Marrero: "2017 fue el peor año de los últimos 15"

David Marrero reconoce el mal momento profesional vivido en 2017 pero espera que su tercer hijo sirva de estímulo para progresar en 2018

David Marrero, campeón de la Copa de Maestros en 2012 y exnúmero 5 mundial de dobles, atravesó en 2015 un año algo particular. A nivel personal, la llegada de su tercer hijo, en noviembre, supuso la noticia más positiva de su temporada, pues en el plano profesional nada puede destacar de cara a resumir su temporada. En una entrevista para EFE, el tenista canario reconoce que perdió la motivación pero su hijo le ha hecho recuperarla.



Así lo contaba el propio jugador,diferenciando lo que ha sido su año en ambos ámbitos. "El año ha sido inmejorable al nacer mi tercer hijo, pero profesionalmente ha sido el peor de los últimos 15, porque he cambiado mucho de pareja al no adaptarme a ningún compañero y porque aparecieron las lesiones, con lo que perdí confianza y motivación".

Marrero tiene l objetivo de colarse durante el año entre los 25 mejores del ranking, y espera que sus hijos puedan verle jugar a pesar de su edad. "Las perspectivas para 2018 son buenas, porque el nacimiento de mi tercer hijo me ha dado ganas y motivación para seguir luchando y situarme entre los puestos 20 al 25. En abril cumpliré 38 años, pero estoy con muchas ganas de alargar mi carrera para que mis hijos me vean jugar, y creo que me quedan dos o tres años más. En el futuro me gustaría seguir vinculado al tenis, pero no sé si montar mi propia escuela o asociarme a alguien".

Entre sus objetivos, Marrero tiene esperanzas de volver a formar pareja con Fernando Verdasco y tener opciones de disputar la Copa Davis. "Espero sumar bastantes puntos en los primeros meses de 2018 y que volvamos a actuar juntos. Empezaré jugando con el alemán Begemann y luego con Íñigo Cervantes, y ya veré qué pasa después. Tampoco descarto volver a disputar la Copa Davis, y de hecho llamé a Sergi Bruguera, para decirle que sigo entrenando fuerte".

Comentarios recientes