La complicada papeleta de los reservas en las ATP Finals

Pablo Carreño se enfrenta al reto de ser el primer suplente  de la historia de la competición en clasificarse a las semifinales.

Pablo Carreño en 2017. Foto: zimbio
Pablo Carreño en 2017. Foto: zimbio

No ha de ser fácil sacrificar una semana de descanso tras un año largo e intenso para acudir como sparring a las Nitto ATP Finals. Es una decisión que requiere humildad y amor por el tenis, sabiendo que en la mayoría de casos no se tendrá la oportunidad de saltar a la pista a competir. Es el papel que desempeñan los suplentes y, que en la edición de este año, asumen Pablo Carreño y Sam Querrey. El gijonés tendrá el premio a su buen año con dos partidos en los que tiene opciones matemáticas de clasificación.

Las opciones de Pablo Carreño para clasificarse a semifinales en Londres

Las opciones de Pablo Carreño para clasificarse a semifinales en Londres

Seguir leyendo

Tan solo nueve suplentes han podido salir a pista a competir desde 1996 y ninguno de ellos ha podido obtener un billete para semifinales. No es extraño ya que muchos tan solo disputaron un encuentro ya sin más objetivos que ganar puntos ATP y dinero. Remontándose en el tiempo, es preciso citar a Thomas Enqvist como el precursor de esta figura tan poco lucida. El sueco sustituyó a un lesionado André Agassi en la edición de 1996.

[getty:107316645]

Lo hizo después de que el estadounidense cayera ante Pete Sampras por 6-2 6-1, estando claramente mermado. Entró en su lugar un Enqvist que perdió ante Kafelnikov por 6-3 7-6 (5) y venció a Boris Becker por 6-3 7-6 (1) cuando el teutón ya estaba clasificado para semifinales. Curiosamente, Boris se metó en la final aquel año protagonizando un apoteósico duelo contra Sampras.

Al año siguiente el papel del suplente se duplicó. Y es que Sergi Bruguera y Greg Rusedski se retiraron tras disputar cada uno dos encuentros, cosechando sendas derrotas. Se vieron sin opciones de clasificación, con molestias y decidieron dar un paso a un lado. Entraron en su lugar Thomas Muster, que cayó derrotado por 6-2 6-3 ante Carlos Moyá, y Tim Henman, vencedor por 6-4 6-4 de un duelo intrascendente ante un Yevgeny Kafelnikov ya clasificado para semifinales y que caería en la final también contra Sampras.

[getty:53350522]

Curiosamente uno de los que lesionado en la citada edición, sería protagonista como suplente activo en la edición de 1998. Tras las retiradas tras la disputa de un partido de André Agassi y Marcelo Ríos, encuadrados además en el mismo grupo, entraron Albert Costa y el anteriormente citado Greg Rusedksi. Fue el británico quien ha hecho mejor papel, ya que ganó sus dos encuentros y sin dejar escapar un solo set, pero ni siquiera así pudo pasar de grupo.

Venció por 7-6 (5) 6-1 al propio Costa y 6-2 6-4 a un Henman ya clasificado. El otro integrante del grupo que pasó a semifinales fue Álex Corretja, ganador ante Agassi y Costa, y que obtuvo su clasificación al haber disputado tres partidos, sumando un set a su favor en el duelo que perdió contra Henman. Precisamente tras esa carambola del destino, el catalán se alzaría campeón del torneo venciendo a Carlos Moyá en la final.

[getty:460096348]

Ya en el siglo XXI, destaca la edición de 2005 donde compitieron los dos suplentes: Mariano Puerta y Fernando González. Sustituyeron a un Nadal que ni siquiera llegó a saltar a pista, y a André Agassi, después de que éste fuera derrotado por Nikolai Davydenko. Curiosamente llegaron a enfrentarse entre sí, saliendo victorioso Fernando González, en la que fue el único triunfo de cualquier de ambos. Antes, en 2002, Thomas Johansson había tenido una participación testimonial, sustituyendo a un André Agassi que volvió a darse de baja antes del último partido. El sueco sucumbió por 6-3 7-5 ante Roger Federer, en una edición que acabaría ganando Lleyton Hewitt.

Los últimos ejemplos de suplentes compitiendo han sido Janko Tipsarevic (2011) y David Ferrer (2014). El serbio sustituyó a Andy Murray y jugó dos encuentros, saldados con una derrota muy ajustada ante Tomas Berdych y un triunfo inesperado contra Novak Djokovic. Por su parte, el español sustituyó a Milos Raonic y forzó ante Kei Nishikori el que fue el primer partido a tres sets del torneo. El español acabó perdiendo por 4-6 6-4 6-1.

[getty:491253688]

Complicada papeleta para un Pablo Carreño cuyas opciones de clasificación son claras. No depende de sí mismo aunque casi, pero parece utópico pensar que el español, carente de confianza y casi victorias (solo un triunfo) después del US Open, pueda dar la machada y romper moldes. Las Nitto ATP Finals 2017 son una oportunidad para hacer historia en el mundo del tenis y el gijonés ha de ver esto como una oportunidad de oro.

Comentarios recientes