"No es fácil ser número 1"

John McEnroe advierte sobre lo que puede significar ser número 1: una condición que puede descentrar una vez se consigue

John McEnroe. Foto: Getty
John McEnroe. Foto: Getty

Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza son los números 1 del mundo del tenis. En el caso de Rafa, nada tiene que demostrar pues su carrera está completamente formada y ya ha sido y defendido el número 1 durante más de 100 semanas. En el caso de Garbiñe, se abre una nueva etapa que nunca ha experimentado. Ser número 1 es una gran satisfacción, una sensación nueva que exige una mentalidad también diferente. En una reciente entrevista, John McEnroe comparte un sentimiento que le costó asimilar.

El exnúmero 1 estadounidense fue el ejemplo de cómo el hambre y la competitividad se mantienen intactas mientras alguien soporta la presión por encima tuya, mientras alguien es número 1. Buscar y perseguir , desbancar y asaltar hasta conseguir determinados objetivos y estímulos es, por todos dicho, más fácil que ver desde arriba cómo los demás hacen lo mismo contigo. En esas instancias, manejar el nuevo estatus mientras los demás reconocen un nuevo rey al que destronar no es sencillo.

“A veces fui buen número uno y otras no tanto", comentaba hace poco John McEnroe en El País. "Cuando lo conseguí por primera vez, Borg dejó de jugar; fue decepcionante. Hubiera preferido ser el segundo y que él continuara. Imagínate que Nadal o Federer no jugaran más. Sería una gran pérdida para el tenis. Mi problema fue que no continué trabajando para mejorar y otros jugadores me alcanzaron antes de lo que imaginaba. En ese momento, piensas que estás haciendo lo correcto, pero ahora, treinta años después, lo ves de otra manera. No es fácil llevar el número 1. Hay una gran diferencia entre ser el 1 o el 2".

El crecimiento de McEnroe y Lendl fueron algunas de los causas de que Bjorn Borg, con casi 26 años, se retirara del tenis tras ganar 11 títulos de Grand Slam. Para McEnroe, la noticia descentró su reinado. Le costó habituarse a una realidad en la que pasó a ser la principal atracción, al que todos quieren vencer, viendo cómo además, a su principal rival algo semejante había podido con él y su carrera. Una presión para la que no todos ni todas han demostrado estar preparados.

Embed from Getty Images

Creer que tu nivel es un techo es lo que llevó a McEnroe a relajarse. A los 25 años dejó de ganar Grand Slams y fue superado por el propio Lendl y los jóvenes Becker o Wilander. El número 1 es una cosnecución pero también debe servir cómo llama de atención. Es un número que puede descentrar y desmotivar por la posible caída y sus consecuencias.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter