Federer: "Llegué a sentir que si no ganaba un Grand Slam al año era un perdedor"

El suizo muestra su versión más personal en una íntima entrevista en la que repasa aspectos de su vida personal y carrera tenística.

Roger Federer con sus hijos en la playa. Foto: zimbio
Roger Federer con sus hijos en la playa. Foto: zimbio

Para triunfar en la vida profesional es necesario ser feliz en los aspectos personales. Bien lo sabe Roger Federer, todo un ejemplo en lo que a conciliación de vida familiar y carrera deportiva se refiere. Con la perspectiva que otorgan los 35 años que suma y los errores y aciertos cometidos a lo largo de su vida, el suizo desvela sus emociones en una interesante charla con XL Semanal, en la que habla sin tapujos de sus rutinas en los torneos, la admiración general que despierta en todo el mundo y su bagaje sobre las pistas.

"Para mí la organización es esencial. Hemos aprendido mucho de las dos niños, antes estábamos estresados. Mirka se encarga de tener todo ordenado y es genial", asegura un Roger que reconoce haber pasado por etapas de mal juego debido a su involucración en las primeras etapas de vida de sus gemelas. "Cambiaba pañales, las bañaba, ayudaba por la noche... apenas tengo recuerdos de tenis entre 2010 y 2011, las niñas consumían todos mis pensamientos", reconoce el helvético. "Al final tuve que desengancharme un poco porque me machaba la espalda y era muy cansado. Ahora doy paseos con ellos, hablo de muchas cosas, vamos a museos, hacemos barbacoas, etc", afirma el padre ejemplar.

[getty:815704944]

Cuestionado por la educación que reciben sus hijos en la vorágine de viajes en la que están inmersos, Roger explica la situación con paciencia y convencido de haber tomado las decisiones adecuadas. "Las chicas disfrutan mucho con los viajes. Estudian en casa, con un profesor particular, aunque han ido al colegio pero Mirka y yo teníamos claro que no queríamos que yo viajara solo. Volverán a ir a un colegio cuando yo no tenga este ritmo de viajes", asevera el de Basilea, que valora mucho el tiempo que pasa en su país. "Cuando estamos en Suiza llevamos una vida normal, los suizos respetan mi privacidad".

En lo concerniente a su carisma y popularidad, más allá de resultados deportivos, Roger sorprende con una confesión en la que se remonta a sus episodios más sensibles en la pista. "Siempre me he portado bien, he tratado de ser yo mismo. Pero quizá lo que ha hecho ver a la gente que realmente amo el tenis, es haber mostrado mis emociones en la pista muchas veces. He llorado tras ganar y perder partidos y quizá eso me ha hecho más próximo a la gente", reflexiona el campeón de 19 Grand Slams.

[getty:823383192]

Respecto a su futuro en el circuito ATP, Roger muestra su lado más competitivo. "No me imagino ir a un torneo de Grand Slam sin la perspectiva de ganarlo. Cuando eso ocurra, jugaré partidos benéficos y me plantearé las cosas, solo cuando el cuerpo diga basta". Pero sus mensajes son de gran optimismo de cara al futuro. "Me sorprendió a mí mismo ganar el Open de Australia 2017 pero ahora pienso que puedo seguir haciendo grandes cosas".

"He jugado con cero expectativas los torneos de este año y eso me ha permitido disfrutar de la competición". Su posición respecto a la derrota también es singular. "Antes me torturaba no descubrir las razones por las que había perdido pero ahora me es más fácil ver el por qué he caído derrotado". También tuvo palabras para Rafael Nadal. "Me ha demostrado que si se tiene un objetivo siempre se puede cumplir; el mío es seguir ganando torneos", asevera el suizo.

[getty:818053288]

Para terminar, reconoce que le gusta sentirse referente para los más jóvenes, y desvela sus planes cuando deje el tenis. "Me he tomado muy en serio ser un ídolo para los niños. Creo que he demostrado que el éxito no tiene por qué cambiarte demasiado. Cuando me retire espero tener mucha Suiza, mucha familia. Me gustaría centrarme en mi familia y mi Fundación". Así es Roger Federer, un tipo sencillo, discreto y contento, un padre de familia ejemplar que disfruta creando magia con una raqueta en la mano.

Comentarios recientes