Keys: "Estoy decidida a regresar a una gran final para ganarla"

La estadounidense se muestra motivada de cara a 2018 y desvela sus sentimientos tras perder la final del US Open 2017 y lo que supuso.

Pasar de la nada al todo y del todo al nada en un pestañeo. Madison Keys está acostumbrada a esa sensación en la que no hay transición entre el blanco y el negro, y todo se debate entre la gloria o el infierno. Golpe ganador o error no forzado, promesa idolatrada o juguete roto, títulos o lesiones. La joven estadounidense trabaja para convertirse en una jugadora más regular y capaz de racionalizar un talento que parece no tener límites cuando se encuentra inspirada pero al que se le vieron las costuras en una dramática final del US Open 2017.

Salieron grandes vencedoras de los Grand Slams del pasado año pero también derrotas que jamás podrán ser olvidadas, como la de Simona Halep en París o Keys en Nuev York. Después de meses sin sentirse tenista al tener que pasar por el quirófano para operarse una muñeca, Madison retornó con la única ilusión de volver a disfrutar, y cuando esa ilusión se tornó en necesidad de victorias, su juego y templanza se deshizo cual azucarillo en café.

[getty:853534850]

"Fue una semana increíble. La verdad es que aún me duele mucho haber perdido la final pero viéndolo con perspectiva me enorgullezco de haber llegado a la final. Estoy motivada para volver a esa situación y poder aprovechar la experiencia que tuve en Flushing Meadows para ganar", comenta la estadounidense en QCTimes. Su primer torneo disputado en 2017 fue Indian Wells, por lo que afronta esta primera parte del 2018 repleta de motivación y sin nada que perder. "No tengo ninguna presión y tengo muchas ganas de regresar y cosechar muchos puntos".

Keys es consciente de lo que significó no estar en el foco de atención mediática y es consciente de la necesidad imperante por recuperar las sensación que tuvo en Nueva York hasta esa fatídica final para ella. "Me divertí durante toda la semana y tenía claro qué debía hacer en cada momento difícil pero en el momento en que dejé de centrarme solo en el partido y me puse a pensar en todo lo que había fuera, las cosas se torcieron", asevera una mujer que lo ha pasado muy mal con su lesión.

[getty:846852466]

"Llevaba mucho tiempo sin disfrutar del tenis porque jugaba con dolor. En Nueva York volví a descubrir mi pasión por este deporte. Realmente me encanta jugar al tenis y eso es lo que debo tener presente en durante toda esta temporada", desvela Madison, que disputará los torneos de Brisbane y Sidney previos al Open de Australia 2018. Su tenis incisivo le hace candidata a todo y mucho más si es capaz de trasladar esta actitud a la pista. Madison Keys ha vuelto y lo ha hecho para quedarse.

Comentarios recientes