Batalla por una octava plaza que quizá no dé el acceso a las WTA Finals

La norma de la WTA establece que puede otorgar una invitación por circunstancias especiales, en vez de atenerse al ranking.

Sloane Stephens en 2017. Foto: zimbio
Sloane Stephens en 2017. Foto: zimbio

Acabar entre las ocho mejores jugadoras del año es un premio al esfuerzo y al sacrificio que justifica todos los malos momentos pasados. Hay siete mujeres que se han asegurado su presencia ya en las WTA Finals de Singapur, debido a su buen rendimiento durante todo el año. Tendrán la oportunidad de luchar por el último gran título de la temporada y podrán tomarse con cierta tranquilidad los compases finales de la misma, sin una necesidad imperante por sumar puntos.

Garbiñe Muguruza, Simona Halep, Karolina Pliskova, Elina Svitolina, Caroline Wozniacki, Venus Williams y Jelena Ostapenko estarán acompañadas por una mujer más, de la que aún no se conoce su identidad. Esta dependerá de quién termine el año en el octavo puesto del ranking WTA... ¿o no? En una consulta al reglamento oficial de la WTA, llama la atención lo que se establece en la Sección IX:

"Las siete jugadoras mejor clasificadas en el ranking a final de año se clasificarán automáticamente para las WTA Finals. La plaza restante puede ser dispuesta por la WTA, que en caso de circunstancias extraordinarias puede seleccionar la octava contendiente sin necesidad de atender al ranking". Entre esas circunstancias extraordinarias, ¿se puede contar el hecho de que una ganadora de Grand Slam no tenga asegurado un puesto en Singapur?

[getty:526862836]

En el caso de la ATP, a aquél que gana un torneo de la máxima envergadura le basta con quedar a final de temporada entre los 20 primeros para asegurar su puesto en las ATP Finals. No existe tal regla cerrada en la WTA, lo que hace pensar que la organización del torneo podría plantearse hacer caso omiso a la octava clasificada y concederle el premio del billete a Singapur a Sloane Stephens.

En contra de la estadounidense juega el hecho de que tan solo haya disputado siete torneos en todo el año, ganando algún partido en tres de ellos. Poca renta para obtener un galardón que premia la regularidad durante toda la temporada, pero por otro lado, ¿cómo una de las cuatro ganadoras de Grand Slam no va a competir en el prestigioso torneo de final de temporada? Las que más cerca están de cosechar la octava plaza son Johanna Konta y Caroline García, sin que pueda descartarse tampoco a Svetlana Kuznetsova, Kristina Mladenovic, Coco Vandeweghe o incluso la propia Stephens.

[getty:853440072]

No parece probable que la joven estadounidense triunfadora en Nueva York pueda ganar alguno de los torneos de la próxima semana y superar a todas sus rivales, terminando el año como octavo, lo que vaticina polémica en el seno de la WTA. Todo dependerá del criterio de aquellos que tengan que tomar la decisión. ¿Cuál es tu opinión? ¿Deberían dejar que fuera la octava clasificada quien jugara en las WTA Finals de Singapur o han de intervenir otorgando ese honor a Sloane Stephens?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes