Pierre Paganini, una de las razones del éxito de Roger Federer

El preparador físico del suizo comenta algunos aspectos de su relación tras 17 temporadas juntos en el circuito. “Lo de 2017 ha sido algo fantástico, no es lo normal”.

Roger y Pierre durante una serie de Copa Davis. Fuente: NYT
Roger y Pierre durante una serie de Copa Davis. Fuente: NYT

"Una gran parte de culpa de que hoy en día todavía siga aquí, definitivamente es de Pierre". Son declaraciones de Roger Federer al New York Times de hace unos meses. El suizo habla de una las personas que más le han marcado y que todavía le siguen marcando en su carrera profesional a estas alturas. Un hombre que le lleva acompañando en el circuito desde hace 17 años y que se ha encargado de su preparación física y su puesta a punto antes de cada torneo. Exacto, hablamos de Pierre Paganini, una de las claves de este puzzle legendario que con 36 años todavía sigue haciendo historia.

"Ha hecho que los entrenamientos de fitness sean tan agradables. Yo simplemente sigo su ritmo, lo que sea que él me diga lo haré porque confío en él. La gente me pregunta, ¿todavía haces tus pruebas físicas y esas cosas? No tengo que hacer ninguna prueba porque trabajo con Pierre y él sabe y ve si me estoy moviendo bien o no; si soy lento o rápido; todas estas cosas. Él ha tenido una gran parte de todo este éxito, estoy feliz de haberle llamado hace tantos años", reconocía el propio Federer acerca de sus sistemas de trabajo con su compatriota.

Algún secreto debe haber para que el de Basilea siga estando como un tiro pese a lleva dos décadas en activo, aunque lo que ha ocurrido este 2017 no sea nada fácil de explicar. "Sí, totalmente, completamente. Debo ser honesto y aceptar que estamos ante un año majestuoso, fantástico. Normalmente no es posible que suceda algo así", confiesa el propio Paganini, quien conoció a Federer en Lausana cuando éste tenía 14 años y que, más tarde, se incorporaría a su equipo de trabajo en el tenis profesional.

De entre todas sus aventuras, el paso por el quirófano en 2016 fue el episodio más duro vivido en el equipo del helvético, algo que Paganini recuerda de manera especial sobre todo por la recuperación. “Roger trabajó con su fisioterapeuta durante dos semanas y, cuando comenzamos el entrenamiento físico, al principio tenía que, por ejemplo, correr cinco metros y luego caminar hacia atrás. Fue como si estuviera aprendiendo a caminar de nuevo. Uno puede ser la persona más positiva del mundo y todavía habrá momentos en los que uno se pregunte: ¿será realmente capaz de jugar un tenis de alto nivel de nuevo?”, repasa el suizo sobre los meses más duros juntos.

Pero algún día llegará el final de esta leyenda, aunque Pierre todavía ve mucha cuerda en su pupilo. "Creo que solo Roger sabrá cuándo es el momento en el que piense que ya es suficiente. Él tiene la edad biológica de 36 años pero, para mí, tiene una edad atlética mucho más joven que esa y, sin embargo, tiene la madurez de alguien mayor de 40 años. Por lo tanto, estamos ante un equilibrio perfecto, así que eso es muy difícil de decir o predecir. Es el hombre quien toma la decisión, no solo el atleta, a menos que haya una lesión grave que no le deje otra opción", afirma.

Con 60 años y con 17 años seguidos trabajando junto a Roger y también con Stan Wawrinka, Pierre Paganini puede presumir de muchas cosas y, sin embargo, no lo hace de ninguna. Como por ejemplo, no le tiembla la voz al decir que de os 19 Grand Slams de Roger, él solo estuvo presente en dos: Roland Garros 2009 y Wimbledon 2017. "A mi edad, lo único en lo que puede pensar es en la próxima temporada, nada más allá de eso. No puedo planificar a largo plazo de mi propia carrera en esta etapa. Por ahora, tengo el placer todos los días de cruzarme en los caminos de Rog y Stan. Esa es mi esencia y, por ahora, es suficiente", subraya.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter