Carlos Taberner: “Me noto mejor jugador que hace dos meses”

El valenciano repasa en esta entrevista su salto de nivel, su ascenso en el ranking y sus objetivos para 2018, año en el que disputará la Qualy del Open de Australia.

Taberner en la Academia Lozano-Altur.
Taberner en la Academia Lozano-Altur.

Cuando uno pisa la Lozano-Altur Tennis Academy se da cuenta de que el ser humano es imperfecto. ¡Le faltan ojos! Más de diez pistas de entrenamiento y todas llenas, algunas con hasta cuatro jugadores y un par de entrenadores, imposible que no se te escape algo. Pero hay cancha que destaca, una en la que muchos se fijan aun no siendo esa su película. Se oyen murmullos tipo: “Cómo le está pegando”, o “Menudo cambio ha dado” cada vez que nuestro protagonista entra en acción. Éste no es otro que Carlos Taberner (Valencia, 1997), uno de los emblemas de la Academia y uno de los jugadores más en forma del momento. Con 20 años ha encontrado su hueco y, ya instalado en el top200, no lo quiere desaprovechar. Sus tres últimos torneos han traído grandísimas noticias, pero no se conforma, y así nos lo cuenta en Punto de Break después de casi tres horas de entrenamiento y a pocos días de partir hacia sus últimos torneos del año.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Con todos los jugadores que tenéis aquí, parece imposible aburrirse durante el entrenamiento.

Sí, sí (risas). Hoy me ha tocado entrenar al principio con Ricardo Ojeda y la última parte con Guillermo Olaso. La verdad es que hemos entrenado muy bien, con alta intensidad, siempre buscamos dar un pasito más en este aspecto con el paso de los días.

Todo el mundo quiere jugar contigo ahora mismo, ¡eres el rival a batir!

No, yo creo que no. Todos nos intentamos ganar a todos pero siempre con una rivalidad sana, por supuesto. Somos muy buenos compañeros y todos somos rivales a batir.

Después de tus resultados estas últimas semanas y sin llegar a volvernos locos, ¿te ves un poco como el hombre del momento? O al menos, se habla mucho de ti.

Sí es cierto que se ha hablado un pelín más de mí después de tres buenas semanas en el circuito Challenger, pero tampoco creo que esté catalogado como el hombre del momento (risas). Eso es para los jugadores que están más arriba y que están jugando los torneos más importantes.

Dos finales y una semifinal en tres semanas consecutivas. ¿Dónde ha estado el ‘click’ para que lleguen estos resultados?

He competido muy bien estas tres semanas, en todos los partidos, hasta alguno que no he podido jugar lo mejor posible lo he luchado hasta el final con todas mis fuerzas, incluso sacándolo adelante. Todos los rivales han sido muy duros pero estaba convencido de que, si jugaba bien, iba a tener mis opciones. Quitando la primera final en Banja Luka (contra Marterer) donde el rival tenía algo más de nivel, en el resto me he notado muy competitivo en cada momento.

Empiezas el año siendo el 315º del mundo, ahora eres el 181º. ¿Hay algún factor secreto que no veamos para este salto?

El año pasado jugué todo Futures y esta temporada la idea era intentar hacer ya alguna cosa en los Challengers. Al principio no pasaba ni una previa, ganaba algún partido, pasaba alguna Qualy… pero sabía que poquito a poco yo iba mejorando, que si era constante alguna semana tendría problema. No hay ningún secreto, he trabajado mucho y todavía queda muchísimo por mejorar.



Se habla mucho de ese paso de los Futures a los Challengers. ¿Es tan severo?

En mi caso, lo que noto es que ya desde la primera ronda juegas con alguien muy bueno, eso quizá en algunos Futures no pasa. En los Challengers, desde la primera ronda ya es como una final, son partidos muy duros y tienes que estar preparado al 100% en el tenístico, en lo físico y en lo mental.

Los inicios no fueron fáciles, con varias derrotas en fases previas. ¿Te llegas a replantear volver a los Futures y olvidarte de los Challenger?

Empecé así, al principio no pasaba ni una previa. De hecho, en los dos primeros torneos me marché con dos palizas. La verdad, estaba muy jodido, pero me tomé unos días para aceptarlo, absorbí todo lo que pude de esas experiencias, seguí trabajando y poco a poco fui ganando más partidos. Pero no, en ningún momento pensé en abandonar el camino de los Challenger.

Al final se demuestra que es todo muy mental. Igual otro hubiera pensado que no daba el nivel y se hubiera vuelto a los Futures. Tú seguiste y luego llegó el premio.

Bastante parte es mental pero no te voy a engañar, lo tenístico tiene muchísimo peso. Hay que sacar mejor, hay que tirar más fuerte y tienes que mejorar ciertas cosas que, si no juegas ese tipo de torneos, no las ves tan de cerca y, por tanto, no te das cuenta de lo que necesitas.

¿Qué papel juega el dinero? Porque dar ese salto también conlleva un riesgo económico.

El costo es más grande al jugar estos torneos, suele ser uno en cada país y tienes que estar siempre cogiendo vuelos. Todo lo contrario que si juegas aquí un torneo Futures en España durante todo el año y no tienes que costear tanto. Arriesgué, aposté, hice una inversión grande, pero desde el primer momento sabía que era lo correcto y también los entrenadores me demostraron la máxima confianza en mis posibilidades.

Hablando de números. Esas tres buenas semanas en los Challengers, ¿te salva ya la temporada?

¡No! Ni mucho menos (risas). Yo estas tres semanas, en total, habré ganado cerca de 7.000€ u 8.000€ pero el balance final del año sale mucho más que eso. Esas semanas he conseguido un buen pellizco pero el año entero es bastante caro. Quizá si hubiera empezado a jugar este circuito desde el comienzo de temporada, donde te pagan la hospitalidad y poco a poco vas ganando partidos… entonces igual sí hubiera salido un año en positivo. Pero empecé en los Futures y no ingresaba mucho.

¿Podemos decir que eres ya un jugador de Challenger?

Eso nunca se sabe. Imagínate que tengo una lesión. Mi idea es seguir jugando estos torneos, eso lo tengo clarísimo, pero hay que prepararse para estas buenas épocas como para las que no sean tan buenas. Hay que estar siempre fuerte.



Igual la cabeza va ya pensando en algún ATP.

Para este año, imposible. Me quedan solo dos torneos y son los dos Challengers. Pero en 2018 me encantaría jugar alguna previa de ATP y combinarlo con los Challengers.

¿De nivel cómo te ves ahora mismo? ¿Para competir ya con los grandes?

Uf, de momento no los he visto en ninguno de los torneos que he jugado yo. A mí me gusta mucho fijarme en ellos, aprender, sacar las cosas que hacen bien y mejorarlas poco a poco, pensar en que en cualquier momento puedo enfrentarme a alguno y puedo tener la oportunidad de ganarle. Por ejemplo, ahora mismo me noto mejor jugador que hace dos o tres meses, eso es lo que estoy intentando abordar cada día, notar la mejoría e ir creciendo.

El entorno siempre es muy importante en estos casos. Aquí en la Academia parecen tenerlo claro contigo.

Totalmente. Desde el primer día que se hizo esta academia tuve claro que era el sitio donde quería estar, para mí es el mejor sitio posible para entrenar, viajar y mejorar con los entrenadores. En mi opinión, la mejor Academia de España.

Tengo entendido que además de jugar, también estudias.

Estoy matriculado en Administración de Empresas, aunque este año no le he dedicado mucho tiempo porque he tenido que hacer frente a muchos viajes. Cuando puedo y tengo tiempo voy haciendo algo, no lo quiero dejar de lado, es una cosa que tengo ahí y que me gustaría terminar algún día. Es complicado, la verdad, porque el tiempo libre del tenista es cuando acaba un partido o un entrenamiento y ahí estás agotado, lo último en lo que piensas es en coger un libro y ponerte a estudiar.

¿Hay tiempo para hacer vida normal más allá del tenis?

Por supuesto que sí. Si tú te tomas las cosas bien, intentando divertirte y aprovechando cada momento, definitivamente sí. Cuando nosotros estamos en un torneo y tenemos algún día libre, siempre lo dedicamos a salir y conocer la ciudad, tomar algo, divertirnos, etc. En Valencia lo que intento es ver cuando a puedo a mis amigos y no perder el contacto con ellos.

¿Qué tal con tus compañeros de generación? Zapata, Munar, Pedrito… ¿te han felicitado por estas últimas semanas?

Alguno me ha escrito algún mensaje, igual que yo a ellos cuando también ganan partidos. Hay muy buena relación entre nosotros.

¿Por qué crees que en España se tiene tan poca paciencia en estas etapas de desarrollo con los jugadores?

Bueno, está claro que Rafa Nadal le ha hecho mucho bien al tenis español pero quizá, no es que haya hecho mal, pero como es tan, tan bueno, la gente piensa que si con 22 años no estás en el top100 ya piensan que no vales. Son mundos totalmente distintos. Nadal es un extraterrestre en este sentido. Al final la edad no importa tanto, como si consigues meterte en el top100 con 30 años, eso significará igualmente que eres un jugador muy bueno, estamos hablando de un nivel muy complicado de alcanzar.

Sé que solo tienes 20 años pero, ¿en algún momento te llegó a pesar la edad?

No, para nada. Igual cuando eres más pequeño sí, con 14-15 años tenemos la tendencia a fijarnos en el de al lado en seguida comparar qué es lo que gana o qué ranking tiene. Luego cuando dejas de ser junior te das cuenta que es lo mismo tener 18 que 28, la edad no importa, lo que importa es el nivel.



Pese a todo, supongo que para un jugador español resultará imposible no caer en la comparación con Nadal, el gran referente.

Sí, pero si lo manejas bien no debería de darte problemas, hay que ser consciente de que ser Nadal es prácticamente imposible. Yo no pienso en Nadal, no busco ser como él, lo que quiero es ser el mejor Carlos posible.

¿Es Nadal el espejo de todos?

Personalmente, mi ídolo o mi tenista favorito siempre fue más Ferrer que Nadal, pero por es que David ha sido otro extraterrestre. Además es de Valencia y he coincidido con él algunas veces aquí, me ha tocado más de cerca.

Un torneo por ganar.

(Piensa) Pues mira, no sé si ganar, pero sí que me encantaría que se celebrara de nuevo el ATP de Valencia.

Qué bueno sería eso. ¿Y uno que exista actualmente?

El torneo que más ilusión me haría jugar es Roland Garros.

Un rival al que enfrentarte.

Nadal.

Un partido que recuerdes.

Recuerdo muchos. Por ejemplo, cuando gané mi primer punto ATP en Vic, hace un par de años. También mi primer Futures, el año pasado en Rumanía, muy duro.

Tu primer recuerdo en el tenis.

Cuando gané mi primer torneo aquí en Valencia. Tendría unos 10 años y, a esas edades, ganar tu primer trofeo es la leche.

Tu peor recuerdo.

Cuando eres pequeño y te pegan una pana rollo 6-0, 6-0. Que luego esto te puede pasar también de mayor, pero cuando eres pequeño es muy doloroso.

El tenis es…

Mi pasión.

Carlos Taberner es…

Un tío trabajador.

Un objetivo para este año.

Ganar los máximos posibles en Sudamérica en los dos torneos que me quedan.

¿Y para 2018?

Igual, ganar los máximos partidos. Te juro que no pienso más allá de eso, ni en el ranking. Para este año sí que quería acabar en un ranking que me pudiera dar la opción de jugar las previas de los Grand Slams y eso, de momento, ya lo he conseguido.

Pues entonces te veremos en Australia.

¡Vamos!

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter