Fin de la historia: Miami se muda a una nueva casa

Varias partes interesadas, problemas de localización, presupuestos económicos, licencias... Múltiples factores complicaban el traslado definitivo del torneo de Miami. La mudanza, que dependía de un último movimiento por el que el Condado de Miami daría luz verde a la operación, era un hecho, pues Cayo Vizcaíno no podía remodelarse e IMG entendía que debía renovar sus instalaciones para adaptarse a los tiempos y a la demanda. 2018 sería, en efecto, la última edición jugada en Crandon Park. El destino necesitaba todavía el acuerdo y la firma. Y ya es un hecho: el Miami Open se jugará, a partir de 2019, en el estadio de fútbol americano del equipo de la ciudad, el Hard Rock Stadium, donde se construirá un complejo para el torneo. El acuerdo entre alcalde, Carlos Gimenez, e IMG, en desacuerdo económico, ha llegado a buen puerto. Miami tiene nuevo hogar.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes