Roger Federer tiene suerte

Durante el pasado fin de semana, cientos y cientos de comentarios afirmaban que Roger Federer tenía suerte por lo ocurrido en Australia y creo que tienen razón.

Roger Federer tiene suerte, sí, mucha. Foto: Getty
Roger Federer tiene suerte, sí, mucha. Foto: Getty

Este pasado fin de semana, Roger Federer volvió a escribir la historia del tenis logrando su título número 20 de Grand Slam. Uno a veces intenta encontrar adjetivos que puedan definir lo que hace pero creo que habría que inventar un nuevo diccionario exclusivamente para él. Me llegó a sorprender leer ciertos comentarios tanto en redes sociales como en artículos en los que había gente que afirmaba que el suizo tenía suerte. Suerte porque ha tenido un cuadro más sencillo o suerte porque su rival se retiraba en semifinales o suerte porque cerraban el techo en la final. Suerte, suerte y más suerte. Y oye, creo que tienen razón. Roger Federer tiene mucha suerte.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Tiene suerte de haber nacido con el mayor talento para el tenis en toda la historia de la humanidad. De ser capaz de hacer cosas con la raqueta que nunca nadie hizo antes y de la forma más estética y perfecta que se vio. A veces, parece que tenga una varita mágica en lugar de una raqueta y es el único capaz de dejar instantáneas de anuncio durante sus partidos.

[getty:908613564]

Tiene suerte de poseer unos golpes increíbles. De tener una volea que habría que clonarla. De tener una derecha matadora. De tener un revés precioso. De tener uno de los mejores saques de toda la historia y que a pesar de que cada vez que sirve se fastidia un poco más su maltrecha espalda, él no rehúsa seguir haciéndolo una y otra vez más, sin pensar en las consecuencias cuando sea mucho más mayor.

Tiene suerte de sentir un amor incondicional por este deporte. De ser capaz de seguir en activo con 36 años y no pensar en su retirada cercana. Otros en el pasado lo dejaban todo al cumplir los 30, cansados de viajar por el mundo semana a semana y no pasar tiempo en casa junto a los suyos. Él, a pesar de haberlo ganado todo en su carrera, su amor por el tenis le hace seguir haciendo sacrificios en cuanto a lo personal y sigue deleitando a todo el mundo con su tenis, arrastrando a su familia con él pero es que está tan enamorado de este deporte que hace lo que puede y más por continuar.

Tiene suerte de que le quieran en cada parte del mundo a la que va. Es el único jugador del circuito que puede jugar ante un rival local y que la grada le anime a él en lugar de a su tenista. Pone los vellos de punta ver a todo el púbico de la Rod Laver Arena en pie durante un minuto sin dejar de aplaudirle mientras el suizo lloraba de emoción durante su discurso de ganador del torneo.

Tiene suerte de sentir la misma ilusión que un adolescente. A pesar de haber levantado 20 Grand Slams, se emociona y rompe a llorar como si fuese el primero que consigue. Eso dice mucho de cómo está hecho por y para el deporte. Todo un ejemplo para los niños y extrapolable a muchos aspectos de la vida.

[getty:911324002]

Tiene suerte de ser una persona con un espíritu de trabajo y sacrificio inmenso. Capaz de pasarse varias horas todos los días para seguir entrenando, exprimiendo su físico al máximo, haciendo trabajo de gimnasio y levantarse cada mañana para darlo todo y estar listo para partidos exigentes bajo un sol de justicia.

Tiene suerte de haber sido tan superior a sus rivales en la mayor parte de su carrera que han dicho de él incluso que no tuvo oponentes de nivel y es que Roger es tan bueno que ha hecho ver a algunos rivales peor de lo que eran y ha callado la boca de tantos que querían retirarle desde hace tres o cuatro años diciendo que no ganaría nada más.

La gente achaca a la suerte lo que es difícil de conseguir pero nada cae del cielo sin más. La vida no te regala absolutamente nada y tienes que salir fuera a partirte la cara por lograr lo que quieres. Suerte es que te toque la lotería al tachar seis casillas de números en un papel. Lo que hace Federer es admirable porque trabaja y entrena todos los días para seguir levantando títulos. Llegar hasta ahí está al alcance de unos poquísimos elegidos y él es uno de ellos.

Y quizá haya que ver las cosas desde otro punto de vista y pensar que la suerte la hemos tenido nosotros porque de los miles y miles de años que lleva el ser humano en la Tierra, hemos llegado a coincidir en la fecha exacta en la que hemos podido disfrutar de verle jugar. Nadie sabe hasta cuándo seguirá en activo pero cada torneo, cada partido, cada juego, cada punto... es un regalo para todos nosotros.

Y es que ojalá no se retirase nunca. Al menos, podré decirle a mis hijos que yo tuve la gran suerte de ver jugar a Roger Federer.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter