David Ferrer: “No es fácil estar dos años sin ganar un torneo”

El alicantino confesó sentirse motivado para seguir jugando al tenis. “Quiero darme la oportunidad de seguir siendo competitivo tal como he sido esta semana”.

"Han sido casi dos años sin ganar un título ATP, así que para mí es muy especial ganar aquí en Bastad, además hacerlo por tercera vez. Estoy realmente feliz por cómo he jugado durante toda la semana”. Eran las palabras de un David Ferrer tricampeón en Bastad tras imponer su ley ante Alexandr Dolgopolov. Una victoria necesaria para subir los ánimos que además le coloca al nivel de otros ilustres en lo que respecta al historial del torneo sueco. “Poder compararme con leyendas como Bjorn Borg o Mats Wilander con tres títulos aquí es algo impresionante”, confesó.

"Es muy emocionante, estoy muy feliz. No es nada fácil estar dos años sin ganar ningún torneo pero es tenis, no pude ganar títulos todas las temporadas. Quiero felicitar por supuesto a Dolgopolov por su partido y por su torneo, le deseo toda la suerte para el futuro. Es curioso porque esta es su primera vez en Bastad y para mí es el décimo año que vengo, así que todavía le quedan muchos años por delante para volver aquí y ganarlo. Estoy seguro de que lo harás", declaró el español en la entrega de trofeos.

Pero ganar no fue nada fácil, que no engañe el resultado. Hasta siete pelotas de partido le hicieron falta al de Jávea. "Estaba muy nervioso al final, es imposible ganar fácil en este deporte, mucho menos cuando juegas con rivales de la talla de Dolgopolov. Ha habido un momento en el que estaba pensando demasiado. Él tiene un talento innato, tiene mucha potencia en todos sus tiros. En ese momento del final del segundo set ha jugado mucho mejor que yo, menos mal que el partido ya estaba muy avanzado. Espero volver el próximo año a repetir”, señaló el hombre que ya acumula 27 títulos en su trayectoria profesional.



Una trayectoria que se ha torcido en el último año y medio pero que todavía quedan fuerzas para maquillar. “Siempre he sido un jugador muy consistente, he acabado muchas temporadas dentro de los diez primeros y he ganado muchos títulos. No es fácil dar un cambio como éste, pero lo acepto. Acepto mi nuevo ranking, no es un desastre. Lo importante es que todavía me divierto, todo es diferente pero ahora tengo 35 años, es algo normal. Hoy he ganado un torneo y éste es el motivo por que el que todavía sigo jugando. Este año no estaba siendo una buena temporada, mejoré un poco en la gira de arcilla y ahora por fin ha llegado el premio”, celebró el alicantino, quien lleva con ésta seis finales ganas de manera consecutiva.

Todavía estoy muy motivado para jugar al tenis. Voy semana a semana, partido a partido. No sé lo que pasará en el futuro. Sé que es muy difícil volver a estar en el top10, pero quiero darme la oportunidad de seguir siendo competitivo como lo he sido esta semana. Si lo consigo, estoy seguro que seguiré jugando el próximo año. Ahora mi cabeza ya está puesta en Hamburgo y luego iniciamos el viaje con las US Open Series en pista rápida. Veremos lo que pasa”, concluyó el ex número 3 del mundo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes