La batalla por el número 1 entre Nadal y Federer

Analizamos las opciones que tiene el suizo de remontar de aquí a final de temporada la desventaja de 1960 puntos que le separa de Nadal.

Los genios nunca se rinden, por muy lejano y secundario que parezca un objetivo. Ni Roger Federer ni Rafael Nadal han concedido demasiada importancia al hecho de terminar el año como número 1 del mundo, pero a buen seguro acabarán exprimiéndose por lograrlo. Tres torneos por delante para ambos, o quizá solo para el suizo, que pueden determinar quién terminará la temporada en la cúspide del ranking ATP. No parecía haber debate hasta hace unos días, pero la gran superioridad de Roger y el aparente desgaste físico de Nadal en la final del Masters 1000 Shanghai, reabre las opciones de que el manacor vea seriamente amenazada su actual condición.

Actualmente, Nadal lidera la clasificación mundial con 10465 puntos, mientras que Federer le sigue con 8505. Lo que aparentemente parece una distancia insalvable, no lo es tanto si el español acusa el esfuerzo de las últimas semanas y no lograr grandes resultados. Es preciso recordar que ninguno de los dos defiende ningún punto en lo que queda de año, ya que no disputaron ninguno de los torneos que quedan en el calendario.

[getty:861614160]

El ATP 500 Basilea podría ser el impulso necesario para Federer. Juega en casa, en un torneo en el que ha ganado hasta en siete ocasiones y donde las sensaciones son inmejorables. Nadal está inscrito en el torneo pero no sorprendería que se diera de baja por el desgaste físico y mental acumulado. En tal caso extremo, si Federer ganara el torneo se pondría 9005 puntos y metería mucha presión al español.

Siguiente asalto: Masters 1000 París-Bercy. Estarán los dos, salvo lesión clara de alguno de ellos. El campeón sumará 1000 puntos, el subcampeón 600, los semifinalistas 360 y los cuartofinalistas 180. Contarán con bye en primera ronda por lo que al, menos, ganarán los 45 puntos correspondientes a los que llegan a segunda. Las opciones del helvético pasarían por ganar; en tal caso se podría aproximar desde a 460 puntos si Nadal no acudiera al torneo, hasta a 1060 si llegara a la final, pasando por todos los escenarios intermedios y siempre teniendo en cuenta las previsiones más optimistas para Roger en cuanto al torneo de Basilea.

[getty:861614162]

Pero será en las NITTO ATP Finals 2017 donde más puntos se pongan en juego. En el torneo organizado en dos grupos de round robin, todo triunfo suma 200 puntos, una victoria en semifinales suma 400 puntos y en la final otros 500. Es decir, un torneo impoluto supondría adquirir la friolera de 1500 tantos. Es preciso aclarar que en este torneo, el español y el suizo no se verían las caras hasta, al menos, semifinales ya que partirán como los dos primeros cabezas de serie por lo que estarán encuadrados en grupos distintos.

Escenario más optimista para Roger antes de las NITTO ATP Finals

ATP 500 Basilea. +500 puntos con ausencia de Nadal = 9005 puntos por los 10465 del español

Masters 1000 París-Bercy. +1000 puntos con segunda ronda de Nadal = 10005 puntos por los 10510 del español.

[getty:861629876]

Aunque no acudiera al torneo suizo, Nadal podría tomar una ventaja importante si hiciera un buen torneo en París-Bercy. Un puesto de cuartofinalista, por ejemplo, le situaría con 10645, obligando al helvético a ganar el torneo si quiere llegar con opciones serias de alzarse con el número 1 en el O2 Arena. Incluso ganando el torneo el helvético, una final del balear dejaría la distancia en 1060 (teniendo en cuenta que el suizo ganara ambos torneos), es decir, los 11065 de Nadal por los 10005 de Federer.

En definitiva, convendrá estar muy atentos a lo que ocurra en las próximas semanas. Si Rafael Nadal sumara puntos de cierta entidad tanto en el ATP 500 Basilea como en el Masters 1000 París-Bercy podría llegar a Londres con muy poca exigencia para asegurarse el objetivo de terminar como el mejor del mundo. Roger Federer entra en una fase de temporada donde será favorito contra cualquiera y en la que si sigue jugando al nivel al que lo hizo en Shanghai, puede lograr lo que se proponga.

Comentarios recientes