El desplome sin paliativos de Agnieszka Radwanska

Con su derrota en 2ª ronda de Hong Kong, la polaca certifica su salida del top-20 a final de año y no jugará el WTA Elite Trophy Zhuhai.

Agnieszka Radwanska en 2017. Foto: zimbio
Agnieszka Radwanska en 2017. Foto: zimbio

Pocos pueden imaginar un circuito WTA sin la magia de Agnieszka Radwanska. Conocida como "la maestra", en 2017 no ha podido impartir su lección con éxito. Esta temporada constituye una de las peores de toda la carrera deportiva de la de Cracovia, que se ha mostrado sin chispa ni argumentos para contrarrestar el juego incisivo imperante en el tenis femenino. Su habilidad innata para esconder sus defectos, como la falta de potencia, y maximizar sus virtudes, una solidez de fondo de pista y habilidad de manos casi inauditas, se ha diluido cual azucarillo en café esta temporada.

Será éste el primer año desde 2007, en que Radwanska no finalice entre las 15 mejores jugadoras del mundo y el segundo en estos dos últimos lustros que no lo hace en el top-10 (el otro fue en 2010 cuando acabó en el puesto 14). A sus 28 años, Aga debería tener aún mucha cuerda pero la ganadora de las WTA Finals 2015 y que llegara a ser número 2 del mundo en 2012, está viendo las orejas al lobo. No ostenta ningún Grand Slam en su poder, y en estos momentos parece más lejos que nunca de poder alcanzar ese ambicioso objetivo.

Embed from Getty Images

La que fuera finalista en Wimbledon 2012, llevaba desde 2011 ganando al menos un torneo todos los años. Ostenta en su palmarés la friolera de 20 títulos WTA, y en este 2017 su mejor resultado fue la final alcanzada en el WTA International Sidney, que perdió contra Johanna Konta. A partir de ahí el abismo. Su papel en los Grand Slam ha sido muy pobre, al erigirse los octavos de final de Wimbledon en su mejor registro. A partir de ahí, solo en New Haven (donde cayó en semifinales con Daria Gavrilova) pudo enlazar más de dos triunfos consecutivos.

Su derrota en segunda ronda del WTA International Hong Kong ante Samantha Stosur, certifica su ausencia no ya en las WTA Finals de Singapur, sino también en el WTA Elite Trophy Zhuhai, lo que supondrá una pérdida de puntos muy notables. Y es que el pasado año, la polaca se metió en semifinales del torneo que reúne a las ocho mejores de la temporada, donde sucumbió ante Angelique Kerber. Hace unas semanas, Agnieszka hacía referencia a un notable cansancio por problemas físicos, que han podido mermar su rendimiento en algunos tramos de año.

Embed from Getty Images

Pero supone de extrema gravedad su total impotencia a la hora de contrarrestar el juego incisivo de sus rivales. Agnieszka Radwanska se ha erigido siempre en una jugadora especial, con clara vocación de contraataque gracias a su excelsa movilidad y talento innato, pero esta temporada eso se ha convertido en un tenis falto de intensidad e incapaz de imponer su estilo. Mucho habrá de descansar y replantearse las cosas si la polaca quiere volver a ser una jugadora de referencia. Verse fuera del top-20 a final de año puede ser un acicate para mejorar o un golpe moral del que no pueda recuperarse.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter