Open de Australia, el peor Grand Slam para los españoles

Repasamos que tenistas españoles han cosechado grandes resultados en el Open de Australia. Tan sólo Rafael Nadal ha conseguido el título en Melbourne.

Rafael Nadal en Open de Australia 2009. Foto: Getty Images
Rafael Nadal en Open de Australia 2009. Foto: Getty Images

Tras unas primeras semanas de competición muy intensas, llega al fin la primera fecha marcada en rojo por todos los tenistas profesionales. Sin apenas tiempo de poder coger ritmo traslas vacaciones, los mejores jugadores del mundo se desplazan hacia Melbourne, para poder disputar el primer Grand Slam de la temporada, el Open de Australia 2018. Con muchas ausencias en ambas modalidades, el primer "major" de la temporada llega en un momento perfecto para demostrar quien es el jugador y la jugadora más en forma tras este inicio de 2018, sino también aquellos que pueden convertirse en la revelación de la temporada.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Desde que en el año 1969 adoptará su denominación actual, el Open de Australia se ha caracterizado por ser un torneo en el que los tenistas españoles no han cosechado muy buenos resultados. Estadísticamente es el peor Grand Slam que se nos da, saliendo victorioso tan sólo Rafael Nadal en el año 2009. Otros tenistas como Juan Gisbert, Andrés Gimeno, Carlos Moyà o Rafael Nadal en tres ocasiones han acabado como subcampeones en Melbourne Park.

El primer tenista español que llegó a la final de este torneo fue Juan Gisbert en el año 1968. Fue la última temporada en la que el anterior Open de Australia participaban jugadores amateurs. Pese a que el 85% del cuadro eran tenistas de nacionalidad australiana o norteamericana por poseer mayor número de licencias, el tenista español consiguió meterse en la gran final, cayendo lamentablemente en la gran final ante el australiano William Bowrey por 7-5, 2-6, 9-7 y 6-4, en un gran partido que marcó un antes y un después en el tenis español en Australia. Hay que comentar que precisamente en el año 1968, todos los torneos había instaurado la participación de profesionales en sus respectivos certámenes, pero la federación australiana decidió seguir con el amateurismo, por lo que grandes jugadores como Santana, Newcombe o Roche tuvieron que esperar al año siguiente para poder participar en este Grand Slam.

Embed from Getty Images

Un año más tarde y ya con la denominación actual y con los grandes tenistas del momento participando en este torneo, el español Andrés Gimeno consiguió llegar a la gran final del torneo, jugando a un gran tenis y venciendo a tenistas con mejor ránking que él. El jugador catalán se midió en la final al australiano Rod Laver, con el que cayó por un contundente 6-3, 6-4 y 7-5. Tras acabar el partido, la leyenda australiana dejó claro que Gimeno conseguiría tarde o temprano un Grand Slam, y no se equivocó, ya que el español se adjudicaría Roland Garros tres años más tarde.

Tuvieron que pasar casi 30 años para volver a ver a un español en la final del Open de Australia. Fue Carlos Moyà que en esos momentos no era ni top 20 mundial quien lo iba a conseguir. El jugador balear hizo un torneo espectacular, venciendo a tenistas de la talla de Boris Becker, Patrick McEnroe, Jonas Björkman, Félix Mantilla o Michael Chang. En la gran final, Carlos cayó por 6-2, 6-3 y 6-3 ante el estadounidense Pete Sampras.

Embed from Getty Images

Cuando parecía que ningún español iba a conseguir romper esta maldición, apareció la figura de Rafael Nadal, el mejor tenista español de la historia. El balear ganó su primer Grand Slam sobre pista dura al imponerse en la final al suizo Roger Federer por un marcador de 7-5, 3-6, 7-6, 3-6 y 6-2, en un partido espectacular y dónde su rival no pudo contener las lagrimas ante el poderío de Rafa en esas fechas. El actual número uno del mundo repetiría presencia en las finales de 2012, 2014 y 2017, cayendo ante Novak Djokovic, Stan Wawrinka y Roger Federer, respectivamente.

En modalidad femenina las cosas no cambian mucho, cero trofeos y tres finales perdidas: Arantxa Sánchez Vicario en los años 1994 y 1995, y Conchita Martínez en el año 1998. En dobles si podemos ver algún triunfo español. Arantxa Sánchez Vicario salió victoriosa en 1992, 1995 y 1996, mientras que Vivi Ruano lo haría en 2004.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter