Conchita: "Garbiñe tiene madera de número 1; tiene margen de mejora"

Conchita Martínez se deshace en elogios hacia la española Garbiñe Muguruza, con quien podría levantar Wimbledon mañana sábado

Conchita y Garbiñe. Foto: Mundo Deportivo
Conchita y Garbiñe. Foto: Mundo Deportivo

La edición de Wimbledon 2017, la que, de momento y a la espera de la final del sábado, ha visto a Garbiñe Muguruza llegar a la final, tendrá reservado un papel relevante en el futuro cuando se destaque el torneo de la española a su entrenadora en esta quincena, la aragonesa Conchita Martínez. En una entrevista con el diario El País, la capitana de Fed Cup y Copa Davis habla sobre diversos aspectos, virtudes y proyecciones de Garbiñe como jugadora.

Primeramente, Conchita hace referencia a cómo se transforma la vida de un ganador de Grand Slam. "No lo sé, porque no lo he hablado con ella, pero una vez que ganas un Grand Slam todo el mundo espera que muchísimo de ti. Te cambia la vida. Todos sabemos que es una tenista increíble, que está haciendo cosas importantes. Es joven y ya está luchando por los grandes títulos. Su evolución es muy buena. s verdad que puedes intentar buscar un poco más de regularidad, pero si ganas un grande o llegas a las finales: ¿Quién puede decirte algo?"

Sobre esa presión, Conchita trata de manejarla con calma. "Este mundo no es nada fácil. Es sacrificado, así que debemos disfrutar y apoyarla siempre. No tenemos que exigir tanto. Cuesta mucho estar ahí arriba, así que hay que apoyar mucho a las jugadoras. Terminó Roland Garros, perdió los puntos y enseguida dije que recuperaría el ranking".

Conchita responde con naturalidad y extensión cuando toca describir a la Garbiñe más personal. "Es una chica normal, extrovertida, simpática; cocina, se divierte, ve películas… No sé. No estoy con ella 24 horas al día, así que no sé cómo actúa con los demás. Sí me sorprende un poco el verla tan centrada y tan enfocada, pero no he notado una gran diferencia de un torneo a otro. A mí me gusta su madurez y la seriedad que tiene para afrontar determinadas situaciones. En los dos o tres últimos años ha cambiado. Aquí está teniendo una actitud 10. Está controlando muy bien sus emociones y está muy motivada; ha sabido salir de los momentos de adversidad que ha tenido y la veo con una actitud muy positiva, que es lo que se necesita para estar ahí arriba."

Continúa Conchita explicando la clave del éxito en este Wimbledon. "A mí me gusta ver a Garbiñe concentrada y concienciada en los entrenamientos, como ha estado estas dos semanas juntas. Fuera del tenis puede hacer lo que quiera. Aquí ha entrenado muy bien, está muy receptiva, sabe lo que tiene que hacer en cada momento y escucha. Me gusta verle disfrutar entrenando. Con esa actitud y disfrutando es como se consiguen cosas. Creo que está disfrutando incluso en los partidos".

Sobre su potencial, la capitana no duda en verla como una potencial número 1, un techo que Garbiñe ha rozado. "Ella es diferente, porque tiene un estilo de juego totalmente diferente. Tiene potencial para estar ahí arriba, y no lo digo para ponerle presión. Puede perfectamente llegar a ser la número uno. También me ha gustado mucho trabajar con Carla Suárez en la Copa Federación, pero desde luego que ella tiene madera para ser la número uno."

Aunque no con la continuidad que se le pide a su potencial, Conchita explica lo completa que es Muguruza, y el margen de crecimiento que tiene aún. "Si Garbiñe consigue seguir como lo está haciendo aquí, crecerá. Tiene margen de mejora. Lo que hizo con Kerber, con las subidas a la red, lo destaco mucho. No todo depende de ella, pero si ella está así solo tiene que fijarse en ella, porque si hace las cosas bien es una jugadora muy difícil de batir. Tiene golpes muy potentes, variedad, sabe sacar, defenderse, subir a la red…".

Por último, Conchita vuelve a destacar la predisposición en los entrenamientos, su capacidad para escuchar, algo que en determinados momentos del pasado le ha costado a Garbiñe. "Es una jugadora muy profesional y se lo deja todo; es perfeccionista, lo cual supone un arma de doble filo a veces; y sabe lo que hace y cómo se necesita trabajar para estar aquí. La veo jugando muy fina, agresiva y acertada en todo lo que hace. Hemos trabajado en eso y en los detalles, en una serie de puntos para que después las cosas salgan bien. Está muy abierta y muy receptiva, y eso ha sido muy bueno para mí. Aquí le pongo un sobresaliente total, porque ha estado perfecta. Lo que está haciendo aquí es el sueño para cualquier entrenador. No ha tenido ni un día malo, ni una mala cara. No tengo ningún pero con ella. Desde que empezó a entrenar ha sido todo oídos, receptiva, positiva, compartiendo ideas…".

Comentarios recientes