Jimar Gerald: La jugadora que ha hecho historia en el tenis chileno

Entrevistamos a una de las grandes promesas del tenis sudamericano. “Mi sueño es ser la número 1 del mundo y formar una Academia en mi ciudad”.

Una nueva promesa del tenis femenino.
Una nueva promesa del tenis femenino.

Sólo tiene 15 años, pero tiene un corazón, garra y fortaleza a toda prueba. Y no sólo eso: lo más importante, es una trabajadora incansable y tiene una mentalidad única, digna de una jugadora profesional. Jimar Girald, o “Chiqui” como se le conoce desde su niñez en su ciudad natal Iquique (al norte de Chile), consiguió un épico logro para el tenis de ese país: es la primera jugadora chilena, ya sea hombre o mujer, nacida en el siglo XXI en disputar un cuadro principal de un torneo profesional.

Era septiembre del presente año y Gerald, sin tener ránking WTA, se plantó de igual a igual ante jugadoras de mayor edad y bagaje en la Qualy del ITF 15K de Hammamet y consiguió un épico logro para el tenis nacional tras derrotar a la local Yosr Elmi (s-r), por un doble 6-3 en el torneo tunecino.

Ya en el cuadro principal, tenía enfrente a la española Guiomar Maristany (578ª), quinta sembrada. Con un control en sus golpes y solidez en el servicio, la nacional se impuso con parciales de 6-3, 5-7 y 6-2. Dos horas y 32 minutos de juego necesitó Gerald para meterse en la segunda ronda del certamen turco y según cuenta la joven promesa del tenis femenino chileno, llegó a estar 6-3 y 4-1 hasta que “empecé a pensar un poco y los nervios me hicieron perder un tanto la precisión de los golpes”.

En Iquique, su madre Margarita González, estaba más nerviosa que nunca, manteniendo contacto con el resto de la familia a través del marcador virtual. Incluso, recuerda que costó actualizar el mismo al cierre del partido “por problemas de conexión de Internet, lo cual aumentó la tensión en ese importante momento”.

Remontándonos en la máquina del tiempo, sus inicios fueron en el Club Tenis Chile con Marcos Zamora (canchas de cemento). “Me dediqué al 100% a este deporte porque con mi familia creímos que no era compatible con una vida normal, en búsqueda de poder lograr mis sueños, porque se requiere de mucho trabajo y dedicación para triunfar en el tenis”, señaló Gerald, quien recuerda con nostalgia el día que tomó por primera vez una raqueta Prince color rosa formato junior de aluminio.

Después de eso, a competir: “Mi primer torneo fue en Arica cuando tenía nueve años y jugué en la categoría de 18 años porque no habían muchas chicas, entonces no se podían hacer los cuadros”, señaló.

Ahora bien, es necesario recordar que en Chile la vida de un tenista en regiones en general y en una ciudad como Iquique en particular es una compleja misión. “Es duro, sobre todo viniendo de una región donde no se hacen torneos. Mi profesor Marcos Zamora que fue el que me formó desde los 4 hasta los 10 años me dijo que tenía que irme a entrenar a Santiago porque el ya no podía darme más de lo que me entregó hasta ese entonces”.

Tenis en Chile: Una crisis de nunca acabar

Tenis en Chile: Una crisis de nunca acabar

La Federación de Tenis chilena se encuentra prácticamente en quiebra. El periodista chileno Rodrigo Sánchez nos cuenta el motivo.

Seguir leyendo

Precisamente Zamora, ya con 50 años trabajando en el tenis, principalmente en temas formativos, siempre fue partidario de que Jimar buscara nuevos horizontes. “Llegó chiquita acá, con muchas ganas, entusiasmo y condiciones innatas para jugar al tenis. Tiene una mentalidad ganadora única, le vi futuro y creí que lo mejor para dar el gran salto era irse a la capital, o ya definitivamente a EEUU”.

“Tengo lindos recuerdos de él, hizo un excelente trabajo”, reconoció Gerald quién sueña con jugar en Wimbledon y reservar un asiento en el palco para quien fuera su formador. “Me gustaría que me viera vestida de blanco en un evento único del mundo del tenis. El profesor (Zamora) no está bien de salud y la idea es ir lo más pronto posible a ese torneo para que disfrute de esa linda experiencia”.



“Me encantaría verla ahí, sería el más lindo regalo que me podría entregar. También recuerdo haberle dicho que sería muy lindo que participara de los Juegos Olímpicos”, agregó Zamora.

Jimar y su madre viajaron a Miami, con mucho esfuerzo e ilusión con el propósito de enfocarse 100% en el deporte que la apasiona, trabajando con Nathan Rosenfeld en la Academia Domínguez Pro Tennis en Miami. Durante tres años estuvieron con visa de turista en Estados Unidos, pero desde que asumió Donald Trump, la familia de la tenista decidió tomar los resguardos necesarios. “Durante ese periodo no hubo ningún problema con su visa de turista, la cual dura 6 meses y nunca hubo cuestionamientos respecto a su entrada y salida al país”, aclara Margarita González.

“No hay inconveniente alguno, incluso quisimos tramitar la visa de deportista que dura 5 años, contratamos un abogado y justo coincidió con el cambio de gobierno EEUU, nos negaron la visa hasta que tuviera puntos WTA. Nunca se nos han cerrado las puertas ni deportado, podremos retomar ese trámite cuando Jimar obtenga esos puntos”, complementa la madre de Gerald, quien lamenta el hecho de sacrificar bienes (casa, auto dinero) para ver coartada la ilusión de seguir el proceso formativo en el país de las oportunidades.

Hace dos meses, decidieron volver a Chile, viven en la capital de ese país (Santiago, Región Metropolitana) y Jimar entrena en la academia de Guillermo Pérez Roldán, quien está trabajando prioritariamente las posiciones o las posturas; las bases para golpear la pelota y el juego de piernas, “ella no estaba mal formada en EEUU, pero tiene cosas que corregir como posicionarse bien y para ello debe moverse correctamente en la cancha”, comenta el tandilense.

Otro tema que le interesa focalizar a su nuevo entrenador, es “el manejo en los cambios de efecto, los cuales deben ser generados en el sentido de que no solamente pueda jugar a altísima velocidad, sino que adaptarse a las contingencias, para después trabajar en el direccionamiento del golpe y después las estrategias”.

Sin embargo, un tema prioritario a trabajar según la joven tenista es “el saque, actualmente con mis profesores estamos mejorando en ese ítem, ya que no lo tengo muy bueno”. Coincide Pérez Roldán, en el contexto de que “ella está compitiendo mucho y no ha parado, para que podamos progresar en pulir las técnicas y ese es un trabajo que no se hace de un día para otro. Mi idea es construir un tipo de servicio que le permita jugar la primera pelota con tranquilidad, eso requiere efecto y velocidad media para evitar que pierda la iniciativa”.

Pérez Roldán destaca que su nueva dirigida que “le pega muy fuerte a la bola, toma mucha velocidad natural, va a terminar siendo bastante agresiva. Es impresionante como le viaja la pelota. Recién tiene 15 años, se debe foguear a un nivel que la exija, para darse cuenta que le falta mucho camino por recorrer”.

En ese sentido, la estrategia a seguir según Agustín Jiménez, su entrenador full time, es llevar a Gerald a jugar en torneos futuros, “para que gane experiencia. Podría jugar 6 años a ese nivel y si quiere jugar torneo de 16 o 18 no hay problema”.

El inconveniente es que geográficamente la competencia real no está en esta parte del mundo. “En Brasil hace dos o tres años habían 30 futuros, Argentina otros tantos, acá en Chile 11 o 12 y hoy no hay casi ninguno, entonces obviamente la competencia está en Europa. Todo dependerá de los resultados, a partir de ahí veremos la planificación”, dijo Pérez Roldán.

“Nos va quedando la posibilidad de los torneos en Chile, prefiero que Jimar sea 500º WTA antes de estar bien rankeada como junior”, afirmó Jiménez.

Jimar piensa igual: “buscaré mi primer punto WTA en ambos torneos (ITF 15 mil y 25 mil en El Club El Alba y Hacienda Chicureo en Santiago de Chile, desde la semana del 27 de noviembre).

“Ya nos dedicamos al tenis, no hay vuelta atrás. Iré con todo por lograr mis metas, he dejado todo por esto, lo que he pasado mal en el último tiempo, pero vale la pena para lograr mi sueño: ser la número uno del mundo y armar mi academia en Iquique, porque hay muchos niños de escasos recursos que no pueden trabajar en cumplir sus metas, porque no tienen los medios. Yo los quiero ayudar para que nadie más se quede con la pregunta ¿qué hubiera pasado si hubiera tenido los medios?”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter