Víctor Estrella-Burgos, el genio de la altura

Analizamos la habilidad innata del dominicano para jugar en altura y él mismo habla de una divertida anécdota con Nadal en Australia y de sus objetivos.

Víctor Estrella-Burgos en Quito. Foto: zimbio
Víctor Estrella-Burgos en Quito. Foto: zimbio

Emerge de las tinieblas cual coloso y exprime su capacidad innata. Esto es lo que año tras año hace Víctor Estrella-Burgos, un jugador especial que despierta la admiración de todo el circuito ATP. El dominicano irrumpió en el top-100 cuando ya se le daba por perdido, habiendo superado la treintena y tras una lucha contracorriente durante años debido a la falta de recursos y tradición tenística en su país, República Dominicana.

"Todo el mundo quería que yo jugara al beisbol pero mi pasión es el tenis. He tenido muchos problemas de dinero que me obligaban a jugar seis torneos al año y viajar sin entrenador. Haber entrado al top-100 para mí es increíble", señala el segundo hombre más veterano en este selecto club, a sus 37 años, por detrás de Ivo Karlovic. Siempre comprometido con su patria, Estrella-Burgos es una de las figuras más loadas en el país centroamericano por su compromiso con el mismo y honradez en la pista. Le apasiona jugar al tenis y lo hace como si no tuviera absolutamente nada que perder.

[getty:470726990]

Con un juego sólido pero algo falto de potencia, Estrella-Burgos encontró su hábitat natural donde menos se esperaba: a más de 2000 metros de altitud. Y es que el hecho de que un dominicano eleve sus prestaciones de manera sobresaliente cuando acude a jugar torneos a grandes altitudes no deja de ser sorprendente y solo puede explicarse por su dedicación y trabajo duro. La derecha le corre más y su revés cortado rasante incomoda a unos rivales que no se sienten cómodos con el vuelo interminable que adquiere la pelota en estas condiciones.

¿Cómo afecta la altura al tenis?

¿Cómo afecta la altura al tenis?

En Punto de Break analizamos las consecuencias de jugar en una ciudad como Quito, ubicada a 2.800 metros sobre el nivel del mar. 

Seguir leyendo

"No me importa el ranking. Cada vez que vengo a Quito trato de hacer mi mejor tenis", confiesa para Tennis.com un hombre que tiene un registro de 15-0 en el torneo ecuatoriano y que ha sumado también a sus vitrinas siete torneos Challengers, cinco de ellos disputados a más de 1000 metros de altitud (Pereira, Salinas, Bogotá, Quito y Medellín).

[getty:905074302]

"Es un torneo muy especial para mí. Llego con mucha antelación para aclimatarme y juego con muchísima confianza, sabiendo que puedo superar momentos complicados", señala el dominicano que cuenta una anécdota vivida con Rafael Nadal, después de perder contra él en el Open de Australia 2018. "Es un gran competidor y jugar contra él fue un sueño hecho realidad. De hecho, al terminar le dije que ya podía retirarme tranquilo tras haber jugado contra él y él me contesto "¡No no no, tienes que ir a Quito y volver a ganar el torneo!".

Esta conversación parece haber insufldo ánimos al dominicano. "Es un gran tipo, sus palabras hicieron que me motivara muchísimo para continuar", asevera un hombre que quiere prolongar su carrera lo máximo posible. "Me gustaría jugar tres o cuatro años más a buen nivel. Me siento en muy buen forma física, cada vez mejor así que no hay nada imposible. Quiero jugar hasta los 40 y ser top-100 a esa edad. Eso me haría muy feliz". Loable objetivo para un Víctor Estrella-Burgos que dota al tenis de un significado especial.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes