Alex Bolt, el futbolista reconvertido a jugador de tenis

El australiano dejó el tenis en 2016 por falta de motivación y se enroló en un equipo de fútbol. Ahora vive sus mejorías días como tenista.

Para valorar lo que se tiene a veces es preciso alejarse de ello. Alex Bolt debió pensar esto cuando tomó una de las decisiones más drásticas e inesperadas en su vida. Este joven australia había dedicado toda su vida a tratar de ser jugador profesional y cuando más cerca estaba de dar un salto cualitativo, decidió abandonar las pistas. Fatiga mental, intimismo y preguntas vitales sobre si era el tenis a lo que quería dedicar su vida, le abocaron a buscar el refugio en un deporte colectivo como el fútbol.

En 2016, la hoja de ruta de Bolt era jugar todo el año combinando torneos ITF con ATP Challenger Tour. Así lo hizo durante tres meses, donde llegó a ganar a jugadores como Alejandro González o Jared Donaldson, y plantar cara ante Taylor Fritz. Sin embargo, algo no funcionaba en Alex, que en el mes de marzo no postergó más un necesario cambio de rumbo. "Perdí la motivación por jugar. Consideré que sin pasión por el tenis no tenía sentido continuar", reconoce el de Murray Bridge en declaraciones a TheAge.

[getty:631851488]

"Me fui a casa y mis amigos me convencieron para entrar en un equipo de fútbol". Ese equipo fue el Mypolonga FC, de la liga regional del sur de Australia. "Fue lo mejor que pude haber hecho para mi carrera tenística porque unos meses después regresaron mis ganas por intentar hacerlo bien en las pistas. Comencé a extrañar el tenis cada vez más hasta que volví". Y vaya si volvió. Lo hizo pasando la fase previa del Challenger Happy Valley y ganando un cuadro final, así como ganándose el derecho a disputar el Open de Australia 2017, donde perdió contra Yosihito Nishioka.

Finalista en los Challengers de Ikley y Traralgon, pasó de ser el 588 del mundo a inicios de año a terminar la temporada como 190 del ranking ATP. "La gente no se da cuenta de todo lo que hay detrás de un tenista profesional. Se creen que viajar todo el año a lugares bonitos es una vida regalada pero hay mucha tensión en cada partido", asevera un Bolt que está a tan solo una victoria de obtener una invitación para el cuadro final del Open de Australia 2018.

Y es que en el playoff que plantea la Federación Australia de Tenis para dirimir quién es agraciado con una wildcard, Bolt ha vencido a Bernard Nkomba, Alex Crnokrak y Marc Polmans, clasificándose para la gran final donde le espera la joven Álex de Miñaur, de ascendencia española. "La verdad es que no esperaba resultados tan buenos en 2017, estoy jugando un gran tenis", comenta con humildad y alegría un hombre que ha querido emular a Ashleigh Barty, que también encontró su mejor rendimiento tras retirarse parcialmente del tenis. Apasionante historia la de un Alex Bolt que a sus 24 años promete emociones fuertes.

Comentarios recientes