiesa saltaba a la arcilla a debutar en la competición con 21 años.

Otra vez la presión se cernía sobre la jugadora de San Sebastián, envuelta en un partido que en ningún momento reveló los rankings reales de las contendientes. Pero es la historia de toda la vida con este torneo, donde una desconocida puede saltar a la batalla sin nada que perder y mandarte a casa a ti y a tu selección. Con todo lo favorita que parecía España antes del inicio de la serie, en aquel momento un 6-4 a favor de la inédita italiana dejaba a las de Anabel Medina a un set de la despedida. Arruabarrena no se atrevió a tirar durante todo el primer parcial, provocado en parte por los cañonazos y el juego directo de su rival. Empujada continuamente lejos de las líneas y obligada a ir a remolque del dictado de Chiesa. Pintaba la cosa mal no, lo siguiente.


Pero no podía terminar de una manera tan agria la experiencia de la española en esta serie de FedCup. No después de dar la cara por segunda jornada consecutiva después de sufrir una de las derrotas más duras. Lara se calmó, pensó en lo que tenía que hacer y lo llevó a cabo. Como si fuera otra jugadora, en otra situación, se olvidó de todos los ingredientes que estaban en la mesa y simplemente empezó a disfrutar del partido. Lo hizo hasta fácil, 6-2, recuperando el protagonismo del partido y entrando a tope de energía en el último asalto.

Aquí ya se puso algo nervioso la joven italiana, lo cual le llevó a pegarle a la bola en ocasiones sin pensar y también a empezar a pagar la novatada de su primera vez en la FedCup. Sin tanto ritmo, agotada mentalmente y buscando nuevas soluciones que todavía no controlaba, Chiesa se fue desinflando mientras le daba alas a Arruabarrena, cada vez flotando más alto y dominando por 4-1. Entonces, cuando nadie lo esperaba, llegó la desconexión de la española. La italiana recupera el tono y se coloca 4-4, momento que tan solo fue la antesala de un tiebreak a flor de piel. Aquello empezó otra vez con mucha locura, con 5-1 a favor de Chiesa que terminaría girándose para darle un bola de partido a Lara Arruabarrena. Pero no era el día, mucho menos jugando tanto con el fuego local. Finalmente Deborah apretó mejor los dientes y envía a España a pelear por la permanencia en el Grupo Mundial II.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter