Tiafoe desconecta a Zverev

El estadounidense acaba con la racha de victorias del alemán en segunda ronda de Cincinnati. El cansancio jugó su papel en el encuentro.

Primer triunfo de Tiafoe contra el top10. Foto: TennisTV
Primer triunfo de Tiafoe contra el top10. Foto: TennisTV

Algún día tenía que perder Roger Federer, el pasado domingo. Algún día tenía que perder Alexander Zverev, hoy. El alemán, que llegaba a Cincinnati con diez victorias al hilo, se encontró con un combativo Frances Tiafoe que logró darle de su propia medicina (4-6, 6-3, 6-4). Fue un triunfo trabajado, de menos a más, haciéndole creer al germano que la faena estaba hecha pero todavía quedaba mucha tela por cortar. Una derrota, quizá necesaria de cara a llegar más descansado al próximo US Open y un soplo de aire fresco para el gran referente de la cantera estadounidense.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Mucho se habló de que los Zverev-Tiafoe podría representar uno de los grandes duelos de los próximos años. De momento, el inicio de la rivalidad, no podía ser más desigual. Y hablo más allá de marcadores o los resultados, estamos ante dos jugadores tan buenos que cualquiera puede ganar. Pero solo uno de los dos compite ya como los grandes, quizá por eso esté ya metido entre ellos. Es Zverev, un hombre que está practicando el mejor tenis de su carrera, quien camina como un auténtico profesional, golpea como un adulto y actúa como un veterano. Todo esto en apenas dos añitos de aprendizaje, los que le han transformado de promesa en realidad. Si no se lo cree, miren lo que hizo estas dos últimas semanas.

Enfrente, Tiafoe. Quizá el mayor exponente de la cantera estadounidense (al menos eso dice el ranking), aunque todavía muy verde en cuanto a automatismos y rendimiento. Por momentos se le nota superado por el ritmo de bola, aquí rara vez te dejan golpear en estático. En segundos clave se nota la falta de rodaje en plazas mayores, aunque su explosividad y atrevimiento suplen casi por completo estas carencias. Pero le sigue faltando algo para llegar arriba, no basta con todo el carisma que desprende, o al menos no basta en una temporada completa, donde se premia la regularidad. En un partido, cualquiera puede ganar a cualquiera. ¿A que sí, Donskoy?

Para el alemán, hoy era un partido complicadísimo de abordar, independientemente del rival. Diez victorias consecutivas, dos títulos seguidos y la obligación de amarrar una segunda ronda cuando vienes de disputar la corona de un Masters 1000 ante Roger Federer. No es por infravalorar al oponente o al torneo, pero este cambio la cabeza lo paga y puede jugarte una mala pasada. Como por ejemplo, en el momento en el que el estadounidense juega un rally de 15 golpes y Alexander acaba tirando la pelota fuera y lanzando la raqueta al suelo. “¿Por qué?”, pensaría el de Hamburgo. “¿Por qué tengo que seguir luchando así después de estas dos semanas. ¿No debería de ser ahora todo más fácil?”. Sería una buena recompensa, pero no. Ahora que eres el número 7 del mundo, ahora que eres el rival a batir, todo se vuelve más difícil. Ahora todo el mundo quiere ganarte.


Incluido Tiafoe, aunque se le escape el primer parcial cuando sacaba para empatar a cinco. Son las pequeñas diferencias entre uno y otro, la determinación en el juego exacto. Poco que perder tenía hoy el de Maryland después de sumar ya dos derrotas ante Sascha. Había que seguir apostando todo en el tablero, desde el inicio, así lo hizo. Un doble break en la reanudación le sembró el paso firme para encarrilar el segundo set. Era mucha ventaja la que había conseguido como para perderla en dos tonterías. Finalmente fue 6-3, un golpe sobre la mesa. “Tú eres el campeón de Washington y Montreal pero aquí vas a tener que correr como uno más”.

Un break tempranero de Zverev hizo pensar que hasta aquí había llegado la historia, que al final el favorito siempre acaba ganando al candidato. No sería este miércoles. Tiafoe se agarró a la pista, igualó, remontó y rompió cuando tocaba. Allí donde dejó escapar el primer parcial, esta vez abrazaba con toda su furia el partido, su primer triunfo ante un top10. Lo más difícil, como siempre, será ver cómo afronta el próximo partido, el después de la gloria. Para Alexander, que hoy no tuvo el apoyo de Ferrero en la grada, a pensar ya en la Gran Manzana.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter