ATP Rotterdam 2018: Análisis del cuadro

Roger Federer afronta el torneo holandés sabiendo que tres victorias le devolverían al Nº1 del mundo. Stan Wawrinka podría cruzarse en su camino al trono.

Impresionante cuadro en Rotterdam. Fuente: Twitter
Impresionante cuadro en Rotterdam. Fuente: Twitter

Torneazo, como suena. El ATP 500 de Rotterdam se prepara para una de sus ediciones más especiales en sus 46 años de historia. Roger Federer aceptó una invitación de la organización y, por tanto, será el gran referente bajo la cubierta europea. Junto a él, otros grandes nombres como Stan Wawrinka, David Ferrer, Jo-Wilfried Tsonga, Tomas Berdych o Grigor Dimitrov intentarán asestarle la primera derrota del año, aunque el de Basilea tiene clara la oportunidad que aquí se le presenta: si alcanza las semifinales, el ranking masculino volverá a situarle en lo más alto de la tabla.

La parte alta cuadra da tanto miedo como la baja, así que empecemos a sacar nombres de la chistera. Obviamente, Roger Federer es el nombre que más asusta, pero no se quedan cortos los de Stan Wawrinka (actualmente inmerso en las semifinales de Sofia), Alexander Zverev (quien tendrá un hueso muy duro de roer en primera ronda como es David Ferrer) o la dupla de franceses formada por Richard Gasquet y Jo-Wilfried Tsonga, ambos encuadrados ante un Qualifer para el partido de debut. Ya solo con estos se podría hacer un gran torneo, pero no, solo es la parte alta.

Y allí aparece Roger, abriendo fuego ante un jugador de la fase previa para luego esperar en segunda ronda a Philipp Kohlschreiber o Karen Khachanov, dos jugadores peligrosos que son capaces de darte un susto. En caso de ganar, el helvético se quedaría a un solo paso de su objetivo: el número 1 mundial. ¿Y quién se lo podría impedir? Exacto, el último hombre que hubiese querido. Su compatriota, compañero y amigo Stan Wawrinka. El de Lausana todavía tiene que cerrar su capítulo en Montpellier esta semana y ver en qué estado llega a Rotterdam, pero seguro que todo el mundo firmaría ver ese cruzo entre ambos en los cuartos de final con todo juego. Además, tanto Roger (2005, 2012) como Stan (2015) saben lo que es salir de aquí con el título.

Si miramos abajo la calidad de las raquetas no disminuye. Grigor Dimitrov parte aquí como cabeza de serie número 2 y con la idea de darse la primera alegría del curso después de haber tenido que rechazar a su torneo favorito, el de Sofía, por no verse todavía al 100% para competir. El búlgaro abrirá el cuadro ante el japonés Yuichi Sugita, un jugador que no ha parado de crecer en los últimos doce meses. Pero es que luego podría verse las caras con un tal Felix Auger-Aliassime, siempre y cuando el canadiense logre vencer a Krajinovic en primera ronda. Carne de primera calidad ya en las rondas previas que pondrían el remate con un duelo en cuartos de final bien con Lucas Pouille o bien con Andrey Rublev. Sinceramente, alucinante el nivel.



Pero aún queda más. David Goffin y Benoit Paire se verán las caras en primeras (¡!); Tomas Berdych (otro ex campeón, 2014), tendrá que batirse con Mischa Zverev si quiere avanzar en el cuadro; mientras que otras balas como Feliciano López o Viktor Troicki buscarán dar la sorpresa y colarse en una ronda en la que nadie los espera. Mucho nivel, mucho tenis, y mucho top30 en el torneo que dará el pistoletazo de salida a los torneos ATP 500 esta temporada.

Si todo sucede según el ranking, Federer-Zverev y Goffin-Dimitrov serían las hipotéticas semifinales de esta gran fiesta en los Países Bajos. Sonríe Richard Krajicek al ver estos emparejamientos, pero sonríe todavía más al saber que seguramente nada de lo programado se cumpla. Se nos viene un torneo cargado de emoción y de cañoneros bajo una bóveda que ofrecerá un premio muy especial para el campeón. ¿Saldrá Federer con la copa y el Nº1?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter