Volver tras decir adiós

Marion Bartoli no es el primer caso en el mundo del tenis que anuncia su vuelta tras retirarse. Recordamos los casos más relevantes.

Kimiko Date
Kimiko Date

Marion Bartoli no ha sido la primera ni será la última jugadora que ha decidido volver a las pistas de tenis después de haber pasado un largo tiempo apartado de ellas tras anunciar que se retiraba. El caso de la tenista francesa, que en el día de ayer comunicaba su decisión de volver a las pistas, no es un hecho aislado. Otros grandes campeones decidieron volver tras decir adiós. Recuperamos los casos más relevantes.

Bjorn Borg

[getty:855111770]

El sueco, auténtico dominador no de un año, sino de una era, decidió colgar la raqueta a los 26 años. Después de ceder en Wimbledon, en 1981, y de perder el número 1 en favor de John McEnroe, uno de los mejores jugadores de la historia, ya en el olimpo en apenas ocho temporadas de carrera, el escandinavo anunciaba que estaba cansado y que dejaba el mundo del tenis para siempre. Borg volvería en 1991, con 35 años, con la intención de sanear sus cuentas. Lo curioso es que lo hizo con las antiguas raquetas de madera, siendo un absoluto fracaso su vuelta al circuito.

Jennifer Capriati

[getty:148326768]

Un caso bien diferente, pues logró grandísimas victorias en ambas etapas, sobre todo en la segunda. No cabe hablar de retirada propiamente dicha, pero sí pasó más de un año alejada de las pistas, pero sí que aquel tiempo marcó sus siguientes años. Su precocidad marcó sus inicios en el tenis pero condicionó su vida fuera de las pistas, donde se vio envuelta en diversos problemas personales y legales que la mantuvieron exactamente 14 meses fuera del circuito. Hasta 1999 no volvería a ganar un título para después, en 2001, levantar tres títulos de Grand Slam.

Martina Hingis

[getty:867306718]​

Otro caso de enorme precocidad que tuvo su vuelta años después... por partida doble. Seguramente el caso de precocidad más impresionante de la historia del tenis, por cómo llegó y arrasó con el estatus imperante en el circuito. La pequeña jugadora suiza aterrizó en 1996, y sin cumplir los 17 años ya ganó Australia, Wimbledon, final en París, y victoria en US Open. Cinco años después, las lesiones obligaron a Martina a retirarse, volviendo a 2006, retirándose de nuevo en 2007 tras un positivo por cocaína y volviendo, como doblista y en 2013, por última vez.

Kimiko Date

Otro caso enormemente excepcional por su precocidad, su longevidad y sus segundas oportunidades. Kimiko Date debuta en la WTA en 1988 y se retira en 2017. En ese periodo de casi 30 años, Date optó por retirarse por primera vez en 1996: "He llegado a mis límites, mental y físicamente en estos últimos años y no puedo continuar jugando al mismo nivel que las mejores jugadoras mundiales". 12 años después, sí, 12, en 2008, volvía a las pistas para competir durante 9 temporadas más. A sus 47 años decía adiós.



No sabemos cómo será el caso de Marion Bartoli, qué éxito, continuidad y duración tendrá su regreso pero en el mundo del tenis no son pocos los casos de retiradas, tiempo fuera de las pistas y regresos, por mucho tiempo que haya pasado, al circuito profesional. ¿Podrá volver a ganar títulos Marion Bartoli?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes