Pouille se planta en la final de Viena

A menos que haya sorpresón en París-Bercy, Lucas Pouille cerrará el 2017 con la final más importante de su carrera. Será en Viena, el ATP 500 donde más lejos ha llegado, tras dejar en el camino a Kyle Edmund en un partido igualadísimo (6-7, 6-4, 6-3) que pondrá de nuevo su nombre dentro del top20. Cuarta final de la temporada para el tenista galo que encontrará como último obstáculo este domingo a Tsonga o Kohlschreiber.

Comentarios recientes