Kyrgios: "Cuando juego por un equipo lo doy todo de mí mismo"

El australiano reflexiona sobre cómo cambia su actitud cuando se ve arropado por otros compañeros, respecto a torneos del circuito ATP.

El chico malo del circuito soltando unas lagrimillas tras perder el partido decisivo de un torneo de exhibición. Fue una imagen que hizo dar un respingo a muchos, pero Nick Kyrgios es un tipo impredecible y especial, para lo bueno y lo malo. El australiano esconde tras sus poses chulescas y actitudes díscolas, un alma atormentado y necesitada de cariño. Su sensibilidad tras perder a uno de sus seres más queridos, su abuelo, sorprendió a muchos hace meses y el radical cambio de actitud que tiene cuando juega en equipo respecto a cuando lo hace en los torneos ATP no es casualidad.

Al de Canberra el tenis en sí no le apasiona, pero sí que lo hace competir, sentirse partícipe de algo grande y hacer feliz a sus amigos. Es consciente de su talento y potencial, y percibe la capacidad que tiene para hacer feliz a mucha gente con sus victorias. Es por ello por lo que en cada eliminatoria de Copa Davis, las prestaciones de Nick suben como la espuma, y su actitud en la Laver Cup confirma la teoría de que necesita sentirse arropado para sacar lo mejor de sí mismo.

[getty:853172806]

"Cuando juego por mí mismo no pongo todo el esfuerzo del que soy capaz. Sin embargo, cuando formo parte de un equipo juego también para mis compañeros, al igual que en la Copa Davis, que represento a todo un país", comentaba un abatido Kyrgios tras perder ante Roger Federer en un partido en el que llegó a estar a un solo punto de la victoria. "Ha sido muy duro porque sé el gran esfuerzo y ganas que han puesto mis compañeros este fin de semana, ya fuera jugando, entrenando o animando a los demás", comentó el actual número 20 del ranking ATP en declaraciones recogidas por The Age.

Nick partía como el líder de un equipo carente de grandes estrellas pero con jugadores capaces de sorprender a cualquiera. Ganó un partido de dobles junto a su amigo Jack Sock, se impuso en un partido agónico a Tomas Berdych y estuvo a punto de propiciar un empate, pero acabó perdiendo ante Roger Federer. Eso no desluce su gran tenis y, sobre todo, ganas de vencer. "Hemos sido una piña. Sabia que si ganaba el partido íbamos a ser favoritos en el dobles definitivo. Lo dí todo pero no fue suficiente", declaró angustiado por la derrota un Kyrgios que en dos semanas ha sufrido dos duros reveses, después de caer en Copa Davis ante Bélgica, sin que él pudiera ganar a David Goffin en el cuarto punto de la eliminatoria.

[getty:853033124]

Cuestionado por la experiencia de haber sido capitaneado con John McEnroe, el australiano fue contundente en declaraciones recogidas por Tennisworld. "Ha sido impresionante. Le dije que no le veía con la actitud para haber logrado todo lo que consiguió en el tenis y le pregunté que por qué había jugado", desveló Kyrgios. "Él me dijo, tú lo sabes. Es la misma razón por la que tú juegas. Es porque somos mejores en el tenis que en cualquier otra cosa que podamos hacer", comenta el australiano que le dijo su capitán en una distendida charla. Nick Kyrgios tendrá que intentar mantener esa actitud distendida e intensa durante todo el año si quiere lograr algo grande en el circuito ATP.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes