Los escalofriantes gritos de Mattek-Sands

Un mal gesto al ir hacia la red a volear. La rodilla se tuerce y Mattek-Sands cae al suelo. Con el paso de los segundos, el dolor aumenta y la estadounidense parece tomar conciencia de la gravedad de la lesión. Los gritos estremecen a la grada, y a su rival, Sorana Cirstea, que acude a ayudarla mientras Bethanie no para de gritar. Imágenes realmente duras:


Comentarios recientes