La derrota más dulce de Andrey Rublev

Nunca pensó Andrey Rublev que una derrota tan dolorosa como representa caer en la última ronda de la fase previa le iba a llevar hasta la primera final ATP de su carrera. De despedirse de Umag tras tropezar ante Attila Balazs... a encadenar cinco victorias consecutivas y coronarse en la arcilla roja venciendo a Paolo Lorenzi (6-4, 6-2) y estrenando sus vitrinas con tan solo 19 años. Un joven talento que está llamado a seguir ganando muchos más trofeos y que, de momento, ya tiene el primero. Semana mágica en Croacia que confirmó el refrán español: las cosas no son como empiezan, sino como acaban.


Comentarios recientes