Paganini: "El 'Federer trabajador' está totalmente infravalorado"

En una extensa e interesantísima entrevista, el suizo Pierre Paganini explica cómo es el físico y la mentalidad de Roger Federer y Stan Wawrinka

Roger federer. Foto: Blick
Roger federer. Foto: Blick

Pierre Paganini tiene el gusto de conocer al detalle el físico y la mente de dos de los mayores talentos que ha conocido el tenis en este siglo, Roger Federer y Stan Wawrinka. Los dos han confiado en el preparador físico suizo para conducir sus carreras, para extenderlas, prevenir de lesiones, curarse lo mejor posible de las mismas y seguir sus planes y sus métodos para estar preparados en la era en la que el físico más importancia ha tenido. En una extensa entrevista con el medio helvéitco NZZamSonntag, Paganini habla sobre multitud de temas que atañen a los dos mejores jugadores suizos de la historia.

Federer y Wawrinka, ¿son muy diferentes a nivel físico? Así los diferencia Pierre. "No completamente diferentes, pero sí muy diferentes. Las fortalezas y debilidades son individuales. Para Wawrinka, la resistencia es más la base, en Federer más la explosividad. En principio, sin embargo, ambos son polivalentes. El factor decisivo es la resistencia que alguien tiene en la explosividad. Los polos son los mismos, pero el botón que los mantiene juntos no está en el mismo lugar".

Ambos han sufrido lesiones de rodilla en los últimos dos años, y para Paganini siempre es sorprendente encontrarse con momento así. Cuando Roger tuvo que operarse, Paganini tuvo que adaptarse. "Es sorprendente ver a tu jugador en muletas por primera vez, y fue un shock para Roger al principio. Nosotros, los preparadores, estuvimos con él uno o dos días después de la cirugía. El diálogo es muy diferente, todo tiene que adaptarse a una situación que nunca antes se había experimentado. Hay momentos en que uno se pregunta: ¿lo hará de nuevo?"

En su larga trayectoria, el preparador físico del número 2 del mundo ha estado ausente de muchas victorias, si bien recuerda con cariño algún momento concreto en el que se emocionó a pesar de no estar con él. "Recuerdo como si fuera hoy cómo Roger ganó el Masters por primera vez en 2003 en la final contra Andre Agassi, jugó una sinfonía y yo tenía fiebre en mi habitación. No tienes que estar allí para estar cerca del jugador".

Tras esa lesión de 2016, Paganini recuerda lo importante que es mantenerse positivo, algo que destaca en Federer. "Todos somos personas de pensamiento positivo. Pero Roger es "Monsieur positif", por naturaleza. No discutimos pensando que su carrera podría haber terminado. Pero sí para discutir una estrategia. Él tiene esta increíble habilidad para ver la tarea más pequeña en el entrenamiento como un desafío positivo. Tan pronto como puede hacer algo de nuevo, incluso pequeños pasos con poca intensidad, está muy motivado. Está acostumbrado a construir algo desde cero, porque cada partido funciona de esa manera. Él trae esta mentalidad también en el entrenamiento y en la vida. El escenario no es solo una fachada, sino que también lo lleva dentro".

Paganini no dud aen destacar la increíble cultura de esfuerzo que destaca en Roger. "Roger siempre ha sido un apasionado del tenis, de una manera que normalmente no veo en nadie. Sintió que las cosas también pueden traerle algo que no le gusta hacer. Solo necesita tiempo para decidir. A partir de ese momento, nunca cuestionó nada, simplemente hizo su trabajo. El 'Federer trabajador' está totalmente infravalorado". A veces notas fatiga en sus movimientos o en sus rasgos faciales, o te das cuenta de que le gustaría maldecir en voz alta. Pero su fuego interno es siempre más fuerte. Él ve el siguiente ejercicio, el próximo desafío, el siguiente diálogo, como un tren. Cuando surge un problema, busca la solución, y cuando encuentra la solución, se olvida del problema. Pero él tiene la solución en mente".

En contraposición Wawrinka ha tenido siempre que luchar con las dudas sobre sí mismo y ahora compite y entrena con esas dudas superadas. "Stan funciona de una manera diferente. Cualquiera que reflexione encuentra los puntos que puede mejorar. Para Stan, la duda es el comienzo de la solución. Nadie había apostado por él cuando tenía 20 años. Pero ha ganado tres títulos de Grand Slam. Lo que significa que ha superado sus dudas. Con Wawrinka el diálogo es bastante diferente, con Stan yo hablo francés en mi lengua materna, el contacto, incluso por teléfono, es más continuo, más institucionalizado. Roger mezcla francés y alemán e inglés, el contacto es más puntual, pero luego más intenso. No puedo trabajar igual con dos personas diferentes. Mi ventaja es que conozco a ambos desde su juventud. Si has experimentado sus personalidades desde el principio, eso te ayudará más tarde.

Stan caminó con muletas durante ocho semanas, pero sus músculos eran mucho más fuertes. Con Roger, el desafío era que su cuerpo ya tenía 1300 partidos en su mochila. En cuanto al estilo de juego, Stan corre más, es decir, corre con menos economía de un punto a otro. Pero lo más importante es cuánto tiempo un jugador ha estado al límite de su rendimiento, porque eso requiere una mayor cantidad de energía. Stan llegó tarde a este nivel, al menos en los partidos. En el entrenamiento, siempre había demostrado cosas increíbles".

Comentarios recientes