Gunter Bresnik, la sabiduría al servicio del tenis

El austriaco es uno de los entrenadores más valorados del circuito ATP y tiene ante sí bonitos retos profesionales con jugadores distintos entre sí.

Gunter Bresnik con Dominic Thiem. Foto: zimbio
Gunter Bresnik con Dominic Thiem. Foto: zimbio

Discrección, seriedad y empatía. Son virtudes que hacen acreedor a Gunter Bresnik de ser uno de los entrenadores más carismáticos y mejor valorados del circuito ATP. Nacido en Viena hace 56 años, este reputado entrenador ha elevado la inteligencia emocional a un estatus superior; especializado en jóvenes y con una nutrida experiencia asesorando a jugadores de comportamiento volátil y carácter difícil, Bresnik ha diseñado su propio método de entrenamiento que sigue puliendo con el paso de los años.

Así trabaja un entrenador de élite

Así trabaja un entrenador de élite

Una espectacular charla de la ATP con Gunter Bresnik desgrana su método de entrenamiento. Un acercamiento indispensable para todo amante del tenis

Seguir leyendo

Siempre nadó a contracorriente y no le importó tomar decisiones arriesgadas. Criado en el seno de una familia acomodada y sobrada de estudios, en las que los padres eran médicos y sus hermanas maestras, Gunter decidió apostarlo todo al tenis, abandonando pronto los estudios para dedicarse al deporte rey de la raqueta. Comenzó a entrenar cuando no había cumplido los 30 años, y a pesar de no haber sido jugador profesional, la confianza de sus pupilos en él siempre ha sido máxima.

[getty:599513090]

Es uno de los entrenadores con una carrera más longeva y prolífica de la historia del tenis. Tanto es así que ha entrenado a 27 jugadores, todo ellos pobladores del top-100 en algún momento de sus carreras. Boris Becker, Henri Leconte, Horst Skoff o Stefan Koubek son algunos de los primeros tenistas que probaron la filosofía de un Bresnik con una habilidad innata para apaciguar personalidades fuertes. "Cada jugador al que he entrenado me ha permitido evolucionar; a veces creo que me beneficio yo más de una colaboración que el propio jugador", asevera un hombre consciente de la necesidad de reinventarse cada día.

"El tenis cambia constantemente y los entrenadores tenemos la obligación de adaptar nuestra forma de comunicar al perfil del jugador, y darle muchas opciones", dice el austriaco en unas interesantes declaraciones recogidas por Tenniscircus. Amante de la estadística y alquimista de los entrenamientos, el que fuera capitán del equipo austriaco de Copa Davis entre 1992 y 1993 y entre 1998 y 1999, ha querido legitimar sus métodos y formar a más personas bajo su paradigma, con la creación de una Academia al sur de Viena.

[getty:622839852]

Actualmente, Bresnik asesora a tres jugadores muy diferentes entre sí. La mayor visibilidad la tiene como entrenador de Dominic Thiem. Su idilio profesional se remonta años atrás, habiendo sido Gunter el gran arquitecto de Dominic; tanto es así que fue él quien le convenció para apostar por el revés a una mano. Amigo de su padre también entrenador, Wolfgang Thiem, la relación entre entrenador y jugador es estrecha y la confianza máxima. "Lo mejor de Thiem aún está por llegar", avisa un hombre que apostó por fortalecer físicamente al austriaco con curiosos métodos de entrenamientos.

Dominic Thiem, el tenista que fue entrenado como un soldado

Dominic Thiem, el tenista que fue entrenado como un soldado

Descubrimos la tremenda historia de Thiem al que su preparador, Sepp Resnik, le obligaba a hacer entrenamientos en el bosque, de noche y a temperaturas bajo cero.

Seguir leyendo

Pero no solo se reduce su actividad a Thiem. Y es que Gunter Bresnik ha apostado por dos jugadores cuyo talento solo se puede comparar con su carácter díscolo y cambiante. Su relación con Ernests Gulbis ha sido realmente tormentosa, habiendo tenido dos rupturas en apenas dos años. Ni siquiera un hombre con gran empatía e inteligencia emocional como Gunter se vio con capacidad para sosegar al díscolo jugador letón. "He tratado de apoyar a Ernests al máximo pero debo dedicarme a los que quieren trabajar más duro", llegó a decir el entrenador austriaco.

[getty:599513108]

Todavía no se ha dado por vencido con Jerzy Janowicz; unas polémicas declaraciones que dejaban en muy mal lugar al polaco, hacían pensar en una ruptura pero se vio a Bresnik en la grada de Wimbledon 2017. El polaco tiene condiciones para volver a su mejor nivel pero no parece que la disciplina sea lo suyo; sin duda alguna, una prueba de fuega para que Gunter Bresnik vuelva a demostrar su infinita paciencia y competencia como entrenador de tenis.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter