¿Quién es Iva Majoli y por qué es historia viva del tenis?

Repasamos la figura de una mujer que batió récords de precocidad y que quizá no sigue viva en la memoria reciente de muchos aficionados.

Iva Majoli en Roland Grros 1997. Foto: rolandgarros.com
Iva Majoli en Roland Grros 1997. Foto: rolandgarros.com

Resulta conveniente recordar a los más jóvenes del lugar que en el siglo XX también había tenis. Parece difícil imaginarse una era sin ojo de halcón, tecnología punta en las retransmisiones y, sobre todo, sin figuras como Roger Federer o Serena Williams, aunque la estadounidense comenzó a asomar la cabeza antes del 2000. Este deporte rezuma historias personales de superación, hazañas individuales pero también olvidos indiscriminados de tenistas que alcanzaron la gloria con su raqueta.

Iva Majoli fue una de esas heroínas efímeras, un juguete roto al no poder asumir todo lo que conlleva ser una estrella cuando apenas se ha superado la adolescencia. No muchos recuerdan su nombre pero lo que hizo merece ser contado. Esta jugadora croata tiene un palmarés reducido pero brillante, en el que refulge con luz propia el título de Roland Garros 1997. Con apenas 19 años, Majoli derrotó a Lindsay Davenport en octavos de final y sometió a una Martina Hingis que llevaba una racha de 37 partidos seguidos ganados.

[getty:640465775]

Supuso la primera derrota de la helvética en una final de Grand Slam, y la prueba de que había una joven balcánica preparada para hacer historia. Pero no pudo ser. La presión mediática que supuso esa inesperada victoria dio al traste con la progresión de una mujer que debutó en el tenis profesional con apenas 14 años, en una etapa convulsa en su país en la que los deportistas tenían una gran presión, al ser vistos como herramientas de reivindicación nacional tras la disolución de Yugoslavia en la Guerra de los Balcanes e independencia de país como Serbia o Croacia.

No volvió a ganar un título hasta el 2002, imponiéndose a Patty Schnyder en la final del torneo de Charleston. Se diluyó cual azucarillo en café, sin una causa de peso como podría haber sido una lesión. Bajó el telón y se retiró en 2004, con solo 27 años. En 2006 anunció estar embarazada y se le perdió la pista durante mucho tiempo, en el que residió en Bradenton (Florida), ganándose la vida como entrenadora de tenis. También en 2006 contrajo matrimonio con un empresario croata de renombre, y a la boda acudieron compañeras como Jennifer Capriati y Mary Pierce.

[getty:693704030]

Sorprendió sobremanera su aparición en el programa croata que equivaldría a Mira Quién Baila, en 2007. Que una mujer habitualmente discreta se mostrara en un programa de máxima audiencia no era algo esperado en Croacia. Duró cuatro episodios en los que mostró que su habilidad en la pista de tenis era mucho mayor que en la de baile. Sin embargo, eso le acercó de nuevo a su país, y tanto fue así que en 2012 fue nombrada capitana del equipo de Copa Federación, cargo que mantiene en estos momentos.

Ha sido asesora puntual en algún torneo del circuito WTA de Donna Vekic, por lo que da la sensación de que Majoli no guarda rencor a un deporte que pareció condicionar su vida y romper con su juventud tras su éxito precoz. En 2015 anunció que volvía a las pistas en el torneo de Moscú para disputar un partido de dobles, una decisión incomprensible para muchos que no tuvo éxito ni continuidad.

[getty:651018260]

Iva Majoli es una de las grandes olvidadas del tenis femenino, y una prueba fehaciente de la dificultad por legitimarse en la élite y canalizar el éxito rotundo cuando se es joven. La croata ha sabido reconvertirse y permanecer ligada a un deporte que sigue amando y en el que considera que tiene mucho que aportar. Un vistazo al pasado para entender mejor el presente, y comprender la dificultad de un deporte tan apasionante como cruel.

Comentarios recientes