Brian Dabul, una linda historia de tenis, amor y pasión raquetera

Repasamos las historias de Dabul; su llegada al N°1 en juniors, su victoria ante Nadal en una exhibición en Roland Garros y el punto ante Federer en el US Open del 2010.

Brian Dabul. Foto: Brian Dabul
Brian Dabul. Foto: Brian Dabul

Corría el mes de agosto de 2010 y el US Open de esa temporada tenía guardada una de las mejores jugadas que recuerde el mundo tenístico: Roger Federer vencía por 6-1 y 5-3 a Brian Dabul, quien estaba ventaja al servicio. Después de un intenso intercambio desde el fondo de la cancha, el suizo decide hacer un aproach con slice de derecha, a la cual el argentino responde con un globo que parecía incontestable. Sin embargo, el gran Roger tenía guardada una soberbia “Gran Willy” que dejó estupefacto a los millones de personas que estaban presenciando el match en el Artur Ashe y por televisión alrededor del mundo.

Y no sólo eso: también dejó “anonadado” al trasandino, quien reconoce que “miré al público y me quedé sorprendido por lo que Roger había hecho. Solo me quedó aplaudirlo, no era para menos. Cabe recalcar que ese juego lo gane yo”, dijo entre risas. Más allá de ese encuentro, que Brian atesora como “una noche magnífica en la ciudad de New York en el Arthur Ashe con 25 mil personas”, recuerda -como contraparte- que “cuando vi el sorteo pensé que era el tipo con más mala suerte ya que de 128 jugadores me había tocado enfrentar al mejor de todos ellos”.

“Cuando estábamos por entrar a la cancha y vi la atmósfera que se vivía en ese estadio, me dije a mí mismo: es el momento de disfrutar, jugar contra el mejor de la historia en el mejor estadio del mundo… y créeme que eso hice, salí a jugar uno de los mejores partidos de mi vida”, agrega Dabul.

Sin embargo, lo que no consideraba el universo tenístico es que detrás de este chico que batalló por una hora y 33 minutos de juego y cayó derrotado por 6-1, 6-4 y 6-2 hay una gran historia tenística y de vida ligada a este deporte.

Su padre era dueño de unas canchas de tenis y eso lo llevó a una relación intrínseca desde los primeros días de vida. “Él me llevaba y yo me sentaba a mirar cómo jugaban. Mi primera raqueta la tuve a los 2 años, un profe que trabajaba en esas mismas canchas, cortó una raqueta y le puso un grip. De esta manera, me quedó una mini raqueta de madera, antes no existían las raquetitas que hoy usan los chiquitos”, rememora.

La máquina del tiempo lo remonta al club Náutico Hacoaj (Tigre-Buenos Aires), donde a los 5 años intercalaba tenis y fútbol como disciplinas que le apasionaban “por igual”.

A los 15 años llegó la etapa de las “definiciones”.

Ahí decidí dedicarme 100% al tenis. El fútbol era más divertido porque compartía la cancha con mis 10 mejores amigos, pero el tenis tenía algo que me encantaba y era la competencia. Desde los 12 años, cuando empecé a destacar en los nacionales argentinos, me di cuenta que era lo mío.

¿Qué contemporáneos enfrentabas en ese entonces?

Pico Mónaco y yo lideramos las categorías argentinas juntos desde 12 hasta 18. En esos años jugamos 3 sudamericanos y 3 mundiales juntos representando a nuestro país, en 2 de ellos perdimos la final.

¿Es verdad que eras la promesa del tenis argentino y ocupaste el primer lugar del ranking junior en 2002?

Fui número 1 del mundo juniors en la temporada 2001-2002, tuve un año de muchos triunfos y buenos resultados como final de Roland Garros, campeón de la Copa Bonfiglio (Italia), campeón en Bélgica y varios torneos más.

¿Cuáles eran tus principales rivales de esa época?

Tuve grandes triunfos en Juniors, entre ellos a Tsonga, Monfils, Soderling, Verdasco, entre otros. En la misma camada estaban Nadal (me gano 6-4 en el tercer set de Wimbledon cuando yo era siembra 1) Baghdatis, Gasquet, Muller, Tipsarevic dentro de los que recuerdo.

Tiempo después pudiste tener tu revancha contra Rafa Nadal.

Así es: fue una exhibición en Roland Garros en la cual le gane a Rafa en la Philippe Chatrier. Fue 7-5 en el día de caridad para niños e histórico para mí. Recuerdo que lo sorprendí mucho con mi revés paralelo (a su derecha) y ángulos con mi derecha sobre la suya, recordemos que también soy zurdo.

[getty:103733698]

¿Tenías a alguien de “hijo” (glosario criollo argentino que aduce a la supremacía)?

No sé si llamarlos hijos, es una palabra fuerte, pero dos jugadores que les he ganado varías veces son Paolo Lorenzi y Leonardo Mayer. Grandes amigos míos fuera de la cancha y excelentes como personas y jugadores. Tal vez mi juego se adaptaba al de ellos y por eso les ganaba siempre.

¿Cuáles eran tus virtudes y defectos como jugador? ¿Qué tipo de juego te "mataba" y odiabas enfrentar?

Creo que mi mayor virtud era mi inteligencia y la manera de competir, tratando de dominar con mi derecha de zurdo y buenos ángulos, siempre con una actitud de guerrero.

Con ese juego superaste a Berdych, cuéntanos esa anécdota.

En un partido de juniors cuando salí de la cancha y vencí por 6-2 6-3 a un grandote que le pegaba más fuerte que cualquier otro, le dije a mi entrenador: en 2 años cuando este chico aprenda a dominar su fuerza será un top 10. Era nada más y nada menos que Tomas Berdych, el cual enfrente 5 años después en la segunda ronda del Australian Open, pero el resultado no fue favorable para mí en esa ocasión.

Vienes de una gran escuela y hoy eres entrenador ¿qué te dejaron estos grandes coach?

Siempre tuve excelentes entrenadores, entre ellos Daniel García (fue capitán de Copa Davis), Jorge Gerosi (metió a 8 top 100), Gaston Etlis (top ten en dobles, entrenador de Guillermo Cañas y Mariano Puerta), todos fueron increíblemente buenos conmigo, miles y miles de anécdotas, consejos y enseñanzas. Pero el que me hizo ver el tenis de otra manera fue Gaston Etlis, me lo planteo de otro modo, lo vi claro, sencillo, fácil. La cancha pasó de ser pequeña a ser gigante, veía huecos por todos lados y mis jugadas eran constantes.

[getty:53247397]

Gastón fue quién te sacó mayor y mejor rendimiento cuantitativo.

Fueron 2 años que jugué 21 a 23 torneos nada más, termine con mis mejores rankings y sin ninguna lesión, dentro de ese periodo estuvieron los partidos con Rafa y Roger, triunfos sobre jugadores como Raonic, Gilles Simon y algunos más. Hace poco Grigor Dimitrov dijo algo que me hizo acordar a todo esto: el tenis es un deporte simple para gente inteligente. No puedo estar más de acuerdo.

Enfrentaste a los mejores de todos los tiempos ¿Cuál es el mejor y el que se te hizo más difícil enfrentar entre Federer, Nadal, Djokovic o Murray?

Sin duda Roger Federer, el infinito repertorio de golpes, efectos y velocidades que tiene hace que no puedas leer lo que está pasando en el partido, imposible anticiparse a sus jugadas. Todos los demás tienen un patrón de juego muy claro y uno puede leer donde van a jugar, claro está que como lo hacen tan perfecto realmente no puedes hacer mucho para contrarrestarlo.

¿Qué te dejó el tenis como legado y enseñanza? Penosamente tuviste que retirarte joven por una complicada lesión.

El tenis es un deporte fantástico, y no lo digo por haber llegado a la élite de la ATP, sino por todo lo que representa en la vida de las personas que lo practican desde pequeños. El tenis te deja amigos por todo el mundo, conoces diferentes culturas, te enseña a luchar y trabajar fuerte para obtener resultados, te enseña a respetar a tus rivales y a tu entorno, en pocas palabras, te enseña cosas que servirán para toda tu vida, llegues o no llegues a ser top 100 ATP.

Ríos, Coria, Kuerten, etc… ¿Qué te dice el hecho que muchos jugadores de Latinoamérica exitosos terminen abruptamente sus carreras por lesiones?

Las lesiones son parte del alto rendimiento, existen en todo deporte incluyendo al tenis. Es algo que uno como jugador debe saber y aceptar.

[getty:103733698]

¿Te costó mucho el retiro? ¿Cómo fue ya ese proceso en que debiste asumir el adiós al tenis?

No fue fácil, la hernia de disco no me dejo continuar. Trate de hacer distintas terapias pero al corto tiempo otra vez sentía la lesión y me impedía jugar. Siempre seguí ligado al tenis hasta el día de hoy, extraño competir y la adrenalina de un match point, sin embargo, hoy puedo transmitir a mis alumnos mis experiencias.

Hace un tiempo inauguraste tu academia de tenis en las canchas del complejo de ingenieros civiles, en la vía a La Aurora, en Guayaquil. Háblame respecto a este proyecto.

Me retire en el año 2012 y abrí mis academias en Ecuador donde me casé con Denisse, llevamos 5 años casados y tenemos 2 bebes hermosos: Martin de 2 años y Olivia de 1 mes. Entrené y formé a la gran mayoría de los mejores juniors de los últimos años en Ecuador, incluyendo a Álvaro Guillen, quién está siendo uno de los mejores jugadores sudamericanos en 14 años. De mi academia enviamos más de 20 jugadores becados 100% a universidades de USA. Se hizo un gran trabajo, muy profesional en el cual estuve siempre en cancha con mis jugadores. Creo que esa es la clave: ESTAR.

También tienes una activa labor de subir material en redes sociales que aportan interesantes tips a los amantes de este deporte.

Hace unos 2 meses empecé a compartir vídeos de ejercicios con mis jugadores fotos, ideas y experiencias propias, de una manera buscando distintas opiniones de padres, jugadores y colegas entrenadores. La verdad que fue algo sumamente positivo y con muchísimas respuestas que me están ayudando a conocer cómo piensan alrededor del mundo. Varios jugadores y coaches están haciendo algunos de los ejercicios posteados y eso me pone muy contento realmente. Así que si los lectores de Punto de Break (a quienes sigo siempre) si quieren darse una vuelta y compartir sus opiniones serán bienvenidas en mi Instagram y mi Facebook @brian.dabul.

El 26 de noviembre de 2011 te casaste con Denisse Bajaña (reina de Guayaquil 2004, Miss Playa Mundial 2003, modelo y, además, finalista del Miss Ecuador 2009) ¿Cuál es la receta? ¿Cómo lograste dar con ella y supe que hubo todo un proceso de conquista?

Fue una historia muy bonita como nos conocimos, yo volvía de jugar un Challenger en Salinas (Ecuador) y ella viajaba a USA a visitar a sus tíos, tenía torneo en México y el avión hacía escala en Houston desde Guayaquil. Resumiendo un poco, nos tocó sentarnos al lado en el avión y así fue como nos conocimos. La parte increíble, fue que yo debía viajar 1 día antes pero por fatiga cambie mi pasaje, y ella debía viajar 1 semana después pero adelantó su pasaje por temas familiares. Por eso con Denisse siempre decimos que literalmente el destino nos unió.

¿Y después?

Luego de ese vuelo (6 horas) quedamos en contacto por 2 meses con llamadas y chats, hasta que finalmente nos pudimos encontrar en Buenos Aires. La distancia es dura, pero si el amor es fuerte nada lo rompe. Hay que tener en cuenta que las novias/os de los jugadores/as cumplen un rol fundamental en la carrera de un tenista, en mi caso con Denisse ella siempre sumó a mi carrera, me apoyó desde el día 1 aún sin saber las reglas del juego, recuerdo el primer torneo que viajamos juntos a Italia, me tocó jugar contra Potito Starace y ella cuando todos empezaron a aplaudir por el terminó del partido, le preguntó al señor de al lado quien había ganado. En el transcurso de los meses y años se hizo especialista y créeme que llego a conocer bien el deporte.

Y ahora ya definitivamente en Estados Unidos.

Hace 6 meses atrás junto a mi esposa decidimos venirnos a vivir a Estados Unidos, en parte porque Ecuador entró en una crisis económica fuerte, pero el mayor motivo fue la seguridad y la educación de nuestros hijos. Estamos felices, trabajando mucho y criando a nuestros bebes en Miami, Florida. Aquí también estoy trabajando como coach de tenis y la Academia está ubicada en Miami, Doral. Tengo chicos de todas las edades y niveles incluyendo al grupo de alta competencia donde cuento con jugadores/as de futures y challengers. Sigo estando 100% del tiempo en cancha con ellos y creo que eso es lo que les gusta, aparte de poder pasarles mis conocimientos de más de 20 años de tenis.

¿Estamos muy atrasados respecto a EEUU y Europa? ¿Estamos tan mal y así todo sacamos jugadores? ¿por qué?

En mi opinión personal creo que Europa lidera ampliamente y si estamos atrasados en comparación de ellos. Con USA no tanto, sin embargo, ellos tienen un sistema el cual les permite económicamente estar muy por arriba de todos. Estamos hablando de un país que tiene 40 futures, 20 challengers, 6 o 7 ATP tours, 2 Masters 1000 y 1 Grand Slam. Sin contar con los cientos de torneos juniors y torneos abiertos por dinero. Todo lo que uno entrena es para luego llevarlo a la competencia, en Ecuador por ejemplo hay 5 nacionales al año para chicos de entre 12 y 18 años, creo que eso responde mucho tu pregunta.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter