Nadal: "Mantener la ilusión es la clave para haber vuelto al mejor nivel"

El español habla con Juan Mónaco en tono distendido sobre su situación tenística, rivalidad con Federer y aspectos personales de su vida.

Entrañable. Así se puede calificar la relación de amistad que mantienen Juan Mónaco y Rafael Nadal desde que tenían 15 años. El argentino y el español se conocieron cuando daban sus primeros pasos en el profesionales, y resultan inseparables desde ese momento. Han compartido innumerables experiencias profesionales y vivencias que han elevado su relación a un estatus superior. Incluso Mónaco llegó a estar dos años entrenando en Manacor, arropado por el entorno familiar y de amigos del español.

"Rafa es una persona muy normal, muy humilde. No ha cambiado nada, él mantiene los amigos de la infancia y es un tipo encantador", señala el argentino antes de dar paso a una entrevista íntima para el programa "Con Amigos Así" realizada en el barco del español, que surca las aguas de Ibiza en los pocos días libres de los que ha dispuesto tras su eliminación en Wimbledon 2017. Una charla repleta de confianza, chascarrillos y sinceridad en la que Nadal no solo habla de tenis, sino también del proyecto de formar una familia, de cómo lleva su repercusión mediática y de sus grandes aficionados más allá del tenis.

[getty:464903482]

"Para volver al máximo nivel tras las lesiones ha sido clave mantener la ilusión y las ganas por seguir compitiendo al máximo nivel", comienza diciendo un Nadal que sorprende con una revelación respecto al año pasado. "Por suerte me han respetado las lesiones y eso es lo más importante claro. La verdad es que el año pasado estaba con el nivel y la confianza para ganar a Roland Garros pero las lesiones no me dejaron y eso hizo que fuera un año complicado", asevera el español.

Cuestionado por su rivalidad con Roger Federer, el de Manacor tiene claro que son los principales candidatos a terminar el año como número 1 del mundo, pero tampoco descarta a Novak Djokovic y Andy Murray. "Yo intento hacer mi camino sin preocuparme por Roger. Está claro que somos los que mejor lo tenemos para terminar el año en lo más alto y todo depende del tiempo que sea capaz cada uno de mantener este nivel", declara el balear. "Novak y Andy están ahí y en cuanto recuperen un poco de confianza va a ser muy difícil ganarles".

[getty:815919080]

Las ganas por legitimarse en la gloria de Rafa son evidentes, y así se desprende de sus reflexiones sobre cómo ha cambiado algunas rutinas respecto a cuando era joven. "Lo que más he cambiado ha sido la alimentación. De joven era terrible pero con la edad tienes que hacer cambios y cuidarte más para seguir haciendo lo que más me gusta, que es competir", afirma un Nadal que no tiene reparos en hablar de su vida privada y de cómo se siente en Manacor, su localidad natal.

"Para mí es muy importante estar en Manacor porque aquí soy uno más. Está claro que cuando vas fuera pues es más complicado pero hay que aprender a aceptarlo y a agradecer a todo el mundo el cariño que nos da", asevera un Nadal consciente de la importancia de su figura en la gente y de la necesidad de devolverlo de alguna manera. "Nosotros los deportistas no seríamos nada sin la gente que nos admira y por eso hay que intentar pararse a firmar autógrafos cuando las cosas han ido bien y también cuando han ido mal".

[getty:812061294]

Un tema del que no suele hablar el español es su relación de noviazgo con Xisca Perelló y los planes de futuro que tiene con ella. Nadal no se refirió a una posible boda pero sí fue muy claro con el asunto de tener hijos. "A mí me encantan los niños, soy muy familiar y desde luego que me gustaría tener hijos", dice Rafa que tiene claro el momento apropiado. "Esto lo tenemos pensado para cuando mi carrera deportiva finalice porque para los niños no creo que lo ideal sea estar viajando, pero está claro que si mi carrera se prolonga mucho tiempo tendremos que tomar una decisión".

Mery

Mery "Xisca" Perelló, siempre en la sombra

Analizamos y descubrimos la figura de la futura esposa de Rafa Nadal. Ella, siempre muy discreta, intenta quedar en un segundo plano y rechaza el término 'novia de'.

Seguir leyendo

Tan distendida fue la charla que incluso se habló de fútbol y de su amado Real Madrid, ofreciendo Nadal su perspectiva del culebrón del verano: el posible fichaje de Mbappé. "Yo apostaría por él, es un jugador joven y puede aportar mucho. El resto de posiciones están bien cubiertas". Así es Rafael Nadal, un hombre entregado a la amistad y consciente de su repercusión y de todo lo que conlleva su figura. Mucho más que un tenista.

Comentarios recientes