Maria Sharapova, un retorno con más luces que sombras

La rusa termina el año con un balance de 16 triunfos y 7 derrotas y la sensación de estar en la senda correcta para reverdecer laureles.

Maria Sharapova en 2017. Foto: zimbio
Maria Sharapova en 2017. Foto: zimbio

Es momento de volver a casa, tomarse un respiro y reflexionar sobre lo hecho. Maria Sharapova puede hacerlo con el orgullo de haber demostrado que puede seguir compitiendo al máximo nivel y la esperanza de seguir quemando etapas en su proyección hacia la gloria. Tras unos meses fuera del circuito WTA debido a la polémica sanción por dopaje, la siberiana ha demostrado que está hecha de pasta ganadora. Ambiciosa como la que más, se ha batido el cobre allá donde ha ido, superando las críticas de compañeras, aficionados y gente muy ligado al tenis y sobreponiéndose a una inoportuna lesión nada más pisar las pistas.

La actitud de la rusa ha sido encomiable, no tanto su juego y resultados si se miden teniendo en cuenta que se está hablando de una ex-número 1 del mundo y ganadora de cinco Grand Slams. Pero dadas las circunstancias, hay motivos para la satisfacción y, sobre todo, el orgullo. Y es que Sharapova ha demostrado que puede competir a un nivel muy alto, que no se le ha olvidado jugar al tenis y que aspira a reconquistar la zona noble del ranking WTA. Su tenis ha sido intermitente, como se podía prever tras una ausencia dilatada en el tiempo, pero también de muy alto nivel, habiéndole permitido ganar partidos espectaculares.

[getty:674850660]

Sus semifinales en el torneo WTA Premier Stuttgart en la que fue su primera comparecencia, mostraron que físicamente está impecable. Ganó a Roberta Vinci, Ekaterina Makarova y Anett Kontaveit y sucumbió ante una Kristina Mladenovic que, por aquel entonces, parecía casi imbatible. En el WTA Premier Mandatory Madrid vivió su derrota más dolorosa, al sucumbir ante Eugenie Bouchard en un partido marcado por las declaraciones muy duras de la canadiense hacia ella. Pero lejos de entrar al trapo y perder la concentración, Masha perseveró.

Llegaron los problemas físicos que la obligarona a retirarse de los torneos de Roma y Stanford, y tomarse un reposo muy positivo para ella. Así se dedujo de su mejor partido de la temporada: la victoria ante Simona Halep en el US Open. Tras esa demostración de poderío se soñaba con una Sharapova candidata a todo en Nueva York pero no supo gestionar el duelo con Anastasija Sevastova, que la martirizó con sus reveses cortados y cambios de velocidades y altura.

[getty:860715898]

Aprendió la lección y se tomó su particular venganza en el WTA Premier Mandatory Beijing, donde se impuso a la letona en un maratoniano partido que puso de manifiesto su gran fondo físico. Tras sucumbir ante Simona Halep, la rusa levantó un merecido título en el WTA International Tianjin, que sirve para dar brillo a un año corto pero muy importante en su carrera. Da la sensación de que hay Sharapova para rato, a tenor de su actitud ganadora, garra competitiva y nivel de juego.

La mejor noticia para ella es que estos resultados le han permitido meterse con holgura en el top-100 (actualmente es la 57 del mundo), lo que le permitirá acceder a todos los cuadros finales de los grandes torneos sin necesidad de solicitar una invitación o tener que recurrir a la fase previa. Se acabó la polémica y el ruido mediático que tanto se ha reproducido este año con el dilema de muchos torneos sobre si invitarla o no.

[getty:861522590]

Con unos meses disponibles para entrenar duro, Maria Sharapova puede ser una jugadora muy a tener en cuenta en el primer tramo del 2018. Llegará fresca física y mentalmente, y dispuesta a demostrar el trabajo duro que ha hecho y hará en las próximas semanas. Su tenis sigue siendo igual de agresivo y vibrante, y sus problemas han sido de regularidad no tanto por desgaste, sino por la dificultad que supone recuperar el mejor ritmo tras un tiempo fuera de las pistas. ¿Optará a los grandes títulos la rusa en 2018?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter