Juan Carlos Ferrero: “Lo que más me gusta de Zverev es su carácter ganador”

El valenciano expone sus impresiones tras la conquista de Washington y pide calma: “En el equipo de momento no se habla de ganar Grand Slams”.

Ferrero durante la entreg de premios en Washington. Foto: TennisTV
Ferrero durante la entreg de premios en Washington. Foto: TennisTV

Algo tiene Alexander Zverev (Hamburgo, 1997) cuando le ves jugar que te recuerda a Juan Carlos Ferrero (Onteniente, 1980). No en físico, quizá no en golpes, pero sí mucho en espíritu. Son esas ganas de ganar, ese deseo de competir, la mirada de alguien que quiere y sabe que puede hacer historia. Pero es cuando hablas con el español cuando descubres que personalmente son como dos gotas de agua. Quizá por eso ahora trabajen juntos, firmando así un inicio prometedor: un torneo, un título. No está mal, ¿verdad? Tras el éxito cosechado en Washington, el que fuera número 1 del mundo habla con Punto de Break sobre su nueva función como entrenador, las posibilidades de su jugador y la ilusión por llevar a alguien a un lugar que tan bien conoce: la cima.

No era el cuadro más duro el de Washington pero, sinceramente, ¿esperabas empezar así?

Bueno, en principio sí que era un cuadro muy duro, aunque luego algunos nombres fueron desapareciendo. En primera le toca Thompson, que está top70, pero después le hubiera tocado Kyrgios, en tercera Dimitrov y para terminar Nishikori y Anderson que siempre son duros. Con Alex, alguien que ya está 8 del mundo, siempre vas con posibilidades de ganar cualquier torneo, aunque está claro que para nada me esperaba debutar así. Ganar un torneo siempre es muy difícil, aquí cuando llegamos y vimos el cuadro nos dimos cuenta en seguida. Venía ya entrenando muy bien, haciendo diez días de mucho físico, incluso llegó aquí un poco cansado en las primeras rondas, pero ha terminado jugando a un gran nivel y nos vamos muy contentos para Montreal.

¿Qué tal te ves en la faceta de supercoach? Fue muy emotivo ver a Zverev dedicarte esas palabras al micrófono tras ganar este domingo.

Me siento ya bastante integrado dentro del equipo, esta va a ser la tercera semana seguida entrenando con ellos. Desde el principio hubo mucha conexión con Alex, con su familia, luego también está Marcelo Melo, que nos acompaña porque es muy amigo de Sasha y además habla español conmigo. Me he integrado rápido y me he sentido muy bien durante toda la semana de torneo. Algún rato que otro pues estás más nervioso pero, en general, muy contento de tener la oportunidad de entrenar a un jugador de este nivel y que se ve con muchas posibilidades. Tenemos muchas ilusiones puestas de cara a los próximos torneos y sobre todo en el US Open.

Por cierto, reloj en pista y coaching, dos elementos que se pondrán a prueba en la fase previa de este US Open. ¿Cómo lo ves?

El reloj en pista puede ayudar para que la gente se espabile un poco más y no haya que esperar a que el árbitro te cante el warning. Respecto al coaching… todo el mundo hace coaching, sería una manera de liberarnos ligeramente para poder decir tres o cuatro cosas más. El tenis lleva tantos años sin coaching que implementarlo ahora lo vería tan extraño que me parece hasta raro. Al final acabaríamos acostumbrándonos y la gente lo vería hasta normal, ahora mismo es de los pocos deportes que no lo permite. Igual por eso el tenis es tan especial. La verdad, no sé si me gusta que lo cambien.

Volviendo a Sascha, ¿estamos ante una colaboración puntual o el inicio de una gran aventura?

Eso no lo sabemos, es algo que va surgiendo. Dependerá si las cosas van saliendo bien, si los resultados se van dando y él nota que estamos haciendo un buen trabajo, entonces seguiremos adelante. El futuro no lo sabemos, pero de momento no se puede empezar mejor. Lo que tenemos apalabrado es probarnos hasta el US Open. Si todo va bien pues continuaríamos hasta final de año, eso es lo que hablamos en la primera reunión. Lo importante es que estamos juntos y que la cosa va bien, no hace falta detenerse en el tiempo.



¿Y cómo empezó todo? ¿Quién buscó a quién?

La primera vez que le saludé fue en el Conde de Godó, coincidimos en el mismo restaurante. Fue algo fugaz, hola y adiós, hasta conocí más al equipo que le acompaña que a él mismo. Después me llegó una llamada del manager y a partir de ahí concretamos una reunión con el jugador en Madrid y acordamos empezar a trabajar después de Wimbledon, aunque fuimos teniendo contacto en todos sus partidos de Madrid, Roma y Roland Garros para irnos conociendo mejor.

Una vez llegas a Washington y empezáis a trabajar, ¿cuál es el primer paso que dais?

El inicio es sencillo, ir viendo cómo entrena en pista, cómo se toma las cosas, cómo actúa ante los fallos y los aciertos. Por supuesto, ante todo hay que respetar la figura del padre que ha sido y es su entrenador hasta hoy en día. Mi papel consiste en ayudarle sobre todo mentalmente, que él pueda estar un poco más tranquilo dentro de la pista. Lo que él busca es esa persona que, con una simple mirada, pueda decirle lo que está pasando en la pista. Yo he vivido cada una de las situaciones ante las que se va a enfrentar ahí dentro, he podido ganar torneos importantes, torneos un poco más pequeños, con lo que entiendo que a él le pueda tranquilizar los consejos que le pueda dar. Antes de los partidos se habla de la táctica en pista, de las armas del rival, de cómo afrontar situaciones… todo esto ya lo sabe él desde hace muchos años, pero que te lo diga alguien que también ha pasado por lo mismo resulta una ayuda extra que siempre viene bien.

¿Qué tal con Alexander Senior? ¿Tenéis los roles muy marcados?

El entrenador es el padre y eso siempre ha sido así. Yo hago función de asesor e intento aportar y ayudar en lo que se pueda. Luego cuando estamos dentro de la pista los dos le vamos diciendo cosas, cada uno lo que ve y lo que siente. No nos asignamos tareas concretas, no es que yo tenga que centrarme en lo mental y él en la volea y el saque. Es todo más natural, vamos con todo en equipo.

La gente se pregunta si Alexander está preparado para ganar un Grand Slam.

Aquí dentro en ningún momento se habla de poder ganar un Grand Slam, en el equipo esa frase todavía no se utiliza. Sí que es verdad que cuando uno está jugando bien y ya ha ganado todos los torneos previos (ATP 250, ATP 500, Masters 1000), seguro que el próximo objetivo en su cabeza sea un Grand Slam. ¿Preparado? Yo le veo muy maduro, le veo que está muy bien físicamente y veo que va a llegar en buena forma al US Open. Estando Rafa y Roger en el cuadro, no me atrevería a decir que sea Nueva York una oportunidad clarísima, estos dos son palabras mayores. Pero sí que les diría que no se despisten mucho porque Alex viene jugando muy bien, con mucha confianza y es una persona muy ganadora. Es alguien que si utiliza bien sus armas puede ser muy peligroso y optar al título.

Es curioso porque, pese a no haber ganado todavía ningún Grand Slam, lo que sí parece claro es que, salvo desastre, algún día será número 1. Al menos en el sector de la prensa lo tenemos ya muy asimilado.

Ganar Grand Slams, ser número 1 del mundo… ¡tiene 20 años! Está muy bien que la gente piense esto pero nosotros, dentro del equipo, no podemos tener las expectativas tan altas, no tan pronto. Lo primero, para ser número 1 hay que estar jugando bien durante mucho tiempo. Es verdad que él ya lleva dos temporadas jugando bien y que ahora está consiguiendo sus mejores resultados, pero está empezando. Seguro que llegar a la cima acaba siendo un objetivo para él, pero para eso tendrá que jugar muy bien en los Grand Slams, ser regular todo el año y competir bien ante los mejores (Rafa, Roger, Novak, Andy…). La verdad, yo sí que le veo luchando por las posiciones de más arriba, si no es este año será el siguiente y sino el siguiente, pero decirlo ahora es precipitarnos. Hay que ir un poquito más despacio.



¿Qué es lo que más te gusta de él como jugador?

Lo que más me gusta de él es que es muy ganador, antes de los partidos siempre se ve ganador y eso es importante, salir decidido y confiando en uno mismo. Con eso se nace, el ser tan competitivo.

¿Y algo que tenga mejorar?

¿Cosas a mejorar? Por ejemplo, mantener ese nivel de intensidad durante más tiempo, la intensidad con la que ha jugado su dos últimos partidos, hay veces que se va un poquito, juegos que se te van por un par de fallos. Intentar ser agresivo todo el tiempo, son cosas que con 20 años te pasan y que hay que ir aprendiendo con el tiempo.

Lo que sí parece es un chico muy maduro.

Fuera de la pista es un chico muy normal, sencillo, extrovertido, habla de todo, bastante inteligente y bastante adulto para la edad que tiene. Hemos conectado bien, somos bastante iguales en aspectos generales y eso hace que cojas confianza ya desde el principio.

Supongo que un inicio como éste multiplica en gran manera las expectativas del proyecto. Sobre todo por tu parte.

Una vez estás dentro del equipo y ves las oportunidades que hay, la ilusión se dispara. Ya antes de empezar a jugar este torneo tenía ganas de que arrancase la competición. Yo siempre he sido muy competitivo y a él lo veo como un reflejo mío. Llegué a Washington con muchas ganas de verle competir y de ayudarle. Una vez que has ganado, algo que yo no esperaba y no por el nivel que tiene, sino porque sé lo difícil que es ganar torneos, le hace sentir a uno muy bien. Me dan ganas de seguir adelante.

Por lo tanto, podemos decir que la decisión de subirte a este barco ha sido un gran acierto.

Llevaba cinco años sin viajar apenas, creando una familia. No te voy a mentir, al principio cuesta. Pero sé cómo funciona esto, conozco muy bien cómo es esta vida y sé que a veces hay que sacrificar ciertas cosas. También te digo que no se puede comparar a lo que yo viajaba antes como jugador, ahora serán semanas puntuales. Justo ahora ha coincidido con en esta gira que es un poco más larga, pero en principio la colaboración sería de 15-20 semanas, mucho más llevadero que ser entrenador a tiempo completo. Estoy muy ilusionado, tengo ya ganas de subirme al avión, irme a Montreal y empezar a competir el miércoles.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter