David Goffin, un seguro para Bélgica

El belga David Goffin consiguió vencer al francés Jo-Wilfried Tsonga por 7-6 (5), 6-3 y 6-2, y poner la eliminatoria dos iguales en la final de Copa Davis.

David Goffin tras ganar a Jo-Wilfried Tsonga. Foto: Getty Images
David Goffin tras ganar a Jo-Wilfried Tsonga. Foto: Getty Images

Tras dos jornadas repletas de la emoción características de una final de Copa Davis, el domingo se presentaba apasionante en territorio francés. El 1-1 con el que terminó la jornada el primer día de la eliminatoria entre Francia y Bélgica se rompió tras el triunfo de la pareja Gasquet y Herbert en el partido de dobles, por lo que el combinado dirigido por Yannick Noah tenía dos oportunidades de oro para conseguir el tercer punto y de esta manera ganar la ansiada Copa Davis.

Por su parte, los belgas confiaban en su estrella David Goffin, para que lograse el 2-2 y posteriormente pelear en una batalla infernal en el quinto y definitivo punto. Y efectivamente, el número belga hizo su trabajo y se deshizo en tres sets del francés Jo-Wilfried Tsonga y poner más emocionante la final.

El partido comenzó muy igualado, con ambos tenistas manteniendo con firmeza sus respectivos servicios y sin crear apenas problemas al resto. A pesar de la tremenda igualdad, parecía que Goffin dominaba a placer los puntos desde el fondo de la pista, ante un Tsonga que sabía que de esta manera no podía hacer nada ante el jugador belga. Decidió jugar puntos rápido y sin peloteos, jugándoselo al todo o nada y esforzar a Goffin a correr por toda la pista. Con 3-3 en el marcador, el jugador galo tuvo hasta cuatro bolas de rotura, pero el bueno de David consiguió salvar todas. El partido se iba a decidir en el tie-break, y en la muerte súbita apareció el mejor tenis de Goffin, para no dar opción a su rival, llevándose el desempate por un parcial de 7-5, y por ende el primer parcial por 7-6 (5).

[getty:878701362]

Tremendo el impulso que recibió el tenista nacido en Rocourt al llevarse la primera manga, y es que el actual número siete del ránking ATP aprovechó los errores de Tsonga para quebrar su servicio en el sexto juego, y colocarse con 4-2 a su favor, un marcador que llegó a mantener sin excesivos problemas hasta el 6-3, y dejando prácticamente sentenciado el partido. El vendaval de Goffin en el segundo set tan solo fue capaz de durar 31 minutos, ante la mirada de decepción de todos los aficionados franceses, que no se podían creer el bajón físico de su jugador.

El tercer set fue muy parecido al segundo, en términos de dominio, dónde el francés tenía que hacer cosas extraordinarias para sumar puntos, además de sacar bien porque con los segundos servicios sufría muchísimo. Goffin lejos de alargar más el partido y relajarse, jugó a su mejor nivel y consiguió romper el servicio de Tsonga hasta en dos ocasiones y situarse 5-1 en muy pocos minutos. Jo-Wilfried se había venido abajo al ver cómo su rival estaba tres marchas por encima que él. Finalmente, el jugador belga consiguió cerrar el set por 6-2 y llevar la final al quinto y definitivo punto. El belga Steve Darcis y el francés Lucas Pouille serán los encargados de llevar a su país a la gloria.

Comentarios recientes