De la universidad al US Open

Varios de los jugadores que han participado en este US Open proceden de la lLga Universitara de la NCAA, una de las canteras más fecundas del mundo.

No todos los jugadores de tenis son Rafa Nadal. No todos los jugadores sobresalen tanto por encima del resto desde pequeños, ni tienen grandes marcas detrás que les apoyen o familias con la capacidad económica necesaria para cubrir los elevados costes de una carrera profesional en sus inicios.

Por ello, la Liga Universitaria de Estados Unidos, organizada por la NCAA es una gran oportunidad para jugadores de todo el mundo. Allí, los jóvenes tenistas pueden compaginar sus estudios con un programa de entrenamiento y competición prácticamente profesional. De esta liga han salido grandes estrellas actuales como John Isner, Steve Johnson o Kevin Anderson.

A pesar de que la NCAA es la encargada de la organización, la USTA siempre ha apoyado a esta competición. Una de las formas de hacerlo es con invitaciones a los torneos de la gira norteramericana, incluyendo el US Open, con el fin de que los jugadores más brillantes puedan mostrar su valía en el circuito profesional.

[getty:840308724]

En este US Open, son varios los tenistas de la Liga Universitaria que han accedido al cuadro final, bien por invitación o bien por haber superado la fase previa.

Uno de ellos es Thai-Son Kwiatkowski. El norteamericano es quizá la mayor estrella del tenis universitario estadounidense. A sus 22 años, el jugador de la University of Virginia ha vivido una temporada de ensueño. Kwiatkowski firmó un doblete, proclamándose campeón individual y por equipos de la NCAA, esto último por segunda vez consecutiva.

Su victoria en el campeonato individual tuvo como recompensa una invitación al cuadro final del US Open. Aunque cayó derrotado en cinco sets ante Mischa Zverev, el número 710 de la ATP, dejó muestras de su gran talento sobre el cemento de Nueva York.

Especialmente remarcable es la historia de JC Aragone. Como os contábamos hace unos días en Punto de Break, este jugador estadounidense de padres argentinos, llegó a estar tres semanas en coma antes de que le detectaran diabetes.

[getty:840253600]

Compañero de Kwiatkowski en Virginia, Aragone protagonizó una de las mayores historias de superación de este US Open, superando un cuadro de previa al que entró como lucky looser. Su contundente derrota ante Kevin Anderson en la primera ronda no empaña lo más mínimo su excepcional papel en el major norteamericano.

Uno de los que ya había demostrado su valía en el circuito ATP es Christopher Eubanks. El jugador de Georgia Tech fue el gran protagonista de la última edición del torneo de Atlanta, donde contra todo pronóstico alcanzó los cuartos de final.

A nivel universitario, Eubanks alcanzó los cuartos del campeonato individual de la NCAA, ronda en la que se vio superado precisamente por Kwiatkowski.

Su gran actuación en Atlanta le valió una wildcard para el cuadro final de este US Open, donde cayó derrotado en primera ronda ante Dudi Sela.

[getty:823716800]

Cameron Norrie ha sido el único jugador capaz de ganar un partido en el cuadro final. El británico de 22 años lideró a la Texas Christian University hacia los cuartos de final del campeonato nacional por equipos, antes de dejar la Liga Universitaria y dar el salto al circuito profesional.

Norrie, que superó a Tursunov antes de caer derrotado ante Pablo Carreño, ha vivido un gran primer verano como profesional. Además de su debut en el cuadro final de Wimbledon, el jugador nacido en Sudáfrica sumó su primer Challenger en Lexington.

Comentarios recientes