Keys y Stephens, dos amigas con un objetivo común

Las dos jóvenes estadounidenses valoran sus triunfos en semifinales y hablan de cómo afrontan la gran final del US Open 2017.

Tienen mucho en común, comparten una gran amistad pero serán rivales una de la otra en el partido más importante de sus carreras. Las flamantes finalistas del US Open 2017 valoraron sus prestaciones en las ruedas de prensa posteriores a sus respectivos partidos, donde hicieron gala de su carácter desenfadado y mostraron su inmensa alegría por haber logrado romper con todos los pronósticos. Sloane Stephens y Madison Keys se dieron sendos baños de masas en la Arthur Ashe y están a poco más de un día de disputar uno de esos partidos que nunca se olvidan.

"Estoy muy feliz por haber cumplido un sueño y el hecho de hacerlo aquí, en mi casa, es aún más especial. Estoy muy orgullosa de representar a mi país", comentó la joven Stephens después de eliminar a Venus Williams en un partidor repleto de altibajos por parte de ambas. "Las semifinales del Open de Australia las vi en mi casa, recuperándome de la operación y sin poder andar", señaló una risueña Sloane que tuvo tiempo para reivindicar el papel de la mujer afroamericana. "Es genial que haya habido tres en semifinales y me siento orgullosa de ello".

[getty:844354376]

Ya en materia tenística, Stephens valoró muy positivamente sus prestaciones. "Me he movido muy bien y eso es lo que me ha permitido hacer mi juego con fluidez. Siempre he creído en mí, he trabajado duro y lo único que sé es que quiero dejarlo todo cada vez que salgo a la pista, soy una gran luchadora", aseveró una Sloane Stephens que se medirá a Madison Keys por segunda vez en su carrera, después del partido que disputaron en Miami 2015 con victoria por 6-4 6-2 para la de 24 años.

Por su parte, Madison Keys se mostró exultante por el rendimiento demostrado. "He jugado realmente bien, sentí en todo momento que las cosas funcionaban y me hace muy feliz estar en la final", comentó la pupila de Lindsay Davenport. "Tendré que jugar muy agresiva porque sé que Stephens es una gran defensora pero tengo armas para hacerla daño. Nos conocemos bien, hemos jugado en juniors juntas y en Copa Federación compartimos equipo", comentó la estadounidense de 22 años.

[getty:843930472]

"Al inicio del torneo no pensé que pudiera ser campeona", comentó una mujer que ha sufrido mucho tras tener que operarse de una muñeca pero que parece totalmente recuperada. "Ahora juego mucho más liberada y me divierto en la pista. La lesión me ha quitado mucha presión y me ha ayudado a darme cuenta de lo mucho que me gusta este deporte", comentó la más joven de las finalistas, que en caso de salir con el título del US Open 2017 en su haber, entraría al top-10 del ranking WTA.

Comentarios recientes