Anastasia Potapova, la niña prodigio que medirá fuerzas con Wozniacki

A sus 16 años, esta gran promesa del tenis mundial ya ha ganado un partido en un torneo WTA y es la rival de Wozniacki en San Petersburgo.

Anastasia Potapova en 2017. Foto: zimbio
Anastasia Potapova en 2017. Foto: zimbio

Ilusión. Es lo que este nombre suscita en los aficionados que vienen siguiendo sus pasos desde hace tiempo. Anastasia Potapova tiene 16 años y ya es reconocida como una tenista muy a tener en cuenta en el futuro si no ocurre algo extraño. Campeona de Wimbledon Junior 2016 y capaz de pasar la fase previa de Wimbledon 2017 y ofecer una buena imagen ante Tatjana Maria antes de tener que retirarse, esta jovencísima rusa ha despertado la admiración y estupor de todo aquel que le ha visto jugar.

Fue precisamente la alemana Maria la primera jugadora que sucumbió al desbordante talento de Potapova en un torneo WTA. Con una invitación al cuadro final del WTA Premier San Petersburgo, Anastasia cuajó un sublime encuentro y se impuso por 6-2 6-4. La atención mediática se ha posado en esta chica que ha sido clara dominadora en el circuito junior y cuya ambición es empezar a dar coletazos de su gran talento cuanto antes en el circuito profesional.

[getty:692507682]

En 2017 se proclamó campeona del torneo ITF Curitiba y comenzó el 2018 siendo finalista en el ITF 15.000 Sharm El Sheikh. Anastasia entrena en Khimki en la Academia Alexander Ostrovsky, donde hace gala de su tremenda capacidad de trabajo y asimilación de lo que le enseñan que le ha llevado a ser ya la 235 del ranking WTA. Solo así pueden batirse récords de precocidad como los que Potapova está ya amenazando. Mide 1,75, ataca la bola con ligereza y hace gala de una inteligencia en pista más que notable.

No tiene grandes agujeros en su tenis y se desplaza con sorprendente velocidad por la pista. Su coordinación y agilidad de piernas hablan de un talento natural que está siendo muy bien forjado y puede eclosionar antes de lo previsto. Por el momento, medirá sus fuerzas contra la mejor jugadora del planeta en estos momentos: Caroline Wozniacki. La danesa tendrá que habr superado la resaca de su éxito en Melbourne para vencer a una Potapova crecida ante su público.

Se espera un duelo de tú a tú en el que no se puede exigir más a Anastasia Potapova, que aprenda lo máximo posible y disfrute de la experiencia. Dar una buena imagen e incluso ganar podría catapultarla a unos niveles de atención mediática para los que ninguna chica de 16 años está lista. El WTA Premier San Petersburgo se viste de gala para presenciar un encuentro con sabor a primera toma de contacto con la élite para un diamante en bruto.

Comentarios recientes