La señora de 92 años que encontró la respuesta de Nadal

Sin duda alguna estamos ante la historia de la semana. Una bisnieta que consiguió a través de Twitter que Rafa Nadal le mandase un mensaje a su bisabuela.

Hay veces que un pequeño gesto, por mínimo que parezca, puede causar una felicidad eterna a una persona. Es el caso que hemos vivido esta semana con una señora de 92 años fanática de Rafael Nadal que cada año le escribía cartas al balear en busca de una respuesta que nunca llegaba. Al ver que aquello jamás daría resultado, su bisnieta decidió tomar el asunto por diferentes caminos: las redes sociales. Así fue cómo Débora plasmó la carta completa de su bisabuela en su cuenta de Twitter mencionando al tenista de Manacor y pidiendo un empujoncito de toda la comunidad. Por ahora el mensaje ya supera los 18.000 retweets y su bisabuela ha pasado a ser famosa en múltiples cuentas de medios de comunicación. Su carta reza de la siguiente manera:

Estimado Rafa. En diciembre he escrito otra carta y se la mandé a su Academia en Baleares, España. A lo mejor no la ha recibido, pues anda en tantos lugares. Soy una señora de 92 años, casi 93 en abril, que desde que empezó a jugar al tenis soy su ferviente admiradora. Estoy pendiente de todos sus juegos y si son en la madrugada pongo el despertador y veo el juego. Sentí mucho lo que le pasó en Australia y deseo que ya esté completamente bien. Ahora va a estar en Acapulco a finales de este mes, me hubiera gustado ir pero ya se me dificultan los viajes, nos queda retirado.

Lunango queda al norte, cerca de Mazatlan (Sinaloa), que también es un bello puerto. Mi esposo, que ya falleció, jugó mucho al tenis, yo creo que por eso me gustó. Tengo cuatro hijas y un un hijo, dos yernos, trece nietos y 20 bisnietos. La mamá de mi mamá era de Sevilla, se llamaba Dolores Artigosa, se casó y vino a dar aquí.

Me daría un gusto tremendo que pudiera algún día contestar. Un abrazo y mi cariño. Por cierto, acabo de ver en el periódico que inauguró en Madrid una clínica para tenistas lesionados, que ahí los atiendan. Le felicito muchísimo.

Emociona ver cómo un deportista puede llegar a emocionar de esta manera a una señora ya con todo vivido. Pero así son los ídolos, transmitiendo valores y emociones a cualquier ser humano del mundo, sin importar el sexo, la edad o el lugar de nacimiento. Lástima que sean tan difíciles de alcanzar y de tratar. Lástima que tantas historias como ésta queden en el camino sin ser escuchadas, sin ser respondidas, sin ser ni siquiera conocidas. Aunque hay veces que los sueños se cumplen. Por suerte, éste ha sido uno de ellos.

Comentarios recientes