Pablo Carreño muestra sus credenciales en Nueva York

El español Pablo Carreño consiguió vencer al francés Nicolas Mahut por 6-3, 6-4 y 6-3, y acceder de esta forma a octavos de final.

Por partidos como éste merece la pena seguir cada día el tenis. Y por jugadores como Pablo Carreño, este deporte sigue siendo un espectáculo glorioso e increíble. Si hay algo que no se le puede reprochar al jugador asturiano, es su pasión por este deporte, y su afán por ser cada día mejor y a pesar de las dificultades que tiene como las lesiones. No acaba de llegar a las expectativas puestas en él, pero poco a poco va dando muestras que este sí puede ser su año, y que el sueño de luchar por estar en Copa de Maestros de Londres está cada vez más cerca de hacerse realidad. En el día de hoy, Carreño consiguió vencer al francés Nicolas Mahut por 6-3, 6-4 y 6-3 en un partido que se alargó a la hora y 48 minutos de encuentro.

El español salió a tumba abierta, consciente de la necesidad de ponerse con ventaja rápidamente en el marcador y reducir así las esperanzas de un veterano como Mahut, que jugaba sin nada que perder. Las sensaciones en la primera manga fueron inmejorables, con un tenis que desbordó en todo momento al tenista galo, al basarse en gran intensidad y en continuas ofensivas desde el fondo de pista. Con un break al comienzo del set, Carreño iba a coger una ventaja que sería inamovible hasta el final, llevándose el primer set por 6-3 en 30 minutos.

[getty:841047858]

No se trató de un espejismo el buen tenis que estaba desplegando Carreño en el partido. En el segundo set siguió manteniendo ese gran nivel que le hizo llevarse el parcial anterior, sin nada que cambiar y mejorando progresivamente sus números. Mahut por su parte no sabía que estrategia hacer ante la superioridad del asturiano, que subía un nuevo break a su casillero en el octavo juego, para ponerse con 5-3 en el marcador, quedando a solo un juego de hacerse con la segunda manga. La primera oportunidad del gijonés para hacerse con el set le iba a llegar con el resto y, a pesar de no conseguir aprovecharla, ni mucho menos se iba a venir abajo. Con su servicio, el español logró subir el 6-4 en el electrónico, que le hacía llevarse el segundo parcial, dejando prácticamente sentenciada su pase a los octavos de final.

El tenista francés se quitó de encima los nervios y procuró soltar algo más el brazo, poniendo en serias dificultades a un Carreño algo más relajado tras el devenir de las dos primeras mangas, viéndose con un 2-0 adverso. Sin embargo, viendo que no podía permitir que el partido se alargara aún más, el tenista español se puso el mono de trabajo y remontó con tres breaks, algo que provocaría la desesperación de Mahut que ya se veía fuera de Flushing Meadows.

Su siguiente rival será el ganador del duelo entre el canadiense Denis Shapovalov y el británico Kyle Edmund. Cualquiera de ambos exigirá mucho a un Carreño que tendrá que subir sus prestaciones si quiere seguir progresando en el US Open.

Comentarios recientes