Thiem se las verá con Nadal

El austríaco Dominic Thiem vence con sorprendente facilidad a un Novak Djokovic resignado; sin capacidad de respuesta en el carácter

Paf¿Nuevo? Dos apuestas sin riesgo regaladas para empezar a pronosticar partidos
Dominic Thiem. Foto: Getty
Dominic Thiem. Foto: Getty

Dominic Thiem pisará en las semifinales de Roland Garros por segundo año consecutivo. El austríaco, que alcanzó el top-10 hace un año, cuando superó los cuartos en París en 2016, tendrá una nueva oportunidad de jugar su primera final de Grand Slam. Lo hará el viernes, ante el mito de la tierra batida, Rafael Nadal, después de apear al veigente campeón del torneo, el serbio Novak Djokovic, en un partido que inició hostilidades propias de una batalla que finalmente quedó en intento. El austríaco dominó con soltura la segunda y la tercera manga para enmudecer a un Djokovic que ofreció la versión conformista y transparente, la que se aleja del Nole que tenía respuesta de campeón, la energía del competidor por excelencia.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Porque esta sensación, compartida por todo aficionado que contempla el desarrollo del partido, es la que pone a Djokovic a merced del rival, cuando era él quien podía dominar o encontrar la forma de imponer con su figura para terminar permaneciendo en las situaciones más igualadas o desfavorables, la que salvaba los muebles con puntualidad histórica. Cuando finaliza la primera manga, el partido no encuentra en el serbio aquel jugador de gen ganador. Novak sigue en la búsqueda porque el proceso es nuevo y será largo.

Comenzando por el principio, el primer parcial queda determinado por la adaptación a una jornada de viento que deja muchas alternativas en el marcador, varias roturas de servicio, igualdad en las acometidas y una lectura general que parece, por momentos, muchos, poner a Djokovic en situación de ventaja táctica cuando varía con el revés y el servicio. Thiem, que tiene que echarse para atrás cuando la pelota bota alto, pues su revés necesita de mucha palanca y fuerza, se desplaza hacia las esquinas buscando aire en los tiros. Es Novak quien debe cerrar la pista y poner a correr al pupilo de Gunther Bresnik.

Y Dominic corre mucho; recupera la zona de la derecha, la que abre Djokovic con su revés paralelo, y pone el punto de nuevo con juego con su capacidad atlética, imponente. De jugador puro de arcilla. En un primer set extenuante, alterno y muy duro a nivel físico y mental, el tie break comienza a exponer los problemas de Nole para ir a por el partido. Los winners de Dominic, con revés paralelo y derecha invertida hacen daño. Y el partido termina abriéndose hacia el lado austríaco con el break tempranero del segundo set.

No hay rastro del Novak contragolpeador. En ningún sentido, sea el contragolpeador psicológico o el tenístico. Con su saque abierto en el lado de la ventaja, Thiem comienza a acelerar la contienda, que ve como los intercambios disminuyen, sin desgaste ni respuesta. El balcánico, que necesita un nivel altísimo para llegar a semifinales, se queda parado y parece aceptar con resignación una situación que requiere precisamente lo contrario: inconformismo, rabia, electricidad.

Un 6-3 y 6-0, plácidos y cómodos para Thiem, explican bien las dificultades de Novak apra reencontrarse con su mirada más desafiante. Lo intenta forzar en el segundo punto de la segunda manga, cuando alza el puño y busca la complicidad y apoyo de la grada, la que le vio como campeón hace un año. Pero es tímido el gesto, no está acompañado de la naturalidad del pasado. Un rosco cierra la cita para cruzar los nombres de Thiem y Nadal, seguramente los dos mejores jugadores hoy en día sobre la superficie. Una final anticipada.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter