Algo está cambiando en el tenis femenino

Analizamos el triunfo apabullante en el Open de Australia 2018 de un estilo de juego basado en el contraataque sobre las pegadoras natas.

Simona Halep y Angelique Kerber en Open de Australia 2018. Foto: zimbio
Simona Halep y Angelique Kerber en Open de Australia 2018. Foto: zimbio

Todo se acelera, el mundo busca la inmediatez, la victoria por encima de todo. El circuito WTA cada vez está más poblado de tenistas que basan su juego en la búsqueda inexorable del golpe ganador. Mujeres del siglo XXII que con su altura, movilidad y potencia de golpes desafían las leyes de la naturaleza y a las que no les importa cometer más errores no forzados de los previsibles porque tienen claro su esquema de juego.

En los últimos años daba la sensación de que éste tipo de jugadoras era la que iba a dominar y los resultados de 2016 y 2017 así lo confirmaron. Garbiñe Muguruza, Karolina Pliskova y Jelena Ostapenko comparten un patrón de juego claro que les llevó a la gloria la pasada temporada. El buen hacer de Venus Williams o la escaramuza de Mónica Puig en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 confluyeron con una bajada de nivel asombrosa en las máximas exponentes del estilo de juego contrapuesto; el del contraataque, la inteligencia en pista, los cambios de altura y velocidades, la garra.

[getty:907103768]

Agnieszka Radwanska, Svetlana Kuznetsova o la misma Angelique Kerber dieron un gran paso atrás el pasado año. Pero en el tenis nada se puede dar por hecho. Sloane Stephens demostró que se puede contrarrestar a pegadoras con este estilo y ganar de nuevo un Grand Slam y lo visto en el Open de Australia 2018 puede suponer un punto de inflexión. Quizás el calor extremo vivido en Australia pueda castigar más a las jugadoras más corpulentas y que requieren mayor precisión en sus golpes, o quizás es que al final, el tenis es un deporte en el que se requiere muchísimo más que potencia.

Caroline Wozniacki, Simona Halep, Angelique Kerber, Elise Mertens y Carla Suárez, han demostrado que su estilo de juego vuelve a ser un vehículo para la gloria. Eso si, todas ellas han sido conscientes de que tenían que ser más agresivas. He ahí el quid de la cuestión; defenderse agresivamente es una expresión a la que suele recurrir Conchita Martínez en sus retransmisiones en Eurosport y que expresa a la perfección lo que son capaces de hacer estas mujeres; convertir una defensa en un ataque.

[getty:910997224]

Profundidad en sus golpes, capacidad para mover la mano con maestría, una capacidad de lucha infinita y golpes incisivos, pero no suicidas. Si no se cuenta con unas condiciones físicas que permitan encontrar ganadores desde cualquier posición, el trabajo es la única herramienta para poder ganar, y ese trabajo es mucho más llevadero si se toma la inicativa. Wozniacki ha mejorado su saque y derecha, atacando más y mejor con golpes paralelos, Halep lleva tiempo buscando más profundidad en sus golpes, Kerber ha demostrado que su nivel de competitividad está estrechamente ligado con la capacidad para no perder pista y ceder la iniciativa a su rival.

Así se deshizo Kerber de Maria Sharapova y Madison Keys o Halep de Karolina Pliskova; forzándolas al máximo, desplazándolas e impidiendo que golpearan una pelota cómodas. Este estilo tiene un claro peligro: no estar muy vivo e intenso de piernas, escoger mal los golpes a ejecutar y ceder demasiado la iniciativa, viéndose recluidas por detrás de la línea de fondo. Es lo que le ocurrió a Angelique Kerber o Agnieszka Radwanska en 2017.

Sin embargo, el tenis evoluciona y la intrínseca batalla de estilos que se vive desde hace años también lo hace. Las contraatacadoras han aprendido a exprimir sus virtudes y maximizar los defectos de las pegadoras natas por lo que éstas deberán trabajar muy mucho si aspiran a recuperar la hegemonía adquirida el pasado año. ¿Podrán conseguirlo? ¿Veremos una ganadora de Grand Slam de este estilo o las que han dominado en Australia lo harán en los otros majors?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter