Anett Kontaveit, un diamante que ya emite brillo

La estonia de 21 años logró el primer título de una carrera profesional que se vaticina muy exitosa a tenor de su enorme potencial.

Anett Kontaveit en Hertogenbosch. Foto: zimbio
Anett Kontaveit en Hertogenbosch. Foto: zimbio

Su irrupción ha sido progresiva, sin excesiva prisa ni resultados fulgurantes. Anett Kontaveit ha sabido ir quemando etapas poco a poco hasta convertirse en una habitual del circuito WTA, y una de esas jugadoras a evitar por las mejores del mundo en las primeras rondas de los grandes torneos. Atesora un registro en este 2017 de 30 victorias y tan solo 9 derrotas, cifras mareantes para una mujer que ya es 39 en el ranking y que no deja de mirar hacia cotas más elevadas.

Ya dio muestras de su gran estado de forma ante Garbiñe Muguruza en Roland Garros 2017, forzando a la española a sacar su mejor tenis para derrotarla. Finalista en el WTA Biel hace unos meses, la de Tallín pudo culminar la faena en Hertogenbosch y sumar el primer título WTA de su carrera, tras vencer en la final a Natalia Vikhlyantseva. "Estoy muy emocionada. No pensé que pudiera ganar este torneo pero he jugado un gran partido y las sensaciones fueron geniales toda la semana", comentó la joven estonia en declaraciones recogidas por la web oficial de la WTA.

Kontaveit es una pegadora nata que se adapta a las mil maravillas a la hierba, mostrando una agilidad casi inaudita para desplazarse por la pista y golpear con eficacia a distintas alturas. Ya fue semifinalista de Wimbledon 2012 junior, cayendo en la final ante Eugenie Bouchard, y con este título en la ciudad holandesa de Hertogenbosch, presenta sus credenciales de cara a Wimbledon 2017.

"Siempre me ha encantado jugar sobre hierba cuando era junior. Estoy muy orgullosa de lo hecho esta semana, después de remontar dos partidos en los que tenía set abajo. He sabido gestionar las emociones, luchar hasta el final y sacar mi mejor tenis", aseveró una mujer que remontó ante Krystina Pliskova y Kirsten Flipkens en su camino hacia la gran final. Lejos de descansar, Anett tiene previsto viajar hasta Mallorca para seguir preparando la aproximación al tercer Grand Slam del año.

El tenis estonio de enhorabuena con el surgimiento de esta nueva estrella rutilante que toma el relevo de Kaia Kanepi, última tenista del país báltico en ganar un título WTA (lo hizo en Bruselas 2013). "Estoy muy feliz y orgullosa de ganar este título. Estoy trabajando muy duro y esto es la recompensa. Sigo mejorando cosas en base a mi sacrificio", argumentó una Anett Kontaveit que tiene mucho que decir en el panorama tenístico mundial.

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter