Federer y Shapovalov, tres años después

Era Toronto 2014 cuando un chaval de 15 años entró a pista para pelotear con Roger Federer. Tres veranos después, la vida les ha cambiado a ambos.

Ha llovido mucho pero es necesario recordar este tipo de historias. Año 2014, Masters 1000 de Toronto, Roger Federer viene cuajando una grandísima temporada con títulos en Dubái o en Halle, sin embargo, son más las finales perdidas (Brisbane, Indian Wells, Montecarlo, Wimbledon) que las ganadas. El ansiado 18º Grand Slam parece que no quiere llegar, ni siquiera con la ayuda de Stefan Edberg. El calendario dicta que hay que ponerse las pilas en Canadá hasta que, durante un entrenamiento común, un niño de 15 años apareció para detener el tiempo y mandarle un aviso al suizo.

“Yo estaba allí junto a Edberg, estábamos buscando a alguien para entrenar cuando de repente apareció este chico realmente joven. Al ver que un chico de 15 años iba a pelotear con nosotros nos dimos cuenta que todavía debía trabajar mucho fuera de pista, sin embargo, no se mostraba demasiado nervioso. Empezó a conectar unos buenos servicios y golpear bien a la bola. Él hizo todas las cosas bien y todos nos quedamos impresionados”. Aquel niño que poseía talento y osadía a parte iguales se llamaba Denis Shapovalov.

Una parte de nosotros deseaba que esta noche ambos se cruzaran, tres años después, en una gran final como es la de un Masters 1000 y representar así un choque absoluto de generaciones, con Federer (36) doblando en edad a Shapovalov (18). No lo quiso así Alexander Zverev, que impidió anoche al canadiense citarse por primera vez con su ídolo, con ese jugador que llenaba su habitación con pósters y al que, según reconoce el propio Denis, todavía le causa impresión cuando se lo cruza en vestuarios. Por su parte, Roger también le tenía el ojo puesto al oriundo de Tel Aviv.

“Le vi jugar el año pasado cuando ganó el torneo de Wimbledon Junior, le seguí un poco por televisión. Me asombraba ver que no tenía miedo, él estaba enfocado en su objetivo y así fue precisamente como lo consiguió este jueves ante Nadal. Jugó un tenis increíble y estoy muy feliz por él. Fue una derrota muy dura para Rafa y al mismo tiempo una gran atmósfera creada y disfrutada por el público canadiense. Pienso que fue algo muy grande, tiene un futuro prometedor por delante”, subrayó el de Basilea antes de cruzar hasta la última ronda del torneo. Esa victoria de Shapovalov ante Nadal puede acabar siendo la clave para que el suizo dependa de sí mismo para regresar al número 1 del mundo.

“Como ya he dicho, creo que fue un partido fantástico, de esos encuentros que consiguen revolucionar a la grada, a los aficionados por televisión y a todos los canadienses. Seguramente también fue un gran día para mucho niños al ver que ganarle a tu ídolo puede convertirse en una realidad algún día siempre que entrenes duro y lleves una buena vida”, confesó el helvético. “Aunque si soy sincero, no esperaba que el partido terminara así, pensaba que Rafa ganaría en sets corridos. Denis hizo un gran trabajo y realmente me alegro por él. En cuanto a Rafa, como siempre, tuvo mucha clase, es un grande. En general, fue una gran noche para el tenis en muchos aspectos”, concluyó.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes