WTA 2017: Revelaciones de la temporada

Repasamos la lista de siete mujeres que más impactaron este año con unos resultados que nadie esperaba. Tres de ellas presumen de plaza en el top10.

Jelena Ostapenko se clasificó al Master de Singapur. Fuente: Getty
Jelena Ostapenko se clasificó al Master de Singapur. Fuente: Getty

Siete mujeres, siete nombres, siete historias que dejaron su sello personal en un 2017 donde las revelaciones y las sorpresas superaron con crecer a las jugadoras aposentadas en la élite. Hoy día, algunas de las que aquí abajo mencionaremos son ya parte de esa élite, raquetas que pasaron de ser potenciales campeonas a luchar por el número 1 del mundo. Niñas que apuntaban muy alto pasando a súper campeonas de la noche a la mañana. Perfiles de segunda línea que se destapan como claras candidatas a convivir dentro del top10 mundial. En definitiva, siete capítulos de explosión y confirmación que han hecho que este calendario WTA sea mucho más divertido y emocionante.

Elina Svitolina: Desde hace un par de años ya sabíamos que la ucraniana tenía algo dentro que le hacía peligrosa, una especie de carácter indomable que le impedía arrugarse cuando se le aparecía una top al otro lado de la red. Pasó de ser la matagigantes a luchar por alcanzar el número 1 del mundo en tan solo un año. Siguió matando gigantes, ganando grandes títulos (nadie ganó más que ella en 2017) y solamente un par de meses grises al final la alejaron del gran botín, situándole en el sexto escalón mundial. Seguro que el próximo año la veremos ocupando la azotea en algún momento.

Jelena Ostapenko: Era una de las joyas mejor guardadas del vestuario femenino, aunque ninguno esperaba que explotara ni tan pronto, ni haciendo tanto ruido. De la mano de Anabel Medina llegó a Roland Garros tras hacer un buen saco de resultados, pero París representó el gran salto de calidad y una actuación para la historia. Campeona de Grand Slam a los 19 años para luego acompañarlo con una continuidad inusual para su edad que le permitieron disfrutar de Singapur y de un lugar en el top10 al final de temporada. Su nombre estará en las portadas durante la próxima década.

Caroline Garcia: La francesa estaba algo estancada en esa edad clave que son los 24 años, donde una tiene que decidir si se queda en la retaguardia o da un paso al frente. Fue de repente, cuando ya nadie lo esperaba, dos títulos consecutivos y un aterrizaje meteórico en el top10 que incluso le brindó un billete a Singapur. Su tenis ha evolucionado de tal manera que Caroline ya es una jugadora a tener en cuenta en cualquier superficie, así que esperemos que en 2018 confirme este salto de nivel y no vuelva a caerse lejos de un top20 que debería ser su hábitat natural.



Sloane Stephens: Hubo un momento en agosto del presente año en el que Sloane Stephens miró su nombre en la clasificación y encontró el número 934 a la izquierda. Un ranking sangrante que para nada hacía justicia con su nivel de tenis, pero sí con la penitencia de casi un año completo de inactividad por culpa de las lesiones. Dos meses, no necesitó más, para quitarse los fantasmas de encima, conquistar el US Open de manera contundente y cerrar su “media temporada” a un paso del top10. Sin ningún tipo de duda, el gran salto del calendario si hablamos de clasificación y la gran confirmación de la WTA después de muchos años hablando de sus virtudes.

Ashleigh Barty: Otra de las grandes alegrías que nos ha dejado 2017 es el regreso de Barty, tenista que llegó incluso a tirar la toalla en esta guerra personal que es el tenis pero que, finalmente, no nos va a privar de uno de los mayores talentos que ha dado en los últimos años el continente australiano. De empezar el año como 325 del mundo a terminarlo en el número 17 es sin duda ese tipo de noticia que nos ayuda a pensar que el tenis sigue siendo capaz de sacar lo mejor de uno mismo, con el pequeño matiz de que esta chica todavía tiene 21 años y que, por supuesto, aun no hemos visto lo mejor de su raqueta sobre la pista.

Mihaela Buzarnescu: Seguramente la gran desconocida de la lista, aunque en Punto de Break ya hemos hablado de esta rumana de 29 años que ha encontrado la inspiración en un final de temporada meteórico. Empezó el curso siendo la 377 mundial, un ranking que ha ido evolucionando tras firmar diez finales y ocho títulos, incluidas unas semifinales en el WTA de Linz. Números de escándalo que le han llevado directa al top60 y que seguramente siga recortando a partir de la temporada que viene. La clásica explosión tardía en la treintena.

Marketa Vondrousova: Y sí unas explotan a orillas de los 30, otras encuentran la manera de convertirse en leyenda con tan solo 17. Nacida en 1999 y fiel a las escuela checa que tanto talentos nos ha regalado, Marketa Vondrousova ya avisó a principio de año marcándose un 20-1 de arranque en sus tres primeros torneos. Apuntaba tan alto que parecía que en cualquier momento daría el gran golpe, y ese golpe llegó en Biel, saliendo campeona de su primer torneo WTA. Cierto es que luego sus resultados no fueron tan estables, aun así acabó capturando un par más de ITF necesarios para colocar su nombre en el top70 y firmar un ascenso de 300 posiciones en una temporada.

¿Cuál de las siete pensáis que ha sido la revelación de la temporada? ¿A quién añadiríais? Es momento de que nos dejéis vuestra opinión.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes