La experiencia del primer Grand Slam

Georgina García Pérez nos cuenta de su puño y letra cómo vivió su primera participación en un torneo de Grand Slam: ¡Wimbledon!

Georgina con su acreditación de jugadora en Wimbledon.
Georgina con su acreditación de jugadora en Wimbledon.

Es miércoles, el último que verá el mes de junio de 2017, y Georgina García Pérez se encuentra con un resultado de 3-6, 6-3, 5-4 y servicio a su favor. Un juego la separa de su primera victoria en la fase previa de Wimbledon, de su primer triunfo en un torneo de Grand Slam, de derrotar a Sachia Vickery y permanecer dentro de aquel sueño que hoy ya es una realidad. Pero se escapa. Una derrota que duele pero de la que se pueden extraer muchos aspectos positivos. Pero para qué seguir hablando si es la propia jugadora la que nos los puede contar. Hoy en Punto de Break recibimos una firma invitada de lujo, la firma de la sexta mejor jugadora española del ranking WTA. Su experiencia, sus curiosidades y sus sensaciones tras haber formado parte del evento más prestigioso del mundo del tenis.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

El lugar

Me quedo con la espinita clavada porque la fase previa se juega en Roehampton, donde está la LTA, y no en el All England Club. El club es muy sencillo, es como si fuera un campo donde a última hora ponen cuatro vallas y pintan las líneas. El motivo de que juguemos es aquí es porque el torneo es en hierba y buscan no machacar las pistas principales. Me hubiera gustado mucho ir al otro club como en los otros Grand Slams, donde sí que te juntas con los grandes jugadores.

La cultura

Wimbledon es como si fuera un templo sagrado, eso lo notas desde que aterrizas. Aquí en la Qualy es muy curioso que la gente tenga que pagar entrada para vernos, unos 5 pounds, además creo que es de los primeros años en los que se ha adoptado esta medida, pero no estoy segura. Wimbledon está customizado de arriba abajo con pelotitas y demás cosas de tenis, eso te hace entrar todavía más en el ambiente. La gente es una pasada, muy amable. Puede parecer una nimiedad, pero es importante subrayar que absolutamente todas las pistas del torneo, también las de entrenamiento, cuentan con lona, muy importante. En otros torneos de hierba a los que he ido nunca vi una lona. Chico, que estamos en Inglaterra, ¡que aquí llueve cada dos por tres!

Lo que sí me gustó fue la tradición de jugar de blanco, me parece muy elegante. Entrenar puedes hacerlo de color, pero el partido debes ir completamente de blanco, ni siquiera puedes llevar un sujetador negro.

El partido

Para empezar, ni siquiera sabía si llegaría a tiempo para competir. Lamentablemente, por motivos físicos, llegué sin poder entrenar ningún día, así que sumando esto más el resultado final, muy contenta no puedo estar. El partido se me escapó, duele perderlo así, pero sí que valoro el privilegio de haber formado parte de este gran torneo. Me ha faltado un poquito de atrevimiento, estaba muy fuera de ritmo y había perdido físico. E cambio, sí he podido sacar muy bien, tuve mis oportunidades, pero unas veces se ganas y otras se aprende.



Lo más impresionante

Lo más impresionante es un poco el conjunto global. Llegar, ver la organización, los coches del torneo… darte cuenta de que formas parte de uno de los mayores eventos que tiene el tenis y el deporte en general. Al principio hasta cuesta de asimilar.

Necesita mejorar

Aquí tengo varias cosas que señalar. Lo primero es que creo que a todo el mundo habría que tratarlo igual, al que ha ganado 10 Grand Slams y al que no ha podido ganar un torneo en su vida. Al final todos somos personas, jugadores y jugadoras que trabajamos lo más duro posible a diario para alcanzar nuestro mejor nivel. Por ejemplo, no me parece bien que a los jugadores de la previa nos hagan jugar en otro club, ¡es que ni siquiera tenemos permiso para entrar al All England Club!

Más cosas. Nos dan toallas completamente blancas, no son las oficiales de Wimbledon. Es como si a los buenos los apartasen de nosotros, también en cuanto a condiciones. Una chica me contó que el año pasado los de la organización le preguntaron si era ‘player’ o ‘pro’. Me parece muy feo. Luego está el tema del transporte, si no estás en el cuadro principal no te van a buscar al aeropuerto, cosa que en cualquier WTA sí lo hacen. De hecho, a mí una vez en un ITF $75.000 en Praga, recuerdo que vino mi madre a verme un poco más tarde durante el torneo y fueron a buscarla. ¡Un ITF! Por debajo de los WTA. Y aquí tienes un radio de diez millas para que te puedan llevar en el coche.

¿Hubo selfies?

No me hecho ningún selfie con nadie, seré yo que no soy mucho de estas cosas. Aparte de que tampoco había ninguna gran personalidad por allí. Con quien sí me hice un selfie fue con un fan que se tiró tres horas conduciendo solo para venir a verme. Es increíble. Un chico súper majo, comimos juntos aquel día.



Valoración general

Es mi primera experiencia en un Grand Slam y me hubiera gustado disfrutarlo un poquito más. Soy positiva pese a que no haya podido llegar en las mejores condiciones debido a la lesión y estoy contenta por haber competido, luchado y haber tenido mis oportunidades hasta el final. Salgo de aquí con mucha fuerza e ilusión para encarar los próximos torneos, el objetivo es hacerlo mucho mejor en el US Open. ¡Vamos!

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter