Benoit Paire: “En la final de Copa Davis yo estaré de vacaciones”

El de Avignon habló sobre su nula relación con la Federación Francesa de Tenis y confesó no tener ninguna esperanza de ser citado por Noah.

No parece que las aguas entre Benoit Paire y la Federación Francesa de Tenis se hayan calmado demasiado desde que el pasado verano saltara el conflicto en plenos Juegos Olímpicos después de que el tenista de Avignon no tuviera el comportamiento adecuado y fuera expulsado para siempre del equipo. Ha llovido mucho ya desde aquello y, si miramos las convocatorias que ha ido dibujando Yannick Noah, podemos observar que todo sigue exactamente igual. Tampoco tiene la culpa el jugador que su país tenga una de las escuadras más completas de la última década pero, ¿realmente no merece una segunda oportunidad?

“Este asunto es demasiado fácil. Sinceramente, la Copa Davis siempre ha sido una competición con la que he soñado toda mi vida, desde pequeño siempre soñé con poder jugar con el equipo de Francia. Pero hoy en día no tengo ningún tipo de contacto con Yannick Noah, el capitán francés, aunque esto tampoco es nada nuevo. Cuando el gran grupo organiza las comidas previas a las convocatorias, yo nunca soy invitado”, confesó Paire tras caer este pasado fin de semana en la final de Metz, lugar donde acabó llorando en la entrega de trofeos al ver cómo la copa acababa en manos de Peter Gojowzcyk y no podía darle una alegría al público local.

El francés ocupa ahora mismo el número 38 del ranking, lejos de aquel top10 que llegó a pisar hace unas temporadas, aunque su rendimiento esta última semana fue mucho mejor de lo normal. Por delante suya, hombres como Tsonga, Pouille, Gasquet, Mannarino o Monfils parten como candidatos más serios para estar presentes en la última convocatoria del año de Copa Davis, la de la final. Pero. ¿qué pasó con las otras rondas que hubo a lo largo del curso?

“En primera ronda, cuando jugaron en febrero ante Japón, Jeremy Chardy fue el encargado de reemplazarme. En aquel momento él era el número 80 del mundo, el doble de donde estaba yo, el número 40. Después, en la segunda ronda contra Gran Bretaña, Adrian Mannarino viajó como quinto jugador, aunque saben que yo lo podría haber hecho muy bien en tierra batida. Cuando ellos ganan yo estoy feliz, eso no cambia, pero os pido por favor que no me habléis acerca de la Copa Davis”, recuerda con cierto dolor un Paire que no guarda ninguna esperanza en regresar al equipo, al menos a corto plazo.

“Creo que todo el mundo piensa y sabe de mis capacidades para ganar cualquier título, que puedo estar mucho mejor posicionado en el ranking, pese a todo esto, cuando se celebre la final de Copa Davis yo estaré de vacaciones”, concluyó el tenista galo de 28 años. Seguramente, un espectador de lujo en la próxima final ante Bélgica.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes