Rafa Nadal: "No creo que me haya equivocado"

Reconoce que la decisión de jugar en Londres fue suya aunque parte de su equipo le dijo que no lo hiciera. "El tratamiento que hicimos fue un poco a la desesperada".

Rafa Nadal terminó su temporada 2017. Foto: Getty
Rafa Nadal terminó su temporada 2017. Foto: Getty

Mientras veíamos a Rafael Nadal anoche en su partido ante Goffin, ya se preveía que el mallorquín no iba a continuar compitiendo mucho más en las Nitto ATP Finals de Londres ya que sus problemas en la rodilla eran más que evidentes. Aún así, no estuvo lejos de derrotar al belga y es que el espíritu de lucha del español va más allá del dolor. Rafa reconoció que la decisión de jugar en el O2 Arena fue suya y que parte de su equipo le recomendó no hacerlo.

"Tenía empeño con el torneo, con la ciudad y conmigo mismo", arrancaba Nadal. "Era el último torneo del año y quería jugar. Quizá si hubiera sido mitad de temporada u otro torneo, las cosas habrían sido diferentes pero he dado el máximo. He hecho lo que debía para intentar jugar, pero no he llegado a tiempo. El tratamiento que hicimos después de París fue un poco a la desesperada", reconocía el mallorquín, que decidió retirarse ya que intentar competir por el torneo en estas circunstancias era toda una odisea.

"A veces el dolor te puede"

"A veces el dolor te puede. Seguir no tenía sentido, sobre todo sabiendo que no me podía mover y que la rodilla no aguantaba, cosas básicas para competir al máximo nivel. Acepto el momento, que no es bueno, con tranquilidad y satisfacción de haber hecho una gran temporada pero con la tristeza de no haberla podido concluir como quería.

Embed from Getty Images

Nadal cuenta que hace una semana, discutió con su equipo el competir o no en Londres y que la decisión de jugar fue enteramente suya. "Estuvo sobre la mesa poner punto y final a la temporada. Parte del equipo lo quería pero fue decisión mía. Nadie me puso una pistola para venir. A veces las cosas salen bien y otras no. Hay que aceptar las cosas con buena actitud", explicó Rafa, que se queda con la parte buena del increíble año que ha tenido.

"Nadie me puso una pistola para venir"

"Estoy feliz por los momentos que he vivido. Habría pagado mucho dinero por tener el año que tuve. Creo que merecía un final mejor, pero el deporte no debe nada a nadie".

Embed from Getty Images

Le preguntaron sobre Federer y si debería haber descargado su calendario más como hizo el suizo, que jugó 24 partidos menos que el español antes de llegar a Londres. "Tengo 31 años, no 36. Mi carrera es la mía y la suya es la suya. No creo que me haya equivocado. Soy número 1 del mundo, gané dos Grand Slams y soy feliz. No me arrepiento de ninguna decisión que tomé. Decidí jugar dependiendo de cómo me sentía", aseguró el mallorquín, que se queda con los partidos ante Dimitrov en Australia y Del Potro en Nueva York como sus mejores del año.

"Ahora me voy a casa a descansar. Es momento de desconectar unas cuantas semanas. Cuando la rodilla me lo permita, volveré a entrenar tranquilamente, sin prisas, aunque eso signifique que llegue un poquito peor al inicio de año", avisó Rafa, que siente que a pesar de todo, llegará en condiciones. "Voy a estar listo para empezar el año fuerte. Llevo tiempo jugando muy bien a tenis y tengo la confianza de competir de nuevo por todo", sentenció.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter