¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir un cordaje?

Charlamos con el Director comercial de Tecnifibre sobre los factores que determinan la elección de un cordaje y cómo responde cada uno

cordajes de raqueta Tecnifibre
cordajes de raqueta Tecnifibre
Patrocinado por:

El mundo de los materiales en el tenis avanza sin freno. Cada vez son más los nuevos materiales que buscan la máxima optimización del juego, desde la especialización profesional hasta las mejores prestaciones para los que están empezando o juegan a nivel amateur. En ese camino, los cordajes tienen un papel preponderante a la hora de facilitar las cosas y potenciar las características de los jugadores. Conocer de qué manera puede condicionar la elección de un cordaje u otro, la elección de una tensión u otra es información fundamental para todo tipo de practicante. Por eso, charlamos con Rafael de Nascimento, Director comercial de Tecnifibre en España y responsable de promoción de material y cordajes

Para conocer más a fondo el valor de un cordaje, Tecnifibre, una de las marcas más importantes en el sector, realiza una labor pedagógica a tiendas y monitores, un trabajo que sigue requiriendo de un esfuerzo por transmitir una información primordial a la hora de elegir un tipo de cordaje y una determinada tensión. "De cara a los monitores, informamos del material que tenemos y del que pueden disponer con respecto a las características que tienen esos materiales. Aparte de tener contacto durante todo el año, hacemos una reunión de monitores para darles toda la información de todo el material. A nivel de cordaje, también informamos de las características técnicas del cordaje, con clases avanzadas de los cordajes en general, no sólo de nuestra marca, para que luego sepan que cordaje es el más adecuado para cada jugador”.



Debe diferenciarse el asesoramiento a monitores y tiendas, partes activas en esa transmisión, pues unos están en contacto con el jugador mientras las tiendas desconocen qué juego y físico tiene el practicante. “Las necesidades a nivel de cordajes que le das a un monitor es muy diferente al que puedes hacer a una tienda. Los monitores están en contacto con jugadores que pueden entrar en competición, chicos que empiezan, niños pequeños… y ahí su función es ofrecerles un cordaje y una tensión adecuadas, enseñarles qué deben poner en su raqueta. Mientras, la tienda se orienta sin ver cómo juega el jugador, simplemente orienta sobre un cordaje y un precio sin saber qué tipo de jugador es. Lo que vemos es que muchísima gente, tanto niños pequeños como a nivel amateur, utiliza cordajes no adecuados para ellos”.

¿Qué debe tener en cuenta tanto un monitor y una tienda como un jugador a la hora de elegir un cordaje determinado? Las variantes y factores a tener en cuenta son numerosos, derivados, en el caso de Tecnifibre, de una regla para trazar un punto de partida. “Hay que tener en cuenta el tipo de juego que tiene, el físico, que va a influir mucho, el tipo de raqueta que va a llevar, el material que va a llevar. Nosotros manejamos una regla con la que diferenciamos raquetas de más de 300 gramos y raquetas de menos de 300 gramos, desde ahí definimos el tipo de cordaje, teniendo en cuenta también el físico del jugador. Para raquetas de menos de 300 gramos hay que dar alternativas a los cordajes de poliéster, que son bastantes rígidos, no tienen flexibilidad. Estos cordajes, rígidos, en raquetas muy ligeras, pueden producir mucha vibración si el físico no acompaña. Hay mucha gente que compra las raquetas por la marca o por el jugador y lo que está en contacto al final es el cordaje. Podemos hacer de una raqueta mediocre una muy interesante con un buen cordaje"

Es fundamental conocer las diferencias de un cordaje flexible y otro rígido y los conceptos de duración a la rotura y duración de vida, características que no se suelen tener en cuenta, priorizándose antes la durabilidad o el precio. "Si tu juego y tu físico lo permite, el cordaje de poliéster te da mucha flexibilidad. En las raquetas ligeras el problema es que cuando recibes el impacto de la pelota la raqueta puede vencerse si no tienes un cordaje flexible. SI tienes una raqueta ligera y un cordaje rígido, se produce una vibración, además de que se pierde control. Por eso hay muchos factores a valorar. Desde hace unos años se estableció una moda, derivada de la máxima competición, en la que se usa cordaje de poliéster. Este cordaje tarda mucho en romper pero pierde propiedades mucho antes. Hay que diferenciar duración de vida de duración a la rotura. Un cordaje puede tardar mucho en romperse (duracion a la rotura) y la duración de sus propiedades (duracion de vida) verse afectadas mucho antes. Los cordajes, con el uso, van cediendo, retrociendo. Los de poliéster, con las flexiones y el golpeo van perdiendo elasticidad muy pronto. Y con ello, se producen vibraciones. Dependiendo del físico del jugador y de la tensión de la raqueta, aunque no se rompa, el poliéster pierde propiedades muy pronto, comienza a vibrar y crea lesiones. Esa información es la que tratamos de inculcar. Al no romperse este cordaje, es más barato porque no tienes que cambiarlo, pero eso a la larga puede ser perjudicial porque conlleva problemas.

A grandes rasgos, el poliester tiene más rigidez, menos flexibilidad, aportando más control. Por contra, los multifilamentos aportan confort, pues el cordaje flexiona mucho y absorbe el impacto, despide más la pelota. Estas características dependen, en gran medida, de la tensión elegida, un concepto siempre difuso por la cantidad de factores que deben tenerse en cuenta. Las marcas no deberían aconsejar una tensión concreta para cada raqueta. Así lo argumenta Rafael. "Este tema es muy complejo. Nosotros no podemos recomendar una tensión concreta para cada raqueta porque la cantidad de variables es altísima. Hay que conocer al jugador, su tipo de juego, qué es lo que busca, si control o potencia, cómo es la raqueta, qué tamiz tiene. No sabemos cómo te va a ir determinada tensión. Por ejemplo, en competición, cada jugador nos puede llegar y pedir quiero esta tensión. El jugador tiene que saber y experimentar las condiciones climatológicas, de cómo se encuentre físicamente, el tipo de pelota, la superficie…. Ellos se hacen la composición y decide sobre una o varias tensiones, con una escalada de variaciones. Es decir, la tensión es una elección que depende de lo que se necesite. No es una ciencia exacta, no podemos elegir una tensión para una raqueta. Influyen muchas cosas.“

Dependiendo de la tensión a a utilizar, la pelota encontrará dirección y velocidad diferentes. “Cuantos mas kilos pongas, más duro será el cordaje y más potencia tendrás que imprimir tú, con lo cual ganas control. Si pones menos kilos, ganas en potencia, la pelota sale despedida pero si tienes un brazo potente, vas a sacar muchas bolas fuera de la pista. Lo que hay que encontrar es el punto óptimo, que todos tus golpes estén dentro de la pista. Cuando encontramos una potencia de golpeo que pone pelotas en pista. De entrada hay que controlar la potencia generada entre raqueta, cordaje y brazo. Una vez encontrado ese punto óptimo, después vas ajustando para encontrar el toque.”

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter