Wimbledon 2017: Análisis de la final masculina

Jose Morón analiza al detalle el Roger Federer - Marin Cilic, la final masculina de Wimbledon. ¿Cuáles serán las claves del partido?

Cilic y Federer el año pasado en Wimbledon. Foto: Getty
Cilic y Federer el año pasado en Wimbledon. Foto: Getty

La gran final masculina de Wimbledon 2017 ya está aquí. Roger Federer o Marin Cilic será el ganador del tercer Grand Slam de la temporada. El suizo buscará hacer historia y convertirse en el tenista con más títulos en Londres (8), mientras que el croata buscará su segundo major, el primero en la Catedral del tenis. Analizamos este apasionante encuentro.

Roger Federer - Marin Cilic (H2H: 6-1. En hierba: 1-0)

Muchos pensarán que el suizo lo tendrá chupado para ganar el título pero el de Medjugorje es un grandísimo tenista y no va a regalar absolutamente ningún punto. Porque Marin es el gran olvidado. En las quinielas a ganador de torneos como éste, Cilic no aparece en ellas. Incluso hombres que nunca han ganado un grande como Raonic, Nishikori o Dimitrov aparecen por delante de él, pero trabajando en silencio está a un solo paso de ganar su segundo Grand Slam.

A lo largo de su carrera, a Roger siempre se le han dado bien los tenistas del estilo de Marin: jugadores muy altos, con dificultades a la hora de desplazarse hacia los lados y con saque y derecha potentes. Pero el croata tiene un punto diferente al resto y es que ha mejorado bastante al resto, así como también tiene buen juego de pies a pesar de su altura (198 cm). Haría bien Federer en no subestimar a su rival ya que aunque es favorito, Cilic tiene la calidad necesaria como para derrotarle.

Los dos últimos enfrentamientos entre ambos dicen que esta final puede decantarse hace cualquier lado. En 2014, Cilic jugó un partido increíble en las semifinales del US Open y sacó a Roger del torneo en tres sets. Marin parecía tocado por una varita aquél día y apenas dio opciones ante un Roger un tanto apagado de ideas aquella tarde bajo el sol de Nueva York. El año pasado y en el único enfrentamiento entre los dos sobre hierba, Cilic se puso dos sets a cero arriba en el verde londinense ante Roger, que comenzó a remontar y terminó llevándose el partido en un duelo épico.

Posiblemente, Federer haya echado un ojo junto a su equipo al partido del año pasado ante Cilic. Roger empezó a recortar terreno frente al croata cuando echó un pequeño paso hacia delante y es que si deja que Marin tome iniciativa, se meterá en problemas. El suizo está jugando un poco menos ofensivo que en Australia, algo entendible ya que sobre esta superficie suele tirar más el slice, pero ante rivales como Dimitrov o Raonic dio un recital de juego ofensivo. Berdych en semifinales le quitó gran parte de la iniciativa y vimos una versión más irregular del suizo aunque supo jugar a la perfección los puntos importantes, algo que le hizo poder llevarse el encuentro.

Cilic habrá visto que la táctica que usó el checo no le fue del todo mal y es posible que veamos una versión muy ofensiva del número 6 del mundo, evitando que Roger se ponga de derecha y empiece a desplazarle primero hacia atrás con golpes profundos al centro de la pista, para luego tirar golpes angulados tanto de derecha como con su slice, que le permitan cerrar los puntos con un winner desde atrás o subiendo a la red. No es un gran pasador Cilic, por lo que el suizo intentará explotar esto durante el partido.

Las claves

Estamos ante dos tenistas que han llegado a la final con un muy alto porcentaje de puntos ganados con el primer saque. Federer acumula un 82,6% en esta estadística y Cilic un 83,5%. Se presupone que los dos se mantendrán en niveles superiores al 75% y que darán pocas opciones de break. El que sea capaz de aprovechar las pocas que tenga o quien lo haga mejor en el tiebreak, tendrá más opciones de llevarse el título.

Los dos van a querer dominar el espacio y jugar lo más cerca posible de la línea de fondo para irse hacia arriba. La lucha desde el fondo será grande. Quien equlibre la balanza hacia su lado en este factor, tendrá mayores opciones de llevarse el partido.

Otro punto importante que no podemos obviar es que en las últimas horas han confirmado que Roger tiene una sinusitis y que estaba siendo tratado de ello durante este sábado. El resfriado que arrastra desde hace muchos días se le ha complicado y es algo que podría afectarle a nivel físico a pesar de que Federer llega a esta final habiendo jugado hasta 4 horas y 32 minutos menos que el croata. No se espera una final muy física ya que los dos son tenistas muy de ataque, pero el estar mejor físicamente puede ayudar a pensar de forma más clara en los momentos importantes de cada set.

¿Y vosotros cómo veis la final? ¿Cuáles pensáis que serán las claves? ¿Os atrevéis a dar un ganador?

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter