Carla Suárez: “La WTA es una locura, pero eso la hace más entretenida”

Después de disfrutar de sus vacaciones de fin de año, la canaria repasó en Planeta Eurosport las dificultades sufridas en 2017 y sus objetivos en 2018.

La canaria golpe con su drive. Foto: Getty
La canaria golpe con su drive. Foto: Getty

“Esta semana no sabía ni dónde tenía las raquetas, no se llegaron ni a subir el avión”. Así definía Carla Suárez la merecida desconexión de la competición durante estas últimas semanas de vacaciones. La canaria, más allá del top40 tras un calendario lleno de obstáculos, se sentó en el estudio de Planeta Eurosport para repasar sus últimos meses y ahondar en otros temas como la contratación de un nuevo entrenador, la diversidad actual en el circuito WTA o las posibilidades de Garbiñe Muguruza de marcar una época como número 1 del mundo.

Sobre los pocos días de vacaciones del tenista de élite: “La experiencia te hace aprender a saberlo llevar un poquito mejor, pero sí que es verdad que se hace un poco duro. Prácticamente estamos sin parar desde enero hasta octubre y a eso hay que sumar todos los cambios de hora, los vuelos, los viajes… pero es lo que toca. A la gente le encanta viajar, descubrir sitios nuevos y siempre te dicen que les encantaría acompañarte, que se quieren ir contigo. Obviamente yo les doy la razón pero cuando estás año tras año viajando sin parar al final se hace duro. Alguna vez te levantas y no sabes ni dónde estás, me ha pasado y no es nada cómodo”.

Sobre la temporada 2017. “Ha sido un año muy difícil. Empecé con una lesión de hombro que me impidió competir los 2-3 primeros meses y luego la vuelta a la competición también se me hizo dura, fuera de ritmo y en cuanto a confianza me costó mucho. Son cosas de las que hay que aprender, que hay que vivir con ellas y que ahora me sirven para querer empezar el nuevo año con más fuerza para olvidar cuanto antes el 2017”.

Sobre el exceso de lesiones: “Las lesiones te agobian un poquito, sobre todo cuando te limitan. A nosotros lo que más nos gusta es competir cada semana y cuando no puedes hacerlo al 100% a estos niveles se hace muy complicado. Es a lo que nosotros nos dedicamos. El caso del hombro lo tuve con molestias en los cinco primeros meses, hasta Wimbledon no lo tuve bien. Si quieres estar entre las mejores del mundo debes estar lo mejor posible físicamente, a la mínima que no estás cómoda lo pagas muy caro”.

Sobre la igualdad en el circuito WTA: “Está todo muy igualado, las jugadoras cada vez juegan, viajan y compiten más. De cara a nosotros, a mi equipo, nos sirve saber que si estoy bien físicamente, agresiva e intensa, las cosas nos pueden ir muy bien. Ahora mismo la WTA es un poco una locura pero creo que de cara al aficionado es mejor, el hecho de no saber quién va a ganar o el no tener favoritas lo hace más entretenido. Para nosotras también. Nosotras somos las primeras sorprendidas de ciertos resultados pero las ventanas están abiertas y, si tú estás al 100% y con confianza, puedes tener muchas alegrías durante el año”.

Sobre el cambio de entrenador: “Mentalmente no es lo mismo. Con Xavi (Budó) llevaba diez años y me ha enseñado muchísimas cosas, el día a día es totalmente distinto. Tienes que saber página pero en una competición así no es fácil. Necesitaba un cambio, yo lo sentí así, son cosas que pasan en el mundo del deporte. Ahora con Óscar (Serrano) tenemos una pretemporada completa por delante para conocernos y saber las cosas que tenemos que mejorar antes de que llegue la primera semana de competición. Sobre todo quiero aumentar la agresividad, dominar los puntos, tirar más paralelos, mostrar más variedad o mejorar el saque y el resto, importantísimo en el tenis femenino. La base la tenemos bastante clara”.

Sobre la nueva capitana en FedCup: “He ido hablando bastante con Anabel (Medina) y tiene las cosas muy claras. La experiencia es importante, ella sabe lo que queremos las jugadoras y lo que necesitamos, eso le puede ayudar de cara a organizar el equipo. Es una persona que siempre ha estado muy ligada al mundo del tenis y que ahora lo estará con las jugadoras. Luego estarán las complicaciones de juntar a todas, el calendario está muy apretado y este año, pese a que nos comprometimos para jugarlo todo, tuvimos contratiempos que nos impidieron estar en las eliminatorias”.

Sobre el número 1 de Garbiñe Muguruza: “No me ha sorprendió. La conozco muy bien, he convivido con ella, he jugado a su lado y en contra, hemos entrenado muchísimas veces y sé del potencial que tiene. Eso se ve ya fuera de la pista. Igual no me lo esperaba tan temprano pero sabía que acabaría llegando. La he visto con ganas, hemos ido hablando y seguro que irá madurando y cogiendo experiencia para conseguir esa capacidad de conseguir ser una referente de nuestro tenis”.

Comentarios recientes